<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Guyana reclama vuelo de aviones de guerra de Venezuela sobre el Esequibo

"La incursión en nuestro territorio de los dos aviones de combate venezolanos es un claro indicio de que el gobierno de Venezuela está dispuesto a utilizar la agresión y la intimidación para lograr lo que no se puede lograr por medios legales: la entrega por parte de Guyana de su patrimonio", dice Guyana.

Guyana reclama vuelo de aviones de guerra de Venezuela sobre el Esequibo

El gobierno de la república de Guyana condenó la reciente incursión de dos aviones de combate de la Fuerza Aérea de Venezuela sobre el espacio del territorio Esequibo, en medio de una nueva escalada del conflicto histórico que mantienen los dos países por esa zona en reclamación.

El ministerio de Relaciones Exteriores de Guyana dijo hoy que los dos aviones Sukhoi SU 30 sobrevolaron la población de Eteringbang en la Región Siete, en «el más reciente acto de agresión dirigido a Guyana».

Un comunicado difundido en los medios guyaneses, el ministerio dijo que este martes aproximadamente a las 13:20 horas, dos aviones de combate Sukhoi SU 30 del Ejército venezolano, de fabricación rusa, sobrevolaron la comunidad de Eteringbang y la pista de aterrizaje a una altitud muy baja de 1.500 pies» (unos 500 metros).

Una vuelta, y ya

Los aviones de combate dieron una vuelta en la zona una vez antes de dirigirse hacia el este, según el comunicado.

El asentamiento minero de Eterinbang queda enfrente del poblado venezolano de San Martín de Turumbang. También está frente a la isla de Anacoco, en el río Cuyuní.

Esa pequeña isla con su pista de aterrizaje, es la única zona dentro del territorio en reclamación que está bajo control efectivo de Venezuela.

«El Gobierno de Guyana condena este último acto de agresión por parte de las fuerzas armadas venezolanas como una violación de la soberanía de Guyana sobre el espacio aéreo de su territorio», según la declaración.

Históricamente, la retórica venezolana sostiene que esa es una zona en reclamación y así lo reafirman los mapas políticos donde aparece la «Guayana Esequiba» dibujada entre líneas.

El ministro de Relaciones Exteriores de Guyana, Hugh Todd (derecha) entrega la nota de protesta al embajador de Venezuela en Guyana, Luis Edgardo Diaz Monclus. (Foto: Demerara Waves).

Pero para Guyana no hay nada que discutir en torno a esta zona que representa dos terceras partes del territorio de la república nacida en 1966 de la independencia de la Gran Bretaña.

Venezuela nunca ha reconocido la pérdida de ese territorio, cercenado de manera ilegal en el Laudo Arbitral de París, en 1899, tras constantes incursiones de ingleses y amenazas de arrebatarle hasta parte del río Orinoco.

Esas avanzadas de ingleses y sus compañías mineras nunca fueron combatidas firmemente por los gobiernos de una Venezuela del siglo 19 fragmentada y en ruinas, salida de una cruenta guerra de independencia.

Una escalada reciente

«El gobierno desea recordar que esta última hostilidad sigue de cerca a: (1) un decreto emitido recientemente por el presidente Nicolás Maduro que pretende establecer un territorio marítimo para Venezuela que abarca las aguas territoriales, la Zona Económica Exclusiva y la plataforma continental de Guyana, así como su territorio terrestre al oeste del río Esequibo»

(2) La interceptación y detención ilegal de dos buques pesqueros guyaneses y su tripulación en aguas de Guyana;

y (3) «Las resoluciones de la Comisión Especial para la Defensa de la «Guayana Esequiba» y la Soberanía Territorial que recomendaron la convocatoria de una sesión de esta Comisión Especial al Esequibo con la asistencia de las fuerzas armadas venezolanas», señala el comunicado.

«La incursión en nuestro territorio de los dos aviones de combate venezolanos es un claro indicio de que el gobierno de Venezuela está dispuesto a utilizar la agresión y la intimidación para lograr lo que no se puede lograr por medios legales: la entrega por parte de Guyana de su patrimonio».

Vecindad

«El gobierno de Guyana exhorta al gobierno de Venezuela, y a sus agentes, a comportarse de forma coherente con el derecho internacional y las relaciones de buena vecindad», dice el comunicado.

Añadió que se mantendrá informada a la comunidad internacional de todas las acciones emprendidas por Venezuela para «socavar la soberanía y la integridad territorial de Guyana y amenazar la paz y la seguridad de la región».

Desde el lado del gobierno venezolano no se había producido de inmediato ninguna respuesta oficial.