Vaticano

Vaticano califica de "positiva" posibilidad que grupo de países medien en crisis venezolana

El Vaticano valoró "muy positivamente" la posibilidad de que un grupo de países elegidos por el Gobierno de Venezuela y la oposición acompañen unas negociaciones para hallar una salida a la "grave crisis" que vive el país.El grupo actuaría como garante de las negociaciones, dijo el nuncio apostólico y observador permanente de la Santa Sede ante la ONU, Bernardito Auza, en una declaración presentada ayer -y divulgada este miércoles- en un diálogo con observadores permanentes de la OEA durante la 47 Asamblea General que se desarrolla en Cancún.

El grupo estaría integrado por naciones de la región o, eventualmente, de otros continentes, indicó Auza, quien señaló que la situación de Venezuela "ha adquirido tintes dramáticos en los últimos meses", pese a los esfuerzos realizados.

Durante la primera sesión plenaria de la Asamblea General, el subsecretario de Estado de EE.UU., John Sullivan, propuso el martes formar un grupo de naciones para "facilitar una salida" a la crisis, algo que la entonces canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, rechazó por "inútil e innecesario".

Sullivan afirmó que es un momento decisivo para que la OEA "pruebe su relevancia" y autorice ese "grupo de naciones", contemplado en los dos proyectos de resolución presentados en la reunión de cancilleres sobre la crisis de Venezuela celebrada el lunes.

Dicho encuentro, que siguió a otro celebrado en Washington el 31 de mayo pasado, fue suspendido después de que ninguna de las dos propuestas de declaración alcanzara los 23 votos necesarios (los dos tercios de los 34 Estados miembros representados).

Rodríguez dejó claro que ese "grupo de contacto" es "completamente inútil e innecesario" y que la única forma en que EE.UU. podría imponer su voluntad sobre Venezuela sería "con sus marines", lo que sería respondido de manera "contundente".

Auza recordó que el 30 de abril, el papa Francisco llamó al Gobierno y a todos los venezolanos a evitar cualquier forma de violencia, a respetar los derechos humanos y buscar "soluciones negociadas a la grave crisis humanitaria, social, política y económica que está golpeando a la población".

Al respecto, dijo que el actual clima ha afectado a la Iglesia católica de Venezuela, donde se han registrado "amenazas a sacerdotes, irrupciones violentas durante las celebraciones litúrgicas, acusaciones injustificadas contra instituciones eclesiásticas y ataques difamatorios públicos contra algunos obispos".

Pese a ello, agregó, la Santa Sede, "partiendo de la convicción de que deben ser los propios ciudadanos quienes pongan las bases para solucionar los problemas internos, considera que no deben escatimarse los esfuerzos para ayudar a que el país salga de su grave crisis".

El nuncio expresó así su esperanza de que la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuya 47 Asamblea General concluye este miércoles y ha estado marcada por la crisis de Venezuela, pueda ayudar a solucionar la grave crisis que vive ese país. ]]>

Conferencia Episcopal afirma que el papa Francisco "no está de parte del Gobierno"

El papa Francisco está "muy conmovido" por la situación de inestabilidad que vive Venezuela y no está de parte del Gobierno sino con quienes "más sufren", declaró este jueves el presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), Diego Padrón.Padrón, que se reunió en el Vaticano con el pontífice, denunció en una rueda de prensa la "propaganda" del Gobierno venezolano, que ha manifestado que "el papa está de su parte y, por lo tanto, en contra de la oposición y lejos del pueblo".

"Queremos desmentir totalmente esa posición. Estamos convencidos de que el papa va por la línea del Evangelio y está fundamentalmente con aquellos que más sufren. Por eso el papa apoya hoy todo lo que se haga en favor de Venezuela y todo lo que haga la CEV", señaló.

Francisco recibió a los seis obispos que componen la dirección de la CEV, que acudieron a la reunión para "abogar por su pueblo" y "sin ningún interés de entrar en confrontación con el Gobierno".

Los obispos relataron al pontífice la situación que atraviesa el país, donde, según el arzobispo de Cumaná, "todo el pueblo sufre hambre, la falta de medicina, la inseguridad y la zozobra", y donde se suman "dos meses de continuas manifestaciones diarias donde ya han muerto 70 jóvenes de manera violenta y cada vez más violenta".

"Estamos realmente muy preocupados y el papa nos ha manifestado que él personalmente siente profundamente la situación y que está bien enterado, que nos acompaña en todo y que está muy cercano al pueblo venezolano", afirmó Padrón.

