Gasolineros sin propinas dan la cara del aumento

El peso del aumento del combustible recae sobre los trabajadores de las estaciones de servicio. Son los responsables de dar la noticia a los conductores despistados y deben hacerse cargo de los pagos en caso de que el cliente llene el tanque y luego se de cuenta que no tiene con qué pagar. Temen que no haya más propinas y reclaman por su seguridad laboral

Gasolineros sin propinas dan la cara del aumento

 Un cliente se palpa los bolsillos. Revisa primero el que está en la parte delantera de su camisa y al constatar que no hay nada se dirige a los del pantalón. Nada tampoco. Acaba de llenar el tanque de gasolina de su camioneta. No esperó que el trabajador de la estación de servicio le dijera cuánto fue el consumo, bajó el vidrio y por la rendija sacó un billete de 10 bolívares: “Quédate con el vuelto”.

Pero no hubo vuelto; por el contrario: faltaba dinero.