<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Habla la gerencia de DíaDía: "Nosotros podríamos, eficientemente, manejar Pdval"

El coordinador de operaciones de la empresa, ocupada desde hace cinco meses por el gobierno, aseguró que han demostrado al gobierno “que no hubo razón para intervenir DíaDía, más allá de la intención política”. La cadena sigue operando y sus trabajadores exigen la liberación de su director general, Manuel Morales, y el abogado Tadeo Arriechi,

Alfredo Arrieta sostiene que DíaDía fue víctima “de la circunstancia-país”, que tuvo un punto álgido en el mes de febrero, cuando la situación de las colas se hacía insostenible. “Hubo una situación de ansiedad que desencadenó en las colas porque los productores no pueden comprar al gobierno los dólares y no pueden llenar los canales de producción”.

Con la medida de ocupación temporal, la empresa ha continuado con su operatividad, siempre bajo la supervisión del Estado. “El principal testigo de la calidad del servicio de DíaDía es el propio Gobierno, a través de Pdval. Nosotros podríamos, eficientemente, manejar Pdval”.

Las inspecciones estatales se han pausado, confirma Arrieta. A pesar de esto, no se ve luz al final del túnel de la ocupación temporal, medida decretada por 180 días prorrogables. Todas las tiendas de DíaDía ya tienen pintado el logo de Pdval. La gente continúa haciendo colas. Arrieta asegura que es imposible que sean responsables de la “guerra económica” debido al bajo volumen de ventas a escala nacional. “DíaDía sólo comercializa algo más del 1% de todos los productos que se distribuyen en Venezuela, por lo que jamás este volumen podría ser la causa para generar las colas que, en cada rincón del país, sufrimos todos los venezolanos”.

Lo que sí se ha parado es el plan de expansión de las franquicias. “Este año queríamos abrir diez tiendas más, y en cinco años nos veíamos abriendo unas 600 tiendas”. No obstante, continúan “trabajando con la misma mística y la misma vocación para las comunidades, que son las que nos paran y nos piden que continuemos involucrados con ellas, como parte de ellas”.

“Manuel tiene que salir”

Sobre la detención del director general, Manuel Morales, Arrieta asegura que continúa “con un espíritu inquebrantable, y aún en contacto permanente a través de sus familiares, los únicos autorizados para visitarlo. Arrieta muestra firmeza al afirmar que “DíaDía ha mostrado al gobierno todos los días que no hubo razón para intervenir” la cadena, más allá de una “motivación política” y, por tanto, no existen razones para la prisión de Morales.

A casi seis meses de la intervención de DíaDía, Morales continúa en su celda. Igual el abogado, Tadeo Arrechi. 29 empleados fueron detenidos el día cero. El presidente Nicolás Maduro los vinculó directamente con un “ataque a la economía venezolana”. Seis meses después, las operaciones de los Practimercados, según Arrieta, han demostrado lo contrario.

“Estamos convencidos que debe prevalecer la verdad y Manuel tiene que salir”.