<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Falleció el profesor Demetrio Boersner

Fue embajador de Venezuela en Bucarest, Estocolmo y Viena. Se desempeñaba como profesor de Relaciones Internacionales en la UCV y la UCAB.

Falleció el profesor Demetrio Boersner

Este sábado falleció el profesor universitario, internacionalista, embajador y articulista, Demetrio Boersner. A través de las redes sociales personalidades venezolanas, alumnos y compañeros han lamentado su muerte.

Boersner obtuvo su doctorado en Ciencias Políticas en la Universidad de Ginebra, Suiza. Su labor como docente comenzaron en la Universidad Central de Venezuela (UCV) en la década de los 70, obteniendo la titularidad en dicha casa universitaria en 1976. Fue jefe de cátedra y de departamento, director de la Escuela de Estudios Internacionales en 1969-1970.

También fue profesor titular de la UCAB, como investigador en el Instituto de Investigaciones Históricas (IIH), como docente del postgrado de Historia de las Américas y de la Escuela de Ciencias Sociales y como miembro del Consejo General de Estudios de Postgrado.

Desde 1958 se desempeñó como articulista de opinión y hasta su fallecimiento escribió para el diario El Nacional.

Fue asesor del Ministerio de Relaciones Exteriores, director general de política internacional de ese despacho, y embajador de Venezuela en Bucarest (1985-89), Estocolmo (1989-92) y Viena (1995-99).

Principales publicaciones: The bolsheviks and the national and colonial question; Socialismo y nacionalismo; Venezuela y el Caribe, presencia cambiante; ¿Qué es el socialismo democrático? (Socialdemocracia para Venezuela); Relaciones internacionales de América Latina, breve historia (6 ediciones), además de numerosos ensayos y estudios breves e innumerables artículos de prensa.

Vivir y morir en La Vega, campo de batalla en la peligrosa Caracas

Un recorrido de El Estímulo por La Vega narra el estado de miedo que viven las personas comunes. Mientras, el régimen de Nicolás Maduro es incapaz de recuperar el control de un territorio urbano hoy en manos de bandas criminales, cuya existencia fue una vez permitida por el propio chavismo como una línea de defensa de la supuesta revolución bolivariana.