Gabriel Balbás hace del chocolate venezolano una original experiencia en taza

La experiencia de tomar chocolate caliente en la Esquina Gabriel Balbás del nuevo Oro Café, en Los Palos Grandes, incorpora varios sentidos

Gabriel Balbás hace del chocolate venezolano una original experiencia en taza

La experiencia de tomar chocolate caliente en la Esquina Gabriel Balbás del nuevo Oro Café, en Los Palos Grandes, incorpora varios sentidos. Comienza visualmente cuando llega a la mesa un tazón transparente con un pour over, también transparente, y una tableta de chocolate adentro. Lo acompaña una jarra con la base de chocolate caliente recién preparado que se vierte encima de la tableta derritiéndola para que caiga dentro del tazón.

Esta tableta que se derrite sobre el chocolate caliente aporta un plus, no solo de más chocolate, sino también de notas aromáticas y gustativas. El propio comensal las escoge entre seis opciones: lavanda, sal de Los Roques, aceite de oliva, especias, sal y limón y uno que rota por temporadas. En la época decembrina estaba disponible pino y cerezas, sustituida en enero por queso ahumado de cabra.

Gabriel Balbás

La tableta que el comensal escoge se derrite, dentro del pour over, con la base de chocolate caliente. Fotos: Alejandro Cremades

Los sabores extras son delicados, no arropan artificialmente el sabor de la bebida. “Son sabores seleccionados especialmente. Por ejemplo, la lavanda y el pino son orgánicos. Para febrero, que es el mes de los enamorados, ofreceremos chocolates con pétalos de rosa egipcia. Todo el proceso es muy meticuloso. Y el porcentaje de cacao de las tabletas es siempre de 62% que descubrimos que es el ideal para mantener el equilibrio de las notas gustativas”, explica Gabriel.

El comensal selecciona su tableta favorita de una caja de madera que le llevan hasta la mesa, igual que si fuera té.

En cada taza de ese chocolate caliente que se sirve en Oro Café intervienen cuatro marcas: Herencia Divina, del maestro chocolatero Miguel Rodríguez; Gabriel Balbás, quien crea los sabores de las tabletas y diseñó el concepto de toda la experiencia; Mantuano Chocolates, en cuyo taller de Los Chorros se plasman en tabletas las ideas de Balbás y el mismo Oro Café, que estableció un protocolo para servirlo.

Todos los mesoneros y baristas usan guantes gruesos. La base del chocolate la preparan los baristas

Una cafetería “instagrameable”

La Hot Chocolate Corner, como llaman en Oro Café a la esquina de la marca de chocolates Gabriel Balbás, está a la entrada de esta cafetería conceptualizada para el posteo en Instagram que, quieran o no los chefs y restauradores, es una tendencia que apunta a ser permanente. La comida ya no tiene solo que ser sabrosa y bien elaborada, sino que debe ser fotografiable.

En Oro Café no solo se ha pensado en platos dulces y salados cónsonos con su diseño, sino que también hay salones donde el único fin es tomarse una foto.

Todo la decoración está inspirada en la obra de la artista japonesa Yayoi Kusama, cuya firma está reconocida en varios sitios del local. Por ejemplo, en cuadros con su nombre en la entrada de los salones o en cojines, comprados en su tienda oficial, con su rostro impreso.

Uno de los salones es el llamado Kid’s room, dedicado al niño interior. A los comensales que se toman el café o chocolate allí, se les entregan calcomanías de puntos de colores para que los peguen donde quieran, en las paredes, el techo, las lámparas, el piso, lo que sea.

Lo mismo ocurre en el White Room, todo blanco excepto por las calcomanías de flores amarillas que los visitantes pegan a su antojo. Es una sala más privada e incluso cuenta con una pantalla para proyecciones, en caso de querer hacer una reunión corporativa. Por último está el Obssesion, de puntos negros sobre amarillo intenso. Allí nadie bebe nada, solo es apto para tomarse fotos. Tanto el Kid’s room como el Obssesion permiten sujetar el celular de las paredes para tomarse fotos con el temporizador.

Una vitrina dulce y salada

La propuesta gastronómica también ha sido cuidada. Funciona como una vitrina para artesanos culinarios aliados. Uno de ellos es Gabriel Balbás, con su chocolatería, pero también está PH5 Patissier, a cargo de buena parte de los dulces, Cronas Caracas con sus donas-croissant y Hojaldre Bakery. Los tés son de Caracas Tea Company. A todos se les reconoce su firma, no como otros cafés que usufructuan el trabajo de otros sin darles el crédito.

Los nombres de los artesanos culinarios se destacan. A la derecha de la foto se ve el Kid’s Room

El café es de la casa: Oro Café. Son granos de Yaracuy y se puede comprar en paquetes para hacer en casa. En el local lo preparan baristas certificados.

PH5 Patissier está a cargo del dulce emblema de Oro Café, un postre llamado mole. Se trata de un mousse con cobertura tipo espejo de colores y puntos contrastantes encima hechos con chocolate blanco. Aunque hay de varios sabores y colores, el de Oro es como su salón Obssesion: de base amarilla con puntos negros de diferentes diámetros. La cafetería abrió en octubre y ya PH5 ha entregado mil moles.

Gabriel Balbás cuenta con una experiencia de varios años asesorando a marcas chocolateras y desarrollando catas de derivados del cacao, que alterna junto con las de rones y otros licores. En plena cuarentena, en junio de 2020, materializó su primera tableta de marca propia que lleva su nombre, hecha con cacao oscuro con trocitos de queso madurado de cabra y nueces tostadas.

 

Siempre con Mantuano Chocolates ha seguido desarrollando tabletas con combinaciones inéditas. También presentó la barra El Camino de Diego, con el propósito social de colaborar con las necesidades de Diego Márquez, un niño de 12 años aquejado por el síndrome de San Filippo, o Alzheimer infantil.

Desde que comenzó con su marca propia de chocolates, este sommelier quería un lugar donde ensalzar el cacao venezolano a través de una original experiencia con el chocolate caliente. Es lo que logró en asociación con Oro Café y su Hot Chocolate Corner, donde será posible tomar chocolate caliente todo el año.

Coordenadas

Instagram.

Gabriel Balbás. @gabrielbalbas

Oro Café. @orocafeve

Herencia Divina Chocolatería. @chocolateria_hd 

Precio. Del chocolate en taza, $5,79

Ubicación. Los Palos Grandes, frente al antiguo Wendy’s.

Horario. De 8 am a 8 pm

Estacionamiento. No tiene. Hay varios en los alrededores.

@sobreelmantel 

8 postres con nombre de mujer

María Luisa, Martha Rocha, Herminia, Melba, María Teresa, Catalina, Suzette... esos son solo algunos de los nombres femeninos que engalanan a la repostería del mundo. Para celebrar el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, contamos la historia de algunos de ellos