Hamilton gana en Turquía, iguala récord de Schumacher y es leyenda de F1

Hombre récord en número de títulos mundiales en la Fórmula 1 -siete desde este domingo, igualando a Michael Schumacher-, diseñador de ropa, defensor de la ecología y de la lucha contra el racismo y quizá cantante en el futuro: Lewis Hamilton se hace notar en el 'paddock' por su eclecticismo y su activismo.

Hamilton gana en Turquía, iguala récord de Schumacher y es leyenda de F1

Lewis Hamilton, desde este domingo el hombre con más títulos mundiales de Fórmula 1, igualado a siete con el mítico Michael Schumacher, es una figura que genera gran cantidad de fans y detractores, especialmente en su país, Reino Unido.

Con más de 20 millones de abonados en Instagram, es de largo el piloto más popular de la parrilla en las redes sociales. Tiene allí un ‘ejército de followers’, que se autodenomina «Team LH», pero frente a ellos también hay un número importante que no ve con gran simpatía al inglés.

Una serie de artículos publicados en la prensa británica desde su segundo título mundial (2014) se hacían la misma pregunta: ¿por qué Hamilton no es del todo querido en su país?

«¿Por qué Jenson Button, que consiguió un título de campeón del mundo, es mucho más popular? ¿O el bigote más gruñón de Gran Bretaña, ‘nuestro’ Nigel Mansell, que también ganó un único título?», se preguntaba en 2017 la web Yahoo.

El dominio de Hamilton en los últimos años en la Fórmula 1 es abrumador. En las siete últimas temporadas, Mercedes ha ganado todos los títulos de constructores y de pilotos, a menudo sin gran problema. Hamilton se ha llevado seis de los siete últimos y el único que no logró fue para otro piloto de su escudería, su entonces compañero alemán Nico Rosberg.

Distante

A los que le reprochan que ha convertido la Fórmula 1 en algo aburrido, Hamilton envió el año pasado un mensaje directo: «No es nuestra culpa si somos buenos».

El piloto británico de la escudería Mercedes Lewis Hamilton escucha el himno de su país tras el triunfo de este domingo 15 de noviembre en el Gran Premio de Turquía, donde se coronó campeón de 2020 para sumar siete títulos y alcanzar el difícil récord de Michael Schumacher.
Clive Mason / POOL / AFP

Para Rebecca Clancy, del diario británico The Times, el descontento popular con Hamilton nació a finales de 2007, cuando decidió instalar su residencia en Suiza para, entre otros motivos, pagar menos impuestos. Más tarde la fijaría en Mónaco.

También se recuerda que Hamilton tuvo el apoyo de la escudería McLaren, que desde la adolescencia le dirigió hacia la Fórmula 1 y que le permitió ganar en 2008 su primer título mundial en la élite, apenas un año después de su llegada a la competición.

Pero si el ahora siete veces campeón mundial no genera una ola de simpatía es porque «sus gustos no corresponden quizás con los de la comunidad tradicional de las carreras automovilísticas», sobre todo en Gran Bretaña, opinaba en 2014 el diario The Telegraph.

Sus amigos famosos, su estilo de vestir, sus joyas, sus tatuajes, su misticismo o la imagen negativa que algunos consideran que transmite de su ciudad de origen, Stevenage (norte de Londres), no ayudan a ganar fans entre los escépticos. Tampoco un acento entre inglés y estadounidense, que le aleja de los aficionados de su país.

Su apariencia es en ocasiones «distante».

«No sigue las costumbres de los héroes deportivos británicos», destaca John McEvoy, reportero de Fórmula 1 del Daily Mail.

Hipócrita

El activismo de Hamilton genera titulares desde su conversión a la ecología y al veganismo en 2017.

La noticia sorprendió teniendo en cuenta que era una figura acostumbrada a recorrer el mundo durante años a bordo de su jet privado rojo, que luego vendió, y que compite conduciendo vehículos de motor a velocidades locas en los circuitos.

«La acusación principal contra él es que es un hipócrita», se leía en un texto incendiario de McEvoy a principios de julio.

El autor abordaba la cuestión de Hamilton y el racismo. Se mostraba crítico no por la intención del piloto o su postura en ese asunto, sino por las formas utilizadas por el inglés para trasladar el mensaje.

«Muchos se hartaron de sus sermones moralizantes», escribía.

«Incluso cuando sus intenciones son buenas, puede generar tensión», apuntaba por su parte Philip Duncan, de la agencia PA.

