Gobierno recortó 31,5% las divisas para importaciones preferenciales

En 2014, el gobierno reforzó la política de limitar el acceso a las divisas preferenciales y destinarlas solo a algunos sectores prioritarios. En el proceso, bajó 31,4% la asignación de dólares a través del Centro Nacional de Comercio Exterior, un recorte severo si se toma en cuenta que en 2013 la reducción alcanzó 18,8%.

Gobierno recortó 31,5% las divisas para importaciones preferenciales

Las limitaciones financieras del gobierno, sumada a la abrupta caída de los petrolero, tuvo su impacto en las compras externas realizadas tanto por el sector público como el privado. Lo primero que se ordenó recortar fueron las liquidaciones de divisas a la tasa oficial de Bs 6,30 por dólar, que quedarían reservadas para un grupo cada vez más pequeño de rubros prioritarios.

La medida resultó en que Cencoex aprobara para importaciones ordinarias $10.794,6 millones, contra los $14.948 autorizados en 2013. Las asignaciones para compras realizadas a través del convenio Aladi sufrieron ajustes aún mayores, al reducirse en 44,7%; mientras que las efectuadas mediante el Sucre cayeron 17,1%.

Todos los sectores resultaron afectados. El único que se mantuvo estable en relación con el año pasado fue el sector salud. Pese a la alarmante escasez de medicamentos de alto consumo y equipos médicos, además de las denuncias por parte de la industria de no haber recibido la totalidad de su requerimiento, las cuentas de Cencoex muestran que la asignación de dólares para estos rubros fue 8,9% superior a la de 2013.

El balance no especifica si en el monto aprobado -$3.190 millones- se incluyen las importaciones de medicamentos e insumos realizadas por el Estado.

El resto de los sectores mostraron saldos negativos. Las importaciones de alimentos recibieron 9,8% menos divisas que en 2013 ($4.173,2 millones).

El sector automotriz, un importante demandante de dólares, obtuvo 78,1% menos, al pasar de una asignación de $1.245,4 millones en 2013 a apenas $264 millones en 2014. Los efectos de la reducción se vieron en los concesionarios. La producción nacional de vehículos se contrajo en una proporción similar al cierre del año pasado, según cifras de la Cámara Automotriz de Venezuela.

Hay que destacar que desde agosto de 2014 las importaciones del sector automotriz se liquidan a la tasa del Sistema Complementario de Administración de Divisas (Sicad I), que de acuerdo con la última subasta se ubica en Bs 12 por dólar.

Las adjudicaciones al sector químico bajaron 21,6%, mientras que el comercial y el de maquinarias y equipos cayeron 61,4% y 68,3%, respectivamente.

La situación más dramática la vivieron todos aquellos rubros que quedaron excluidos de la asignación preferencial. Los datos de la memoria y cuenta muestran que la liquidación de dólares para el “resto de los sectores” cayó 91,3%: pasaron de recibir $15.489 millones en 2013 a solo $1.345 millones en 2014.

De acuerdo con el informe del despacho, 68,3% de las divisas aprobadas a través de Cencoex se destinaron a importaciones de alimentos y salud. El sector automotriz representó apenas 2,8%, mientras que el comercial abarcó 3,8%.

Si se toma en cuenta todas las operaciones de adquisición de divisas que se tramitan a través del organismo -tarjetas de crédito, casos especiales, operaciones financieras, etc- el total asignado en 2014 fue de $20.377 millones, 31,5% menos que en 2013. Este es uno de los factores principales que explican la actual escasez.

El streaming hace crecer a la industria de los efectos visuales

El VFX se ha propagado de tal manera que la música urbana ahora los emplea como un estándar en la producción de videos musicales. Las series de sci-fi ahora cuentan con mayor respaldo en ésta área pues existe mayor desarrollo y accesibilidad. La demanda del cine y el streaming están en auge y mientras eso siga así habrá más y más VFX para todos / Por Adrián Pierral