En el encuentro los dirigentes de la CEV le entregaron al pontífice argentino un informe sobre las víctimas mortales de las manifestaciones, "la flor y nata" del país, y otro con "todos los comunicados, afirmaciones y decisiones" de la CEV.

El papa, según el presidente de los obispos venezolanos, demostró estar "muy bien informado" y "muy conmovido" por lo ocurrido y les trasladó "todo su apoyo, tanto a la Iglesia como al pueblo venezolano".

Según el arzobispo, el papa está a favor de una nueva mediación, tras la fracasada mesa de negociación en la que participó el Vaticano, pero tiene que estar basada en la carta que el secretario de Estado vaticano, Pietro Parolín, mandó en diciembre.

En aquella misiva el purpurado, antiguo nuncio en Venezuela, reclamaba al Gobierno la creación de un canal humanitario, el reconocimiento de la Asamblea Nacional, la liberación de los presos políticos y una ruta electoral.

Preguntado por lo que puede hacer el papa argentino para aliviar la situación en el país, Padrón destacó que "tiene un gran radio de acción" y puede recurrir a su gran influencia en todo el mundo.

"El papa tiene un gran radio de acción. Todos los contactos, toda la moral que tiene para hablarles a los Gobiernos y a los pueblos, y él puede hacer mucho en favor de Venezuela", dijo.

"Confiamos en que esa visión internacional y esa ayuda internacional va a ayudar al pueblo venezolano", sostuvo.

Y añadió: "Cuando los Estados, los Gobiernos y los pueblos del mundo entero hablan de una situación, son una gran fuerza para hacer cambiar la situación".

El presidente de la CEV dijo que la solución para pacificar su país pasa por que "el Gobierno cuanto antes admita que las políticas son erradas" y que reconozca "las necesidades del pueblo".

"En este momento hay necesidad de abrir una ayuda humanitaria. No importa el nombre. Si al Gobierno no le gusta la palabra 'canal humanitario' podemos utilizar otra, como 'solidaridad fraterna'. Pero no podemos negar la realidad", explicó a los medios.

Padrón dijo que la Santa Sede apoya "totalmente" el rechazo a la reforma de la Constitución que el Gobierno del presidente Nicolás Maduro pretende impulsar, porque, según la CEV, "es innecesaria", ya que el pueblo "necesita alimento, medicina, seguridad, lecciones, respeto a su dignidad y, por ejemplo, el derecho a la manifestación".

"Y eso no se va a resolver con un cambio de Constitución", dijo.]]>

Maduro instala Consejo de Seguridad de la Nación para resolver "impasse"

El presidente de la República, Nicolás Maduro, instaló en horas de la noche de este viernes el Consejo de Seguridad de la Nación con el fin de resolver el "impasse" generado este viernes entre la Fiscalía General de la República y el Tribunal Supremo de Justicia por la discrepancia de criterios en torno a la sentencia del Poder Judicial en la que se adjudica funciones legislativas.

Embajadores comparten “última cena” tras muerte de democracia venezolana

Los representantes de cinco gobiernos críticos con Maduro, incluido el encargado de Estados Unidos, se reunieron con el nuncio apostólico, Aldo Giordano. Ya dos están en sus respectivas capitales contando lo que aquí ocurre. ¿Qué hablaron en el ágape? Misterio…Ocurrió la noche del jueves 30 de marzo. Antes de retornar a Santiago, para atender el llamado a consultas de su presidenta Michelle Bachelet, el embajador chileno Pedro Ramírez Ceballos ofreció un sencillo agasajo a algunos de sus colegas del cuerpo diplomático acreditado en Caracas.

Urosa Savino: Pareciera que el Gobierno se burló del Vaticano

El cardenal venezolano y arzobispo de Caracas, Jorge Urosa Savino, señaló este jueves que la iglesia católica apoya el diálogo en Venezuela, pero que "pareciera" que el Gobierno del país caribeño "se ha burlado del Vaticano" porque, a su juicio, toma medidas contrarias a las acordadas en el proceso."Creemos en un diálogo, pero en un diálogo para resolver, y realmente pareciera más bien que lo que ha pasado es que el Gobierno se ha burlado del Vaticano y se ha burlado de la iglesia porque hacen ver que quieren ir adelante con el diálogo, pero luego toman una serie de medidas que van en contra", dijo el cardenal.

En una entrevista con la emisora Unión Radio, indicó que el proceso de diálogo entre el Gobierno del presidente Nicolás Maduro y la oposición venezolana "llegó a un punto casi muerto" en noviembre, cuando, según él, los acuerdos a los que habían llegado las partes no se habían cumplido.

