FOTOS | Punto de validación en Los Ruices desbordaba gente pese a lentitud

A las 12 del mediodía una multitud de personas desbordaba la puerta principal de la Escuela Técnica Popular de Don Bosco en Los Ruices, municipio Sucre. Apenas 640 habían validado su firma a esa hora.

FOTOS | Punto de validación en Los Ruices desbordaba gente pese a lentitud

El pasillo del colegio estaba flaqueado por un rosario de sillas. Sentados sobre ellas, adultos mayores esperaban su turno para colocar sus pulgares y dedos índices en el captahuellas.

El diputado por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Miguel Pizarro, validó su firma allí. Luego de ratificarla, el parlamentario aseguró que muchos empleados públicos certificaron a pesar de la campaña de miedo que hizo el gobierno. “Ahora nos corresponde a nosotros demostrar que podemos vencer el miedo. Cada obstáculo lo hemos superado”, dijo.

El lunes 20 de junio 10 mil firmas aproximadamente fueron certificadas.

ValidaciónFirmas-4

Pizarro insistió que:  “No permitan que un episodio tan importante en la historia pase sin su participación. No esperemos al último momento. Unidos, somos invencibles”.

Por otro lado, el legislador detalló la metodología de movilización en el municipio Sucre. “En el Don Bosco tenemos autobuses para movilizar gente a otros puntos donde haya menos gente. Si usted vive en Petare, puede validar en en Higuerote”, indicó.

Los que conformaban la fila fuera del centro de validación les decían a los integrantes de una cola frente a un supermercado cercano que se cambiaran de cola.

ValidaciónFirmas-2 ValidaciónFirmas-7 ValidaciónFirmas-6 ValidaciónFirmas-8

El mindfulness como estilo de vida

La filosofía del mindfulness invita a aprender a vivir en el momento sin defensas y aceptando la fugacidad de lo material, donde lo único trascendente es lo que se puede contribuir con las acciones y enseñanzas que permiten alcanzar un estado casi permanente de compasión, paz y gozo

Vinotinto contra Bolivia: cuando lo normal es anormal

El debut de Venezuela fue soñado. Goleó y gustó. Y lo hizo con un 11 previsible, juntando a los que ya han sido utilizados por otros técnicos. ¿Qué cambió? Parece que el rival facilitó ese primer paso de encontrar la competitividad, perdida por los movimientos de una FVF caótica. Sin embargo, ahora viene lo más difícil: impedir el típico bajón que la Vinotinto muestra luego de un logro