Exigen a Maduro mejorar condiciones del J.M. de los Ríos

Médicos, enfermeras, padres y representantes de los niños hospitalizados en el J.M de los Ríos se unieron en su reclamo para exigir al gobierno que se reparen las instalaciones y se dote al hospital de todos los insumos necesarios para evitar más muertes de niños

Exigen a Maduro mejorar condiciones del J.M. de los Ríos

A las puertas del hospital de Niños J.M de los Ríos, en San Bernardino, estaba Ángel Zabaleta. En sus brazos sostenía a su pequeña hija Emma, de dos años de edad.

La niña tiene signos de desnutrición causadas por una enfermedad que la mantiene incapacitada para ingerir comida. “La enfermedad de mi hija todavía no tiene un diagnóstico certero. No encontramos un hospital con médicos especialistas y aparatos médicos para realizarle una serie de exámenes”.

Zabaleta proviene de Carúpano, estado Sucre, en donde no encontró ningún apoyo para el tratamiento de su hija. “Mi niña requiere de una serie de exámenes y una leche especial para alimentarse. Fui a distintos organismos del gobierno regional y ninguna autoridad me atendió. Fue muy indignante como si derrocharon millones de bolívares para realizar unas fiestas de carnaval”.

Con esta situación se vino a Caracas a buscar ayuda en el Hospital J. M. de los Ríos.  “Me encuentro que este hospital de referencia nacional tampoco tiene insumos. La mayoría de los equipos están dañados, no hay comida para la alimentación de los niños y cerraron varios servicios, entre ellos la sala de terapia intensiva. Por esto y otras razones me sumo a la protesta para exigir al gobierno de Nicolás Maduro, más atención para los hospitales, es nuestro derecho tener un mejor sistema de salud”, señaló.

Zabaleta, junto a otros padres y representantes de los niños allí hospitalizados, manifestaban con pancartas en sus manos y exigían a las afueras del hospital, que se cumplan las medidas cautelares dictadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Graves problemas

El doctor Huníades Urbina, presidente de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría, señaló que el J.M. de los Ríos sufre varios y graves problemas desde hace 10 años. Las deficiencias afectan de manera directa su calidad en la atención.

“Este es el hospital de referencia nacional, y aquí no hay agua, tampoco jabón para hacer el lavado de manos si llega el coronavirus. Los servicios de dietética están cerrados, prácticamente, y las madres tienen que poner de su bolsillo para poder comprar los alimentos a sus hijos”, dijo Urbina.

Indicó, además, que los padres y representantes también tienen que asumir los gastos de los exámenes pues en el hospital no funcionan las máquinas para realizar radiografías, tomografías, resonancias, o estudios de laboratorios, Asimismo señaló que el servicio de bacteriología cerró sus puertas.

“En este momentos en este hospital no tenemos los mecanismos para realizar un diagnóstico que pudiera atacar a un paciente. En Venezuela, y no solo en el hospital de niños, sino en cualquier centro de salud los pacientes deben invertir 70% del costo para estar hospitalizados o ser atendidos”, señaló Urbina.

El médico indicó que volvieron a protestar para llamar la atención del gobierno para que atiendan el sector salud. “Los pacientes en los hospitales se están muriendo por falta de insumos, 22% de nuestros médicos se han ido del país por la crisis en la salud, pero aquí quedamos una gran cantidad de profesionales que seguiremos en pie de lucha exigiendo se mejore la atención de salud para la gente, en especial para los niños”.

A la espera de trasplante

Elsa Morillo, es otra de las madres que decidió salir a protestar para exigir que el Estado cumpla con su deber de dotar de insumos, equipos y medicinas al J.M de los Ríos.

“Mi hijo es paciente del servicio de hematología, tiene 16 años de edad y  tenemos más de un año esperando que se le entregue un medicamento y se le realice un trasplante, igualmente estamos esperando la colocación de la sangre congénita, así como otros tratamientos”, afirmó.

“Los pacientes de hematología no cuentan con el servicio de agua, no reciben su dieta, no se cuentan con los reactivos para realizar las hematologías a los niños, así como los otros exámenes de laboratorio, es muy difícil la situación que atravesamos, exigimos se respete el derecho a la vida de nuestros hijos” dijo Morillo.

Derecho a la salud

El doctor Douglas León Natera, presidente de la Federación Médica de Venezuela, quien estuvo apoyando la protesta señaló: “aquí estamos nuevamente exigiendo al gobierno que se respete el derecho a la salud. No podemos aceptar la negativa de estas autoridades, que al saber de la protesta mandaron un camión con unas cajas, para hacer creer que está dotando al hospital. No pueden ser tan irresponsables”.

Pablo Zambrano, presidente del Sindicato de trabajadores de la Salud, indicó que todos los hospitales de Caracas están en estado  caótico.

“El que más o menos funciona es el hospital Vargas, pero es por la ayuda de  la  ONG Médicos sin Fronteras. Todos los demás están en crisis, mandan pocos insumos que no alcanzan para atender a todos los pacientes. No hay agua, las infraestructuras estás destrozadas. Pero vamos a seguir en las calles protestando contra este gobierno indolente”, señaló.