zapatero

España defiende la vía del diálogo en Venezuela

El ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García-Margallo, insistió hoy en que España aboga por el diálogo entre las partes en Venezuela y destacó la postura "elegante" del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero al informar en todo momento al Gobierno de Madrid de sus movimientos en el país caribeño.Así se expresó García-Margallo hoy en Madrid, al ser preguntado por la entrevista que mantuvo el pasado sábado Rodríguez Zapatero con el líder opositor venezolano Leopoldo López, que cumple en la cárcel una condena de casi 14 años.

El expresidente español mantuvo un encuentro inédito con el opositor venezolano y fue el primer líder internacional al que se le permite ver al fundador del partido Voluntad Popular desde que se entregó a las autoridades en 2014, acusado de violencia en una manifestación.

El Gobierno español quiere "por el bien de Venezuela" que se respete la Constitución del país y todos los mecanismos constitucionales, incluido el referéndum revocatorio, dijo García-Margallo.

España también quiere, continuó el titular de exteriores, el respeto de todos los derechos humanos, que incluye "la salida de cien presos que están detenidos sin motivos conocidos y con procedimientos realmente adulterados".

García-Margallo subrayó que España aboga por un diálogo entre Gobierno y oposición en el país latinoamericano que permita una reconciliación nacional, "condición inexcusable para sacar al país de la crisis económica y monetaria" por la que atraviesa.

El jefe de la diplomacia española aseguró que habla "prácticamente todos los días" con Rodríguez Zapatero y que éste tiene "una postura extraordinariamente elegante".

"En cuanto se produce una reunión o un avance me llama por teléfono y me lo comunica. Es lo que debe hacer cualquier líder político que vaya al exterior", añadió. 

Margallo: Nuestro objetivo es ayudar a la reconciliación nacional en Venezuela

El ministro español de Exteriores, José Manuel García-Margallo, subrayó hoy que España intenta por "todos los medios" favorecer en Venezuela un diálogo entre gobierno y oposición que permita "una auténtica reconciliación nacional" y "solventar la crisis humanitaria" que vive ese país.García-Margallo hizo estas declaraciones en una rueda de prensa con motivo de la primera Conferencia Internacional de Diplomacia Preventiva en el Mediterráneo, que tiene lugar hoy y mañana en Alicante (este), organizada por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Casa Mediterráneo.

Zapatero asegura que el camino para salir de la crisis será "largo, duro y difícil"

El ex presidente de España, miembro del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró que luego de reuniones tanto con el gobierno como con la oposición, halló "la voluntad de diálogo en ambas partes" para superar la crisis que atraviesa Venezuela.Zapatero, junto a los ex mandatarios Martín Torrijos (Panamá) y Leonel Fernández (República Dominicana), dio una rueda de prensa en la que advirtió que el camino de la pacificación en el país será " largo, duro y difícil". Aún así,  insistió en que "el camino que necesita Venezuela es el diálogo nacional".

El líder socialista no ofreció fechas de inicio de estas conversaciones entre el oficialismo y la oposición. "Serán cuando las condiciones de confianza estén dadas", dijo. Tampoco dejó clara cuál será la agenda del llamado "diálogo nacional".

Añadió que los representantes de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) han trabajado en los últimos meses en una "tarea de acompañamiento con Venezuela" que trata de "facilitar un respaldo y ayuda, desde la perspectiva democrática, constitucional y desde el respeto a la soberanía de Venezuela".

El dominicano Fernández, por su parte, señaló que su labor en la "gestión de acompañamiento" está en la coordinación de un equipo económico que está encargado de analizar aspectos como el abastecimiento y la inflación, para lograr "reactivar el crecimiento económico" de la nación.

"Es fundamental volver a la estabilidad con crecimiento económico. Para esto habrá una subdivisión dentro del diálogo nacional, con integrantes tanto del gobierno como de la MUD, así como con economistas y personas del sector privado que puedan ayudar al crecimiento económico de Venezuela."
Sobre el referendo revocatorio, el expresidente español evadió pronunciarse y expresó que su tarea solo se trata de buscar un diálogo nacional y tratar problemas institucionales.

Tampoco fue claro en los asuntos tratados en las reuniones. Aseguró que se dieron "aproximaciones" a temas como la posible liberación de presos políticos y el desconocimiento por parte del gobierno a la Asamblea Nacional, pero que "estamos en el inicio de un camino".

El exmandatario consideró que la contribución de El Vaticano en las conversaciones de paz podría ser "positiva", esto ante la cancelación de la visita que haría a Venezuela el Secretario para las Relaciones con los Estados de la Santa Sede, Paul Richard Gallagher, en los días 24-29 de mayo.

Añadió, acerca de las quejas que hizo Maduro en rueda de prensa, declarando que ha sido arremetido por varios medios españoles a los que acusa de ser cómplices de una "campaña para preparar condiciones para una agresión a Venezuela", que "en España hay una amplísima libertad de prensa" y que es mejor tener "exceso de libertad de expresión", que una libertad limitada.