Plan de vacunación de Fedecámaras explicado en 4 claves

A través de 100 clínicas aplicarán, por citas, 750.000 vacunas quincenales. Ricardo Cusano, presidente de Fedecámaras, asegura que solo esperan la respuesta del gobierno para empezar a ejecutarlo

Plan de vacunación de Fedecámaras explicado en 4 claves

Fedecámaras tiene el plan y los recursos listos para vacunar rápidamente a 3 millones de venezolanos contra el coronavirus. ¿Qué falta? Solo que el gobierno de Nicolás Maduro lo apruebe.

Ricardo Cusano, presidente de Fedecámaras, aseguró que su propuesta de traer vacunas contra la covid-19 «no está muerta». Dijo que aún esperan la respuesta del gobierno.

«Es falso que se haya rechazado la propuesta técnica de Fedecámaras que tendrá una inversión de 108 millones de dólares”.

Y enumeró los puntos principales del plan de inmunización, que ya tienen resueltos:

  1. Están contactadas 100 clínicas privadas que actuarán como centros de vacunación.
  2. Ya desarrollaron un software de asignación de citas para inmunizar ordenadamente.
  3. Todo está diseñado para colocar 750.000 vacunas cada 15 días, esto es 500 dosis por día.
  4. Tienen previsto suficiente almacenamiento en frío para mantener correctamente las vacunas.

La propuesta inicial

A mediados de marzo, Fedecámaras fue pionera en proponer que el sector privado se responsabilizara financiera y logísticamente de una parte de la vacunación contra el coronavirus.

Según ese plan inicial, que Fedecámaras engranó con laboratorios y gremios de trabajadores, las empresas privadas que lo deseen adquirirán las vacunas para sus trabajadores. Las personas no pagarán nada por recibirlas.

«El trabajador no deberá pagar nada por la vacuna. La empresa asume el costo de esta inmunización», señaló.

Cualquier empresa, esté afiliada o no a Fedecámaras, podría apuntarse para adquirir vacunas. El único requisito es que estén legalizadas y paguen sus impuestos. Además de los trabajadores, podrían beneficiarse sus familiares, si a la empresa le parece.

El proceso de vacunación iniciaría según los estándares de la Organización Mundial de la Salud. Primero serían vacunados los integrantes del sector salud y los mayores de 55 años. Posteriormente los demás, según dijo Cusano la primera vez que mostró el plan.

Además, 20% de las vacunas se les entregarían al gobierno para que decida a quién beneficiar.

El gobierno de Nicolás Maduro ha recibido fuertes críticas por las escasas dosis de vacunas que han llegado al país, que no alcanzan ni para un millón de los 30 millones de personas que viven en Venezuela. Pero también porque se desconoce la estrategia de vacunación y lo poco que han dicho contradice los lineamientos sugeridos por la Organización Mundial de la Salud.

Por ejemplo, con el primer lote de vacunas se inmunizaron a los altos funcionarios del gobierno, en vez de cumplir, como en otros países, parámetros de prioridad (primero los trabajadores sanitarios) y por edad (los mayores de 65 años, que son más vulnerables).

También se vive un segundo pico de contagios, que se agudizó después del asueto de carnavales y con la llegada de la cepa brasileña, que sería minimizado con la ejecución rápidamente del plan de vacunación de Fedecámaras.