Francisco Alfaro Pareja: Diálogo en México no solucionará la crisis en un solo evento (+ Audio)

El politólogo explicó que el diálogo que recién comenzó en México llega en un momento en el que el sistema político venezolano es diferente. “En 2002-2003 había una democracia liberal, ciertamente imperfecta. En 2014 se da en el marco de un autoritarismo electoral, mientras que los últimos han sido en un autoritarismo hegemónico”

Francisco Alfaro Pareja: Diálogo en México no solucionará la crisis en un solo evento (+ Audio)

Representantes del gobierno y la oposición venezolana se volvieron a sentar en la mesa de negociación en Ciudad de México. La primera etapa culminó, y volverán la primera semana de septiembre para continuar un diálogo que ha tenido críticas en ambas coaliciones.

El líder chavista, Nicolás Maduro, aseguró que las sanciones deben ser levantadas “o nada”. También afirmó que Venezuela no tiene ni como abrir una cuenta en algún lugar del mundo y tampoco como ir a comprar una aspirina.

Francisco Alfaro Pareja (@franciscojoseap), politólogo, experto en estudios de paz y conflictos, explicó que el proceso aparentemente llevará tiempo y para ir atendiendo los problemas más urgentes del país se necesitarán más que unas elecciones.

Lea también: ¿Quién ganó el primer round de la negociación en México?

“Tenemos que entender que llegamos a esta situación luego de un proceso largo y complejo. Tanto es así que ha derivado es una emergencia humanitaria compleja y es probable que no salgamos de ella en un solo evento. Las elecciones son importantes porque relegitiman cargos públicos pero no son suficientes”.

Para el experto en negociación “en ese diálogo se debe trabajar en espacios de reducción de la confrontación. También tenemos que entender que el que gane no se lo puede llevar todo y el que pierda no lo puede perder todo. Es necesario también compartir el poder y ese ha sido el problema”.

Sistemas distintos

El politólogo explicó que el diálogo que recién comenzó en México llega en un momento en el que el sistema político venezolano es diferente. “En 2002-2003 había una democracia liberal, ciertamente imperfecta. En 2014 se da en el marco de un autoritarismo electoral, mientras que los últimos han sido en un autoritarismo hegemónico”.

Pareja apuntó que además del sistema diferente, ambas coaliciones comparten una similitud, están en una situación difícil: “El lado oficialista llega más fuerte, pero con problemas de gobernabilidad y división de facciones. Lo vimos en las elecciones primarias. También el tema de las sanciones los afecta porque les dificulta el acceso a recursos a pesar de haber creado mecanismos paralelos”.

De lado opositor también hay debates: “En el plano internacional hay una alineación, además la política exterior de Estados Unidos es más multilateral. Ojalá eso ayude a que se lleguen a acuerdos en los temas más urgentes como lo social, económico, humanitario. Inclusive se pueden coincidir en acuerdos políticos pero posiblemente no se llegue a una transición democrática en corto plazo”.

Sobre este punto, Alfaro Pareja analizó que de estas negociaciones se pueden ganar algunas garantías, pero no serán determinantes. “Pueden habilitarse partidos, darse condiciones electorales, pero estas no ponen en riesgo la jefatura del Estado ni el control de la Fuerza Armada”.