Vargas

Perreras humanas: así se movilizan los venezolanos ante la falta de transporte

En medio del colapso económico, el venezolano promedio ha sido condenado a perder horas de vida en paradas de autobuses, a la espera de alguna unidad con espacio suficiente para viajar sin caer al pavimento. Los que logran abordar alguno de los pocos buses que siguen funcionando se someten a un agobiante hacinamiento. Otros pasajeros se atreven a subirse a  atestados camiones o camionetas de carga, hoy llamados popularmente "perreras". 

Diablos de Naiguatá danzaron sin cesar para honrar su fe

Una vez más las calles de Naiguatá, estado Vargas, se llenaron de hombres danzantes vestidos con mascaras de diablos, mucho color y animales para venerar al Santísimo Sacramento en este jueves de Corpus Christi, en una tradición proveniente de los tiempos de la colonia. Además, esta celebración coincidió en 2018 con la Coronación de la Virgen.

Cuatro días lleva un cadáver dentro de una casa en Vargas

El mal olor y las centenares de moscas que rodean la casa de Ramón Cedeño no dejan dormir a los habitantes de una en Barrio Aeropuerto, ubicado en el costero estado Vargas, en el norte de Venezuela. La razón es que Cedeño lleva una casi semana muerto y las autoridades forenses no han levantado el cuerpo por falta de transporte.

El amor incondicional de una misionera a un niño abandonado

Desde el año pasado, convencido por el amigo más devoto que tengo e impulsado por el padre Omar Hernández, fui al estado Vargas como misionero. Muchos creen que este trabajo se trata de ir predicando y rezando, convenciendo a personas de unirse a la religión católica. Pero no. Las que yo voy, no son así. Se tratan de ayudar a los sectores más necesitados en este estado costero golpeado por la pobreza.

Hasta Bs 1 millón en efectivo se llevan los temporadistas para bajar a La Guaira

A pesar de la crisis y la escasez de efectivo los caraqueños mantienen la tradición de tomar un día bajo el sol en las playas varguenses durante el asueto de Semana Santa. Muchos de ellos llevan el dinero necesario para costear sus gastos, como los pasajes para el autobús y el pago de los toldos y las sillas. Los altos costos de los productos que venden en las costas obligan también a las familias a llevar todo lo que consumen.