<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Revolución

Criadas en revolución o las camareras del Titanic

En Venezuela las trabajadoras del hogar son indispensables para las amas de casa de clase alta y para quienes se friegan de sol a sol. Ingrato oficio y, también, ingratas ellas. El perfil antiguo de la mucama reservada y cabizbaja viró y rizó otro. Estas son algunas historias de domésticas y de patronas

La izquierda sin etiquetas

De verdad, yo no entiendo, de verdad, yo no sé, qué carrizos es ser de izquierda, sobre todo, cuando a la izquierda, que se etiqueta de izquierda, no le gustan las etiquetas. O algo así.

La revolución que no fue

Como muchos venezolanos tengo un sabor amargo en la boca. Cualquier ámbito de la vida nacional que se mire la palabra que lo identifica es crisis. Estamos en medio de lo que es la más severa crisis, dicen mis amigos historiadores, desde el siglo XIX venezolano. Esta crisis es una herencia directa del chavismo, como modelo político, económico y social. Nunca voté por el chavismo, pero no dejo de compartir la amarga situación en la que vivimos hoy los venezolanos. Padecemos las consecuencias de un proyecto fracasado. Se trató de una revolución, sólo en el discurso, y termina hoy el país en una suerte de involución en todo sentido.

Fracasó la lealtad a la revolución

El grandísimo problema de la “revolución bolivariana” fue sustituir a los mejores talentos por los más grandes jalabolas a su régimen. Como consecuencia, se pusieron en cargos públicos a fanáticos y familiares, sacrificando así el progreso en nombre del acatamiento

Un Chávez para cada campaña

Hugo Chávez pasó de apoyar una revolución democrática en 1998 a aupar el socialismo del siglo XXI hasta el final de sus días; de liquiliquis a chaquetas tricolor; de tener una vitalidad envidiable a mostrarse vulnerable ante la lluvia. Chávez no siempre fue el mismo, se reinventó ante sus votantes con cada campaña electoral, aunque con estrategias constantes bajo la manga que le aseguraron sus victorias

El arte de fracasar

El fracaso es una mancha que casi todo el mundo desea ocultar y negar. Pero de allí a convertirlo en gloria es una transmutación de opuestos que muy pocos, salvo los hermanos Castro, han sabido realizar y propagar hasta recibir la bendición papal.

Nuestro "cupulero revolucionario"

Es posible que se haga "el indio", quizá por sus orígenes bastante extraviados en su proceso de occidentalización o por la lucha que dice defender, pero que sólo utiliza para engañar. Se dice "chavista" pero anda pendiente de una "Black Card", detesta a los críticos porque son los que le tumban la fiesta, y odia a los que proponen salidas a la crisis porque atentan contra su medio natural de vida.

Patriotas cooperantes: los sapos de la revolución

No hay certeza de su pérfida existencia. En cambio sí hay detenidos por sus supuestas acusaciones. Los patriotas cooperantes no son invento inédito del socialismo del siglo XXI. Por ejemplo: KGB soviética. Son grupos que vigilan a los ciudadanos y chismean para garantizar el control social y neutralizar las actividades de los opositores al gobierno

El chavismo odia el talento

Pareciera que el chavismo odiara la inteligencia, el ingenio y el talento. Un país se levanta con trabajo, pero los cerebros venezolanos dormitan en las colas de los supermercados