Fuerte tormenta en Buenos Aires genera incertidumbre previo al Boca-River

Las fuertes lluvias que caen este sábado sobre Buenos Aires han llenado de agua el estadio de La Bombonera, donde en la tarde de hoy se jugará la primera final de Libertadores entre Boca Juniors y River Plate, aunque desde la Conmebol llaman a la calma y dicen que el partido no se suspende.

Fuerte tormenta en Buenos Aires genera incertidumbre previo al Boca-River

«Sin presumir… despreocúpense. El campo de juego está muy bien. Está soportando. Hemos tenido dos chaparrones muy importantes. Con 20 minutos esos dos chaparrones drenó muy bien. Tenemos pronostico alrededor del mediodía de que va a parar un poco», explicó Fred Nantes, director de competiciones de Conmebol.
En las últimas horas las fuertes lluvias han elevado la incertidumbre por si esto afectará al encuentro de ida de la final en el estadio de Boca.
No obstante, al tiempo que ya van llegando hinchas de Boca a la Bombonera -tanto el partido de hoy como la final del 24 de noviembre en el Monumental de River Plate solo será ante público local- técnicos de la Conmebol están analizando la situación del césped.
«No se suspende nada. Las prácticas por prudencia las vamos a hacer en lugar cerrado para que no se mojen los chicos», añadió Nantes en declaraciones a Fox Sports.]]>

"Esta enfermedad es un infierno. Te atrapa y te va consumiendo"

Wilson Díaz tiene 54 años y padece de síntomas asociados a la ansiedad. Vive en una comunidad rural fronteriza de Táchira, donde se habla muy poco sobre salud mental. El desconocimiento sobre enfermedades psiquiátricas reina y quienes las padecen son víctimas del estigma por parte de una sociedad que lucha por otras necesidades básicas. Esta es su historia tras recibir ayudar de Médicos Sin Fronteras

Libertadores: Es hora de atacar la causa del “casi”

¿Qué es lo que pasa? ¿Somos malos? ¿No somos competitivos? Yo estoy convencido que el asunto pasa por tema de actitud, de enfoque, de personalidad. Parecería irresponsable apelar a intangibles como la raza, la cultura futbolística y otros elementos no cuantificables o calificables, pero también tiene algo de eso | Por Carlos Domingues