<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Guaidó pide a la ONU que intervenga para frenar delitos de lesa humanidad en Venezuela

Juan Guaidó, el presidente del parlamento que es reconocido por unos 60 países como presidente de Venezuela hasta tanto haya elecciones libres, apeló al principio de "Responsabilidad de Proteger" de Naciones Unidas (ONU) para pedir a la comunidad internacional que intervenga para frenar los delitos de lesa humanidad cometidos por el régimen chavista de Nicolás Maduro.

Guaidó pide a la ONU que intervenga para frenar delitos de lesa humanidad en Venezuela

Juan Guaidó, el presidente del parlamento reconocido como presidente interino de Venezuela por unos 60 países hasta tanto haya elecciones libres, pidió ante representantes de un grupo de naciones amigas que la comunidad internacional evalúe aplicar el principio de «Responsabilidad de Proteger» a los venezolanos de los delitos de lesa humanidad de los que se acusa al régimen de Nicolás Maduro.

“Hoy les pido a todos los representantes de Estados Miembros que asuman la responsabilidad de asistir al Gobierno legítimo de Venezuela en su misión de proteger al pueblo venezolano, y considerar una estrategia que contemple escenarios luego de agotada la vía diplomática. Ha llegado el momento de acciones oportunas y decisivas”, dijo Guaidó en una teleconferencia al margen de la Asamblea de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que celebra su 75 Asamblea General.

Poco antes Nicolás Maduro (a quien reconoce la mayoría de los países de la ONU) expuso en un discurso oficial la defensa de su régimen chavista, que es acusado por una misión de la ONU de crímenes de lesa humanidad.

Se ha “llegado casi al final de la escalada que trazan los pilares de la responsabilidad para proteger sobre mecanismos pacíficos y diplomáticos, dijo Guaidó en el discurso reproducido en las redes sociales y en el portal del Centro de Comunicación Nacional.

Argumentó que algunos aliados han aplicado la “diplomacia preventiva” en el caso de Venezuela, sin éxito.

Según los principios y jurisprudencia discutidos en la Cumbre Mundial de las Naciones Unidas de 2005, entonces «los líderes mundiales acordaron una interpretación restrictiva y estrecha de la responsabilidad de proteger, basada en el informe sobre esta norma preparado por la Comisión Internacional sobre Intervención y Soberanía de los Estados».

«En el informe se declaraba que cada Estado tenía la responsabilidad de proteger a su población del genocidio, los crímenes de guerra, la depuración étnica y los crímenes de lesa humanidad», explica un artículo de archivo de una funcionaria de la ONU.

En ese entonces también se señalaba que la comunidad internacional estaba dispuesta a tomar medidas colectivas por conducto del Consejo de Seguridad y de conformidad con la Carta, según las circunstancias de cada caso y de manera oportuna y decisiva.

«Se hacía mucho hincapié en la importancia de la prevención de los conflictos y en que los Estados prestaran asistencia a otros Estados en que hubiera situaciones de tensión antes de que estallara una crisis o un conflicto», agrega el artículo.

Guaidó sube la apuesta

En su discurso Guaidó mencionó las sanciones económicas individuales a los responsables de las “atroces violaciones de Derechos Humanos”, la denuncia contra el régimen de Nicolás Maduro ante la Corte Penal Internacional (CPI).

“Elevo solicitud también al Secretario General de la Organización de Naciones Unidas para que movilice la voluntad política de los Estados Miembros para restaurar efectivamente la soberanía en Venezuela y poder proteger al pueblo civil de las atrocidades de un régimen criminal. Honorable señor Guterres, como bien usted indicó en el año 2018, durante el debate de la Asamblea General sobre la Responsabilidad de Proteger de los Estados: ‘los principios fundamentales significan poco si no se aplican cuando más se necesitan’. Hoy en Venezuela, es cuando más se necesitan”, dijo.

Pidió a todos los representantes de la ONU, pero en especial a los del Consejo de Derechos Humanos, que lean el “Informe Detallado de la Misión Independiente de Verificación de Hechos”, para que conozcan los testimonios de las víctimas y les pongan cara a la tortura sistemática cometida por la dictadura en Venezuela; y luego de que hagan eso, “quedará en sus manos considerar proceder junto a sus gobiernos para denunciar a Nicolás Maduro ante la Corte Penal Internacional por crímenes de lesa humanidad contra la población civil de Venezuela”.

“Yo, como representante legítimo del Estado venezolano tengo la responsabilidad de proteger a los venezolanos, pero la organización criminal que lidera Nicolás Maduro ostenta de facto el control efectivo sobre el territorio nacional, a través del uso ilegítimo de la fuerza», reconoció.

«Ante esta realidad, y la responsabilidad del cargo que ostento, debo pedirles hoy alinear los esfuerzos de asistencia internacional para restablecer la soberanía efectiva en Venezuela, y proteger a la población civil desarmada, ante la comisión sistemática y reiterada de crímenes de lesa humanidad a manos del régimen dictatorial que usurpa la presidencia de Venezuela”, agregó.

Derechos violados

“Nicolás Maduro ha hecho que violar Derechos Humanos sea un requisito para formar parte de su régimen; y sin embargo, es Nicolás Maduro quien envía a su representante ante el Consejo de Derechos Humanos y difunde mentiras. Que sea Maduro quien ocupe esa silla en el Consejo de Derechos Humanos debe ser otro llamado a la reflexión de este cuerpo, y sobre lo que representamos como sociedad global”.

Guaidó pidió a quienes respaldaron o aún respaldan al régimen a que rectifiquen y que colaboren para poner fin “al terror” que impone en Venezuela el dictador y violador de Derechos Humanos, Nicolas Maduro. Dijo que aún y cuando los venezolanos han resistido, sobrevivido, construido mayoría, y se han ganado el reconocimiento del mundo en su lucha; “hoy más que nunca necesitamos ayuda”.

Guaidó denunció que “todas las acciones del régimen están orientadas a aniquilar cualquier voz disidente, cualquier fuerza política contraria, cualquier consciencia que quede libre”.

Asimismo, denunció que el territorio nacional es usado para auspiciar operaciones de organizaciones criminales nacionales y trasnacionales de tráfico de drogas, armas y de personas.

“Maduro no sólo no quiere respetar y defender los Derechos Humanos; tampoco puede. No puede proteger a las víctimas de las consecuencias de sus propios crímenes porque fue él quien, en los últimos siete años, lideró un proyecto político que se ha mostrado incapaz de atender la crisis de los servicios públicos. Hoy, por ejemplo, sólo se está suministrando el 8% de la gasolina que necesita el país para moverse, y se la reparten entre los jerarcas de la dictadura, un país con una de las empresas petroleras más grandes e importantes del mundo”.

Fraude el 6D

Ratificó las denuncias de la oposición de que el régimen que encabeza Maduro pretende cometer la dictadura el próximo 6 de diciembre para usurpar el Parlamento nacional.

“Su última propuesta (en referencia a Maduro) para socavar aún más la democracia en Venezuela es la convocatoria a un proceso ilegal y fraudulento de elecciones parlamentarias, pretendiendo eliminar a las fuerzas legítimas de la Asamblea Nacional, el único pilar legítimo que se mantiene de pie en Venezuela, el cual hoy tengo el orgullo de representar y el compromiso de defender”.