<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

sos

Kwashiorkor, la cara del hambre en Venezuela

El pasado 23 de junio asistí a un seminario organizado por la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría y allí quedó plasmado para el asombro de muchos de los presentes, la situación real de la desnutrición aguda de Venezuela, que se instaló en nuestras comunidades mucho antes de lo que nos pudimos dar cuenta y no pareciera encontrar salida a corto plazo Con el apoyo de la SVPP, Fundación Bengoa, Observatorio de la Salud y otras importantes organizaciones del país, así como de personalidades ligadas fuertemente a la nutrición y la alimentación en Venezuela, se llevó a cabo el seminario “La nutrición infantil en emergencia” un espacio para dar a conocer la situación real de la desnutrición en la primera infancia.

Mi mesa está vacía

Años noventa, el comienzo del siglo XXI, el boom tecnológico, el mar de información que nos brinda internet, la globalización en todo su apogeo; un período de grandes cambios y procesos culturales que abrieron campo a nuevos modelos de preparación, cocción y elaboración de platos Como bien es sabido, a finales de esa década se inició un proceso político, social y económico que, para ese momento, implicó una visión innovadora, atrayente, diferente, que idealizaba una nueva Venezuela, y para un pueblo con grandes déficit -desempleo, inflación y otros fenómenos sociales que afectaban la vida cotidiana-, renovaba sus deseos de cambio y de aceptación.

¿Quién dijo que los venezolanos no somos solidarios?

Hace unos días hicimos una primera entrega para dar a conocer siete fundaciones que contribuyen para llenar los estómagos vacíos en Venezuela. Sin embargo, todos los días nos enteramos de alguien nuevo y por eso, presentamos la iniciativa Arepas para llevar. ¿Conoces más? ¡Con gusto lo compartimos!