En ese sentido, resaltó que la carta enviada en diciembre por Pietro Parolin, el secretario de Estado del Vaticano, indicaba que la Santa Sede no estaba satisfecha con lo que se había logrado a través de las conversaciones.

"El cardenal Parolin indicaba cuatro puntos que el Gobierno no había cumplido: lo de la liberación de los presos políticos, lo de la resolución de la crisis de alimentos y de salud, lo de la restitución de la autonomía y de las facultades constitucionales al Asamblea Nacional (Parlamento) y lo de la ruta electoral", detalló.

Puntos a los que la oposición venezolana ha demandado su cumplimiento y que, según esta, fue motivo para que abandonara el proceso de diálogo.

El cardenal hace énfasis en que, por el contrario, el Gobierno fortaleció "el ataque" contra la Cámara, "ataca la inmunidad de los parlamentarios", "no se liberan presos que han recibido boleta de excarcelación", y que hay, a su juicio, el Gobierno "en vez de resolver problemas lo que hace es agravarlos".

"Lo que hace es fortalecer su hegemonía", agregó.

En cuanto a la posición de la iglesia sobre el diálogo, Urosa Savino lo consideró "sumamente importante", pero resaltó que la institución cree en que este proceso debe ser reemplazado por un diálogo "verdaderamente efectivo" para resolver los problemas que atraviesa la nación.

El Gobierno y la oposición iniciaron en octubre pasado un diálogo político bajo el auspicios del Vaticano y de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), en el que actuaron como mediadores el expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero y los expresidentes de Panamá Martín Torrijos y de República Dominicana, Leonel Fernández.

Sin embargo, ambas partes lo han dado por concluido después de que la alianza opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD), que está en proceso de reestructuración, denunciara que el Gobierno no ha cumplido los compromisos adquiridos, como la liberación de presos.

Almagro pide a mediadores que presionen por elecciones en Venezuela

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, pidió este jueves a los mediadores del diálogo en Venezuela que presionen por unas "elecciones libres", porque esa es "la única salida" de "un régimen autoritario."Primero hay que restablecer la democracia, devolver la decisión soberana al pueblo y, a partir de ahí tendrá que haber diálogo, pero hoy simplemente el diálogo ha sido una excusa para seguir violando la Constitución", dijo Almagro en una entrevista con Efe en la sede de la OEA en Washington.

"Cada uno de los retrocesos en la mesa de diálogo han implicado violaciones directas de la Constitución", agregó el titular de la OEA, que adelantó que el próximo lunes o martes publicará su informe actualizado sobre la situación en Venezuela.

En opinión de Almagro, el único camino para que Venezuela salga de su crisis política y social son unas elecciones "libres, abiertas y para todos", que son "siempre la salida de un régimen autoritario en todos lados", como "en los años 1980 en Chile, en Argentina o en Uruguay".

"Tienen que presionar (los mediadores) por devolver los derechos a la gente y esos derechos incluyen la posibilidad de decidir su futuro y su futuro solo puede ser decidido políticamente en un marco de elecciones libres, no hay otra forma", indicó.

Almagro considera que los intentos de diálogo entre el Gobierno y la oposición, con la mediación de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y el Vaticano, "se están haciendo en condiciones absolutamente autoritarias" y, por tanto, "es imposible que den los resultados y frutos necesarios".

"La salida es una decisión de la gente en elecciones libres, y esa es la salida real del país, primero hay que restablecer la democracia", subrayó.

Almagro, una de las voces internacionales más críticas con el Gobierno de Maduro y que más ha atendido a la oposición, anunció el pasado 10 de febrero que actualizará el duro informe de 132 páginas sobre Venezuela en el que el pasado 31 de mayo concluyó que en ese país existe una "alteración del orden constitucional que afecta gravemente al orden democrático".

El nuevo documento, que anunció en rueda de prensa con una delegación opositora, se centra en "los retrocesos" ocurridos desde noviembre y reabre el debate de la Carta Democrática de la OEA, que no se movía desde junio pasado porque los países que se han declarado "preocupados" por Venezuela prefirieron dar una oportunidad a los varios intentos de mediación entre el Gobierno y oposición.

Con el informe del pasado mayo, Almagro se convirtió en el primer secretario general de la OEA en recurrir a la Carta, un instrumento jurídico que puede llevar a la suspensión de un país miembro, contra la voluntad del Gobierno del Estado.