<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Extraoficial: 1.745 muertes violentas en Caracas en 4 meses de 2017

La violencia en la capital venezolana cobra la vida mensualmente de un aproximado de 436 personas, es decir 15 diarias, uno cada hora y media. Las muertes causadas por heridas producidas por armas de fuego, sigue siendo el común denominador, según fuentes policiales a las que tuvo acceso El Estímulo.

Extraoficial: 1.745 muertes violentas en Caracas en 4 meses de 2017

Este fin de semana resaltaron tres casos, de los 19 registrados hasta la mañana de este domingo. El primero de ellos es la muerte de Franyerson González Martínez, joven de 19 años de edad, quién recibió un disparo en un calabozo de la Guardia Nacional en Petare, municipio Sucre del estado Miranda.
González fue localizado este sábado con un impacto de proyectil de fusil en la espalda, entre 4 y 6 de la mañana. Una de las versiones que maneja la familia, es que un funcionario del mencionado componente militar estaba limpiando su arma y esta accidentalmente se disparó alcanzando al muchacho. Posteriormente fue trasladado al hospital Domingo Luciano donde muere en medio de la intervención quirúrgica.
La abuela del occiso, Carmen González, asegura que existen versiones encontradas entorno a la muerte de su nieto. La primera es que, «el guardia estaba limpiando su arma y se le enredó el fusil, se le cayó y se disparó», dijo la señora que trabaja en el centro asistencial donde murió su nieto, pues ella es enfermera de profesión. La segunda es que el joven puedo estar envuelto en una posible fuga del retén y la última es que hubo un enfrentamiento.
«Si yo me consiguiera al presidente le diría que tome cartas en el asunto, como es posible que aquí la Guardia haga lo que le de la gana y eso queda así como si nada», dijo la sexagenaria en la morgue de Bello Monte.
Las irregularidades de este caso no terminan allí. Franyerson González estaba detenido desde el 5 de diciembre de 2016 por el delito de robo, junto a otro hombre. Estaba recluido en el destacamento de la Guardia Nacional en Turumo, estado Miranda, y el jueves lo habían trasladado a tribunales para imponerle los cargos. Debido a las protestas, la audiencia fue diferida y González no regresó a Turumo sino a Petare, desde el Palacio de Justicia.
Los familiares del joven asesinado dicen que como no lo habían imputado, González tenía orden de excarcelación pero que la referida boleta tenía un error y por ello no lo habían dejado en libertad.
Cuatro meses y medio tardó el sistema de justicia venezolano en convocar la audiencia preliminar en el caso de Franyerson González, siendo lo correcto 45 días como máximo, según establece el Código Orgánico Procesal Penal (COPP).
Carmen González manifestó que acudirá al Ministerio Público para solicitar se investigue y aclare la muerte de su nieto.
Triple homicidio en los Jardines del Valle
Ogli Antonio Vargas Meza de 27 años de edad, vivió durante algún tiempo en el Barrio San Antonio, en la parte baja de los Jardines del Valle pero luego se mudó. Este sábado regresó y fue asesinado de varios disparos junto a otros dos hombres.
El hecho ocurrió a las 6 de la mañana, en lo que llaman una fiesta «sound car», en una de las calle del mencionado sector, donde las personas elevan el volumen de sus equipos de sonidos en sus vehículos. Según cuentan los familiares de Vargas Meza, al lugar llegaron unas personas y sin mediar palabra le dispararon causándole la muerte de forma instantánea a él y a otro hombre.
Un tercer herido murió posteriormente en el hospital clínico universitario y una mujer resultó herida.
Sus allegados, quiénes viven en Hoyo de la Puerta, llegaron lo más rápido posible al sitio de suceso y sin embargo, pasadas las 11 de la mañana fue cuando el CICPC levantó el cadáver con personal de medicina legal.
Ogli Vargas dejó dos hijos, una niña de 11 meses y un niño de 8 años.
Se desconoce la identidad de las otras dos personas fallecidas y de la mujer que resultó herida.
Muerte en la UCV
Este sábado a las 7 de la noche, fue localizado el cuerpo sin vida de Víctor Cuello, en la Universidad Central de Venezuela.
De la poca información que se pudo conocer de fuentes policiales, se reveló que Cuello se habría resistido al robo de su camioneta marca Hundai, modelo Tucson. La víctima no tenía consigo sus documento personales por lo que se presume que luego de dispararle lo robaron.
Robo e infarto
En la madrugada de este lunes murió Antonio Vallenilla, de 80 años de edad, a causa de un infarto cuando una banda de delincuentes ingresó a su vivienda en la calle Morichal de El Marquéz, este de Caracas, dijeron fuentes policiales.
Cinco delincuentes sorprendieron a Vallenilla y a su familia cuando el hombre salió al patio de la casa a revisar la bomba de agua. Lo obligaron a  ingresar a la vivienda exigiéndole dinero. Maniataron a todos y en medio de la situación el hombre sufrió un infarto fulminante.]]>