FOTOS | Operativos de recolección son insuficientes ante tanta basura en Caracas

Los contenedores de basura no dan abasto para la cantidad de desperdicios que siguen inundando las calles y llenando de porquería, mal olor o animales a algunos sectores del municipio Libertador de Caracas. Los empleados del Servicio Urbano de Procesamiento, Recolección y Aseo de Caracas (Supra) que activó la recién electa alcaldesa Érika Farías trabajan con manos desnudas, sin los implementos necesarios y con el riesgo de contraer enfermedades

FOTOS | Operativos de recolección son insuficientes ante tanta basura en Caracas

El 31 de diciembre de 2017 fue el último día en que los obreros de la empresa estatal Supra-Caracas amontonaron y se llevaron los desechos que desbordaban los contenedores de basura en el bulevar Leonardo Ruiz Pineda, en San Agustín del sur. El 3 de enero de 2018 los desperdicios se acumulan nuevamente en la zona.

Las moscas y los gusanos se deleitan con la inmundicia que se esparce en el sector ubicado al este del centro histórico del municipio Libertador, mientras a pocos metros del lugar, los vecinos compran verduras a los comerciantes. La basura se mimetiza con el entorno, pese al olor.

Los vecinos de la capital no tienen muchas opciones. Año nuevo, pero la misma basura de siempre. “¿Qué tenemos que hacer? Calarnos la hediondez. Uno se queja pero nadie hace nada, eso es en las votaciones cuando te limpian, te pulen y dejan todo bello. Después se olvidan del pueblo”, se lamentó Henry Álvarez, vecino del sector.

EE-basura-municipio-libertador-03.01.18-DanielH-18

La basura sigue ahí, a pesar de la promesa de la nueva alcaldesa del municipio Libertador de Caracas, Erika Farías, de una “jornada intensa” para limpiar las 22 parroquias que conforman el cabildo.

“Hoy primero de enero iniciamos plan de mantenimiento de la ciudad con despliegue masivo para la recolección de desechos sólidos en las 22 parroquias con más de 4 mil hombres y mujeres desplegados. Vamos juntas y juntos con #AmorPorCaracas”, publicó Farías en su cuenta de Twitter a comienzo de año nuevo.

EE-basura-municipio-libertador-03.01.18-DanielH-21

En un recorrido realizado por El Estímulo en diferentes sectores de la capital, se registró que la basura sigue colapsando algunas calles del municipio Libertador y ahogando a los vecinos, quienes temen por brotes de escabiosis (conocida popularmente como sarna). Los camiones que recorren la ciudad no son suficientes para dejar la ciudad limpia.

EE-basura-municipio-libertador-03.01.18-DanielH-2

En la avenida Panteón, debajo del elevado cercano al Hospital de Clínicas Caracas, la suciedad lleva meses gestándose en la vía y creando montañas de desperdicios. “¿Recoger la basura? Ya no se sabe qué es eso aquí”, expresó una señora que botaba dos pequeñas bolsas negras en el lugar. Las sobras también se convirtieron en la fuente de ingresos de los indigentes, quienes escarban en busca de cobre y plástico.

En Gramoven, en la parroquia Sucre, los habitantes de la zona recibieron el año nuevo con olores nauseabundos. Empleados de Supra recogieron este 2 de enero la gran cantidad de desperdicios, luego de semanas de abandono. “Pasamos el 31 de diciembre con eso full de basura. Eso tenía siglos ahí, llegaba hasta la otra esquina”, explicó un joven que hurgaba en los restos que quedaban en el sitio, repleto de moscas.

EE-basura-municipio-libertador-03.01.18-DanielH-12

Leticia Cerón, residente de El Paraíso, afirmó que han llamado a los trabajadores encargados de la recolección y su respuesta siempre es la misma: “No hay carros” de recolección. Indicó que les piden “una colaboración” de 5.000 bolívares a los vecinos para llevarse la basura, pero no es rentable. “Sí recogen la basura de la pollera porque les dan un pollo”, agregó.

Asimismo, señaló que los desechos que ocupan las bases de algunos postes de la avenida Páez también se deben a la “falta de conciencia de los ciudadanos”. “Sacan la basura a deshoras, vienen los que comen ahí y rompen todo”.

EE-basura-municipio-libertador-03.01.18-DanielH-17

Trabajar hasta con las uñas

Los empleados de Supra hacen lo que pueden con lo poco que tienen. En el sector Nueva Caracas en Los Flores de Catia, los desperdicios se acumulan en el medio de la vía a pesar del cartel de “No bote basura aquí”.

Los vecinos de la zona aseguran que el camión pasa dos o tres veces al día, pero no es suficiente para todo lo que deben juntar. Érika Farías manifestó que alrededor de 4.000 trabajadores salieron a las calles para la recolección de los desechos.

EE-basura-municipio-libertador-03.01.18-DanielH-13

Sin embargo, los obreros se encuentran con la cara más sucia de la ciudad. Los trabajadores laboran sin guantes –los que llevan aseguraron haberlos encontrado por su cuenta entre la misma basura-, ni tapabocas y sin ningún tipo de protección. La basura la recogen con sabanas porque no hay ni palas ni cestas para hacerlo. Algunos de ellos se ayudan con una pala para apilar los desperdicios y a punta de fuerza, lo lanzan al interior del camión.

En la avenida Fuerzas Armadas, sobre el puente de la Panteón al centro de Caracas, recolectores y barranderos hacen su mejor esfuerzo para agrupar la basura en un mismo sitio, con palas rotas y escobas con cerdas desgastadas.

EE-basura-municipio-libertador-03.01.18-DanielH-15

Muchos trabajan con rabia y sin esperanza de que su esfuerzo se vea recompensado. “En diciembre nos pagaron como les dio la gana. Nos dieron 145 mil bolívares y sin cestaticket. Nadie ha hablado con nosotros, queremos que nos den la cara”, dijo un joven en condición de anonimato. El padre de cinco hijos señaló que forma parte de una “cooperativa fantasma” de la alcaldía del municipio Libertador.

“Ellos creen que estamos viviendo en el país de las maravillas. Seguro pasaron una buena Navidad mientras el pueblo se escoñeta”, manifestó mientras mostraba una cicatriz en la palma de su mano derecha que consiguió durante su jornada laboral. Confesó que teme por una infección: “¿Quién se va a hacer responsable si me da una gangrena? ¿Quién va a pagar eso?”.

EE-basura-municipio-libertador-03.01.18-DanielH-4