¡Gracias, Totti!

¿Qué pierde el futbol hoy con el retiro de Francesco Totti de la actividad profesional? Los fanáticos más superficiales del fútbol dirán: sus goles, sus gambetas, sus pases como misiles teledirigidos para dejar a un compañero frente al arco rival… y sin lugar a duda están en lo correcto.

¡Gracias, Totti!

Vi pocos jugadores con la riqueza técnica y la elegancia de Francesco, pero puedo atreverme a decir que muchos de los fanáticos del fútbol no saben realmente quién es Totti, ni saben que estamos ante la presencia de un CAMPEÓN DEL MUNDO con Italia, en el Mundial de Alemania 2006, trofeo que ni Cristiano Ronaldo ni Lionel Messi tienen en su historial y con certeza creo que cambiarían todos sus títulos, todos sus récords por tener esa medalla que hoy tiene este señor en su casa.
En la vorágine que hoy es el mundo del fútbol, un mundo en el que desgraciadamente tiene más peso la chequera que otros valores, Totti, desde mi humilde punto de vista, representa una luz, un camino, un ejemplo. Estoy completamente de acuerdo cuando los futbolistas quieren dar un salto de calidad económica para asegurar su futuro y el de los suyos. Yo como jugador lo haría sin dudarlo, pero partamos desde el sencillo punto de que Totti no jugaba gratis en la Roma. Es, y ha sido por muchos años, el jugador con la ficha más alta del equipo gialorosso, por eso no es responsable decir que él nunca se vendió a otro equipo por dinero, estamos hablando de un jugador que en sus años de gloria lo quisieron todos los equipos grandes de Europa, desde el Real Madrid pasando por Chelsea, Manchester City y pare de contar.
Su caso es único desde muchísimos aspectos. El gran mérito para mí de Francesco Totti es la grandeza de demostrar que con lo que tenía en Roma, con lo que ganaba en Roma, le bastaba. Esa sensación de ver una persona que es feliz y agradecido con lo que tiene, que prefirió quedarse y cuidar su “casa”, demuestra una grandeza más como persona, que como jugador, y podemos estar de acuerdo todos que como jugador era crack.
Francesco es un ejemplo para como uno quisiera que sus hijos crezcan, no pensando que la plata y el dinero lo es todo en la vida, sino que lo importante es sentirse completo con lo que tienes, a tu manera, sin importar lo que los demás te digan. Porque seguramente Totti habrá escuchado a muchos decirle que no era inteligente, que “cómo podía dejar pasar al Madrid”; él siempre fue fiel a sus convicciones y a su eterno amor a una camiseta y a una ciudad que, hoy, él la hace mucho más legendaria de lo que ya era.
Más grande aún lo hacía su actitud de aceptar que ya no era titular del equipo, de “su” equipo. Siempre se le vio tranquilo, con la rabia del gladiador que no puede salir a la arena a pelear, pero apoyando a sus compañeros, respetando a su profesión y aceptando el paso del tiempo.
Gracias Francesco. Confieso que será raro verte con otra camiseta si decides llevar tu magia a otras latitudes, me gustaría guardar tu imagen con la camiseta de la Roma puesta y la cinta de capitán para la eternidad. Gracias por la magia, esa que derraman solo los tocados por algo más fuerte que nosotros, fuiste elegido y lo supiste siempre, hoy tu legado tiene más fuerza por tus valores y por tu decisión de amar a la Roma -y a Roma- por sobre todas las cosas, los que apreciamos este deporte de verdad, te recordaremos por mucho más que solo tus goles y gambetas… Al final tenías razón, el tiempo te la dio, ese tiempo que tú mismo hoy en tu carta de despedida maldecías.
Solo espero que el fútbol y el mundo en general sean partir de hoy más Totti. “Esperaba que este momento no llegara nunca”, dijiste mientras te despedías…Tranquilo Francesco, este momento esperamos todos que nunca llegue, pero… maldito el tiempo.]]>

Barrancas, Barinas ¿barrena?

"En la oscuridad, saber dar con la luz. En la incertidumbre, saber generar certezas", escribe Ramón Guillermo Aveledo enlazando hechos recientes que dejan lecciones a quienes sepan entenderlas

Prospectos de Grandes Ligas: $183 millones para 418 adolescentes (varios venezolanos)

Ricardo Cabrera es el venezolano con mejor cotización, aunque no se ha develado el monto de su firma con los Rojos de Cincinnati. Le sigue Diego Benítez, con un bono de $2,5 millones por parte de los Bravos de Atlanta. Se le compara con Manny Machado por su estatura y poder. Se llevó el 48% del presupuesto del equipo para firmas, la apuesta está enfocada en él. Los prospectos y sus familias están más cerca de alcanzar sus sueños.