Eulogio del Pino firmó desde PDVSA contrato con bufete del juez Garzón en 2017

El acta notarial les da poderes al bufete del ex juez Garzón para ejercer en España las acciones legales en relación al ‘caso Bariven’, señalan los documentos publicados en exclusiva por The Objective.

Eulogio del Pino firmó desde PDVSA contrato con bufete del juez Garzón en 2017

Eulogio del Pino el que era presidente de la estatal Petróleos de Venezuela y desde 2017 está preso acusado de corrupción por sus compañeros chavistas, otorgó poderes a tres abogados del despacho del ex juez español Baltazar Garzón para que le representasen en España.

El documento que lo prueba está fechado en 2017, un año más tarde que otro documento oficial de PDVSA en donde se acuerda la contratación de los servicios de Ilocad, el bufete de Garzón, mediante un acuerdo por 8,8 millones de euros para, entre otros asuntos, «coordinarse con la Fiscalía y los tribunales en España».

Ese poder notarial demuestra la relación directa entre Ilocad y la petrolera venezolana. Concretamente, el presidente de PDVSA otorga poder a tres letrados relacionados con Ilocad: Aitor Martínez Jiménez (ya en 2014 vinculado a la fundación de Garzón, Fibgar, y actual integrante de su bufete), Pedro Javier Díaz Carreño (en 2017 firmaba recursos con Garzón y figura en su bufete hoy) y Ricardo Evaristo Arranz Pareja (gerente de Ilocad de 2014 a 2020).

El acta notarial les da poderes para ejercer en España las acciones legales ya descritas en la solicitud de contratación de un año antes y siempre en relación al ‘caso Bariven’, señalan los documentos publicados en exclusiva por The Objective.

Recomendación de clientes

Esto choca con la versión de Ilocad de que no fue contratado por Pdvsa y coincide con el contenido del escrito difundido por The Objective y que ya estudia la Audiencia Nacional de España, según confirman diversas fuentes jurídicas.

El citado documento, publicado días atrás por este diario, evidenciaba que PDVSA autorizó el pago de 8,8 millones de euros para la contratación de Ilocad por recomendación del despacho de Estados Unidos Squire Patton Boggs, defensor de un narcosobrino de Maduro y cliente de dicha petrolera. Días después de pedir sin éxito su versión, Ilocad alega ahora que le contrató Squire Patton Boggs, no PDVSA.

PDVSA otorgó directamente el poder a Ilocad, no a Squire Patton Boggs, «para comparecer ante cualesquiera juzgados, audiencias y demás tribunales, ordinarios o especiales, tanto nacionales como internacionales de cualquier grado de o jurisdicción y ante cualquier otra magistratura, fiscalía…». No solo eso, sino que también se le daban competencias para «tachar testigos y tachar pruebas, renunciar a ellas, instar autorizaciones judiciales y un posible arreglo».

Lea la saga completa en The Objective, Periodismo Ethos