<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Incidentes violentos y baja participación marcan legislativas en Haití

La consulta estuvo marcada por numerosos incidentes, a veces violentos, retrasos en la apertura de los centros de votación y una baja participación.

El primer ministro haitiano, Evans Paul, aseguró a EFE que tres personas murieron en el transcurso de la jornada electoral en Haití en la localidad de Dondon, al norte del país.

Según explicó Paul varios desconocidos mataron a Gary Jean Baptiste, persona vinculada al partido del presidente, Michel Martelly, el Tet Kale (PHTK).

Las otras dos muertes, dijo Paul, están relacionadas con la venganza por la muerte de Baptiste.

Por otro lado, el jefe de la policía haitiana, Godson Orelus, dijo en una conferencia de prensa tras la jornada electoral que resultaron heridos tres agentes de la policía y se produjeron 137 detenciones.

En el mismo acto, el ministro de Interior, Ariel Henry, explicó que desconocidos quemaron el ayuntamiento de Limbe (al norte del país). 

Baja participación

Haití retomó el orden constitucional al organizar este domingo las primeras elecciones legislativas desde 2011, pero la consulta estuvo marcada por numerosos incidentes, a veces violentos, retrasos en la apertura de los centros de votación y una baja participación.

El Consejo Electoral Provisorio (CEP) se declaró sin embargo, en la noche del domingo, «en términos generales satisfecho», aunque admitió que incidentes y actos de sabotaje afectaron la primera vuelta de las legislativas.

Pierre Louis Opont, el presidente del CEP, explicó en conferencia de prensa que «4% de los centros de votación se vieron afectados por actos de violencia», lo que obligó a su cierre antes de la hora prevista.

Según estimaciones de Opont, unos 290.000 electores no pudieron votar.

Antes del miércoles, el CEP decidirá si se organizará una nueva votación en las circunscripciones afectadas.

Tras negarse a brindar una estimación sobre la tasa de participación, Opont admitió que «no hubo aglomeración» de electores en los centros de votación. Tampoco ofreció un balance de los actos de violencia que ensombrecieron la jornada electoral.

Tres centros habrían sido incendiados en Savanette (centro), según la presidenta del partido opositor Fusion, Edmonde Supplice Beauzile.

Se trata de la primera elección desde 2011, debido a la profunda crisis entre el presidente Michel Martelly y la oposición.

El país más pobre del continente americano sufre una historia de inestabilidad crónica y todavía lucha por recuperarse del devastador terremoto de 2010. El desastre dejó más de 250.000 muertos y destruyó gran parte de su infraestructura.

La gran cantidad de candidatos -un total de 1.855, que aspiran a 139 escaños parlamentarios- sumada a una ola de violencia que empañó la campaña política y la tradicional baja concurrencia a las urnas retrasaron la apertura de los centros de votación.

«A pesar de los incidentes en algunos centros de votación, en general los problemas se corrigen», declaró a la AFP Elena Valenciano, jefa de la misión de observación electoral de la Unión Europea.

El sábado la policía -que movilizó a más de 7.000 agentes en todo el país- detuvo en el centro de Haití a una veintena de personas por portación ilegal de armas.

El miércoles, la Red Nacional de Defensa de los Derechos Humanos (RNDDH) advirtió de un «clima de terror» en el país, al dar cuenta del saldo de los tres meses de campaña electoral: «Nueve enfrentamientos armados, cinco asesinatos, dos intentos de asesinato, siete heridos de bala, dos heridos de arma blanca, 17 heridos por lanzamiento de piedras y diez casos de enfrentamientos a palazos».

Inmigrantes en Chile suplican por repatriación humanitaria

Decenas de trabajadores originarias de Venezuela, Colombia, Bolivia, Ecuador y Perú permanecen en las frías calles de Santiago de Chile esperando por vuelos humanitarios que los lleven de vuelta a sus países de origen. Con el invierno austral a las puertas, temperaturas nocturnas de entre 4 y 7 grados Celcius y los contagios de coronavirus en plena en expansión, estas familias sufren un drama y no obtienen respuesta.