<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Facebook levantará el bloqueo de noticias en Australia

A cambio, el gobierno aceptó enmendar la ley para que no paguen por los contenidos. La semana pasada, Facebook dejó fuera de línea las páginas informativas e, incluso, las de rescate

Facebook levantará el bloqueo de noticias en Australia

Facebook anunció este martes 23 de febrero que levantará «en los próximos días» el bloqueo en Australia de las páginas de noticias. Cedió después de que el gobierno aceptara enmendar la ley que obligar a los gigantes tecnológicos a pagar a los medios de comunicación por sus contenidos.

El ministro de Finanzas australiano, Josh Frydenberg, y el director general de Facebook Australia, Will Easton, afirmaron haber alcanzado un acuerdo. Esta ley es la primera de este tipo en el mundo. Los tecnológicos se le oponen con firmeza.

«Como resultado de estos cambios, ahora podemos trabajar para impulsar nuestra inversión en periodismo de interés público. Restableceremos en los próximos días las noticias en Facebook. Estamos felices de haber cerrado un acuerdo con el gobierno australiano. Apreciamos las discusiones constructivas que tuvimos», declaró Easton.

La semana pasada, Facebook bloqueó la publicación de enlaces a noticias y páginas de medios de comunicación en todo el país.

Varias páginas de Facebook oficiales de servicios de rescate también se vieron afectadas de forma involuntaria.

Esta medida de represalia provocó indignación en Australia y en muchos países. El primer ministro australiano Scott Morrison no ocultó su ira y acusó a Facebook de haber tomada una decisión «hostil».

Facebook cuenta con entre 16 y 18 millones de usuarios diarios en este país de 25 millones de habitantes, según la prensa local.

El trato supone que Facebook y Google no serán sancionados siempre que alcancen acuerdos con los medios a cambio del uso de sus contenidos.

Se otorgó un plazo adicional de dos meses para negociar esos compromisos.

El mundo entero sigue muy de cerca la iniciativa australiana, a la que los gigantes tecnológicos se opusieron desde el principio. Y ahora, aunque hayan alcanzado un acuerdo, no quiere decir que ya hayan terminado los problemas y las discusiones.

La Unión Europea, Canadá y otros países esperan también regular el sector.