Foro Penal confirma la muerte de Gabriel Medina Díaz, preso político

Según el vicepresidente de la Organización No Gubernamental, Gonzalo Himiob, la muerte ocurrió por "la falta de atención médica que necesitaba"

Foro Penal confirma la muerte de Gabriel Medina Díaz, preso político

La ONG Foro Penal confirmó  la muerte de Gabriel Medina Díaz, de 39 años, uno de los denominados “presos políticos” en Venezuela, tras sufrir un paro respiratorio por “la falta de atención médica que necesitaba”, según el vicepresidente de la organización, Gonzalo Himiob.

“Confirmada la muerte de Gabriel Medina Díaz, que estaba recluido en el anexo ‘Nelson Mándela’ de ‘La Pica’ en (el estado de) Monagas (este)”, escribió este 29 de agosto en Twitter Himiob, quien, previamente, había puesto en otro mensaje que la causa del fallecimiento está relacionada “con la falta de atención médica que necesitaba”.

 

El directivo de la ONG informó que Medina Díaz fue trasladado el sábado a la emergencia del Hospital Manuel Núñez Tovar, “por presión de sus compañeros de celda”, donde falleció por paro respiratorio.

Alfredo Romero, presidente de Foro Penal, también se refirió al fallecimiento en Twitter:

Según Foro Penal, Gabriel Medina Díaz permanecía bajo prisión preventiva “sin condena” desde el 24 de abril del año 2020 y, según Alfredo Romero, presidente de la ONG, “llevaba más de un mes en grave estado de salud sin atención médica”.

Medina fue detenido en 2020 junto a otras ocho personas acusadas de planear un supuesto secuestro a Diosdado Cabello, vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), con el fin de cobrar la recompensa que ofrece el Departamento de Justicia de Estados Unidos por la captura del número dos del chavismo.

La víctima fue acusada de los delitos de traición a la patria, organización de cuerpos armados y tráfico de armas, entre otros.

Desde el 2014, el Foro Penal contabiliza nueve “presos políticos” muertos en custodia.

Telasco III: el emperador del juego

Desde la Sub 12 de Lara, Telasco III ya era capitán y líder del equipo. Posee visión de juego envidiable, don de mando y un despliegue que lo hace ser un futbolista total: es tan bueno pisando el área rival como en labores de marcaje y recuperación. Con 18 años, es el mejor futbolista del Deportivo Lara