<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Guaidó: la AN "colocará" la otra mitad del pago por las vacunas

Si el gobierno de Maduro, según dijeron, finalmente hizo un pago al mecanismo Covax, Juan Guaidó asegura que puede aportar lo que resta y hasta adelantar el pago del año próximo para garantizar el suministro de vacunas. ¿Se pondrán de acuerdo? Sabemos que no. Mientras, convocan a una marcha el 17 para pedir al PNUD que se ponga al frente del programa de vacunación

Guaidó: la AN "colocará" la otra mitad del pago por las vacunas

El líder opositor venezolano Juan Guaidó reiteró este miércoles su disposición para buscar recursos y ayudar en el pago del mecanismo Covax para la vacunación contra la covid-19, del cual el Gobierno ya ha cancelado un anticipo de más del 50%, según informó el Ejecutivo.

«Si ya pusieron la mitad, ratifico, aun más específicamente, la Asamblea Nacional está dispuesta no solamente a colocar la otra mitad sino, de una vez, el 2022 de Covax, de una vez», dijo Guaidó en rueda de prensa.

El exdiputado, que es reconocido por varios países -entre ellos Estados Unidos- como presidente interino de Venezuela luego de su proclamación en 2019, remarcó también que los recursos pudieran servir para «fortalecer la cadena de frío para resguardar» las vacunas.

«Estamos dispuestos a seguir buscando ayuda con nuestros aliados para poder poner temprano la vacuna en Venezuela», apuntó tras insistir en que el Gobierno demoró en pagar el mecanismo por «soberbia».

El pago del mecanismo Covax, coordinado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), tenía meses siendo polémica en Venezuela en medio de las denuncias del Gobierno de Nicolás Maduro de no poder costear el programa por el «bloqueo» de recursos en Estados Unidos a causa de las sanciones que pesan sobre el país caribeño.

El pasado sábado, la vicepresidenta ejecutiva, Delcy Rodríguez, informó que el Gobierno había podido cancelar unos 64 millones de dólares y, un día después, Maduro dijo que los recursos habían salido de un dinero que estaba «secuestrado» en Estados Unidos, aunque insistió en que Washington aún mantiene los activos de Venezuela retenidos.

Guaidó, que se encontraba gestionando una licencia ante la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) para buscar los fondos y pagar el mecanismo, volvió a señalar hoy que «la dictadura» pagó el programa producto de la presión de los venezolanos a la vacunación.

El opositor, además, respaldó una convocatoria que hicieron representantes del sector salud para exigir el próximo sábado ante la sede del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Caracas que sea el organismo multilateral el encargado de dirigir el plan de vacunación en Venezuela.

El gremio sanitario ha señalado en reiteradas oportunidades de que el Gobierno venezolano no está aplicando las vacunas a este sector y ha señalado que se les está dando prioridad a los políticos oficialistas y afines.

Investigan mercado negro

En medio de esta misma situación, dijo Guaidó, también se ha creado un «mercado negro de vacunas» contra la covid-19, una denuncia que ya hizo la oposición el sábado pasado cuando indicó que se estaban vendiendo hasta por 300 dólares, sin precisar quiénes son los supuestos vendedores o promotores de dicha venta.

«Estamos en pleno proceso de levantamiento de los testimonios y en dónde se ha generado», manifestó el opositor, quien alertó de que «mucho de esto es estafa».

Venezuela cuenta actualmente con 750.000 vacunas anticovid, 250.000 de la rusa Sputnik V y 500.000 de la china Sopharm.

El Gobierno no ha detallado cuántas vacunas se han colocado hasta la fecha, aunque según el ministro de Salud, Carlos Alvarado, al sector que representa se le han aplicado 250.000.

Marcha al PNUD

Este sábado 17 de abril se movilizará el gremio de la salud, desde la plaza de Los Palos Grandes hasta la sede del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), para exigir que el programa nacional de vacunación sea dirigido por las Naciones Unidas, informó la AN opositora a través de una nota de prensa.

«No queremos que las vacunas caigan en manos equivocadas y vayan al mercado negro a ser sorteadas como hemos visto que ocurre con las que han llegado últimamente al país», aseguró Ana Rosario Contreras, presidenta del Colegio de Enfermería del Distrito Capital, quien alertó este miércoles sobre la muerte de más de 460 trabajadores de la salud.

“Desde el gremio de enfermería estamos articulándonos. Le pedimos al pueblo venezolano que no solo nos llamen héroes porque somos víctimas de un sistema y que construyamos unidad donde cada uno asuma su responsabilidad», manifestó la profesional de la enfermería durante un acto celebrado en Caracas con las Fuerzas Vivas, partidos, sindicatos, gremios y ONG.

Contreras pidió a la ciudadanía levantar la fibra social ante la crisis que vive el país y exigir al régimen de Nicolás Maduro comenzar de inmediato con un plan de vacunación. «Hoy nuestras redes sociales se han convertido en una suerte de instituto de seguro social, con venezolanos pidiendo medicamentos para salvar sus vidas. Es momento de que levantemos esa fibra social. Mientras el régimen está protegido, el pueblo está desasistido. Necesitamos unidad».

“Se nos está muriendo el país” lamentó la presidenta del Colegio de Enfermería al tiempo que sostuvo que las inmunizaciones van a evitar la muerte de miles de coterráneos, razón por la cual advirtió a Carlos Alvarado, ministro de Salud de la dictadura, que ejercerán presión social en la calle para que se inicien las vacunaciones.

 

Con información de EFE y Prensa AN