Pero eso no impide que otros vean su aportación con otros ojos, como su joven compatriota y también piloto Lando Norris, que le ve recibiendo la consideración honorífica de caballero en su país en un futuro.

«Abre el camino en numerosos aspectos, en la pista y fuera», estima el piloto de McLaren. «Muchos deportistas han hecho lo mismo en otros deportes y recibieron ese título, ¿por qué no él?», apunta.

Quién es el mejor piloto de la historia de la Fórmula 1, Lewis Hamilton o Michael Schumacher? Teniendo en cuenta que vivieron dos momentos históricos diferentes de este deporte, la pregunta es difícil de responder.

Las cifras

Viendo las estadísticas, queda claro que Hamilton (14 temporadas y 264 grandes premios disputados desde 2007) y Schumacher (19 temporadas y 307 Grandes Premios en dos etapas, 1991-2006 y 2010-2012) son dos titanes del automovilismo, con largas y exitosas trayectorias.

El domingo en Turquía, el británico igualó el récord de siete títulos mundiales del alemán. Por detrás queda el argentino Juan Manuel Fangio (5 coronas en los años 1950), también citado habitualmente entre los más grandes junto a Ayrton Senna (3 títulos enre 1988 y 1991) y Alain Prost (4 entre 1985 y 1993).

En este 2020, Hamilton batió otros dos récords de Schumacher, el de número de podios (163 contra 155) y de victorias (94 contra 91).

En sesiones de clasificación, el inglés es superior, con un total de 97 ‘pole positions’, por las 68 de Schumacher.

‘Schumi’ ostenta por contra el récord de mejores vueltas en carrera (77 contra 53).

A sus 35 años, el piloto de Mercedes parece tener por delante todavía varios años de carrera, pero no ha comenzado a renegociar su contrato y mantiene las dudas sobre qué ocurrirá con él a corto y medio plazo.

Las comparaciones entre las cifras tienen un dato a tener en cuenta, el de que el número de carreras por temporada ha aumentado: era de una media de 16 Grandes Premios por año en la época de Schumacher, 19 en la de Hamilton y apenas 8, por ejemplo, en la de Fangio.

El talento

El director técnico de Mercedes, James Allison, que trabajó con ambos pilotos, realizó varias observaciones para la publicación alemana Der Spiegel.

Según contó, Hamilton tenía la reputación al principio de su carrera de destruir los neumáticos traseros, mucho más sensibles hoy que en la época de Schumacher. Muy pronto el joven británico se corrigió.

«Con los coches actuales, Lewis sería probablemente más rápido que Michael», dice el ingeniero, «pero Michael tenía tanto talento que habría aprendido rápido seguramente a gestionar los neumáticos sensibles».

La web deportiva alemana Sport1 recuerda que Schumacher demostró su valía en todo, con victorias desde la parte delantera de la parrilla a grandes remontadas, pasando por exhibiciones bajo la lluvia.

Pero «Hamilton no comete grandes fallos de concentración», subraya, recordando que el inglés evita los incidentes en las salidas o en las paradas en ‘boxes’.

Allison no se aventura a decir cuál es mejor: «A menos que corrieran uno contra otro con el mismo monoplaza es imposible decirlo».

Según un estudio de la F1 recurriendo a la inteligencia artificial, el piloto más rápido de la historia sería Ayrton Senna, con 114 milésimas de segundo de ventaja sobre Schumacher y 275 milésimas de margen sobre Hamilton.

Ferrari, Mercedes y el equipo –

Para Schumacher, sus compañeros de equipo en Ferrari (Rubens Barrichello y luego Felipe Massa) tenían claramente el rol de número dos. Para Hamilton ha sido más complicado: al principio de su carrera tuvo que imponerse en McLaren ante Fernando Alonso, que no le hacía ningún regalo, y luego en Mercedes Nico Rosberg le venció en la lucha por el título en 2016. Ahora el inglés es claramente el número uno ante Valtteri Bottas.

Hamilton a borde su Mercedes, en su triunfo del Gran Premio de Turquía. (Foto: Clive Mason / POOL / AFP)

«Está justificado», estima el expiloto de F1 Gerhard Berger. «Bottas no tiene la clase de Hamilton y Barrichello no tenía la de Schumacher. Con pilotos al mismo nivel no habría armonía posible en el equipo. Cuando eres técnicamente tan superior como Mercedes hoy o como Ferrari en la época, hay que evitar la rivalidad interna en la escudería», apunta el austríaco.

Por otra parte, según asegura la web alemana Sport1, «si Hamilton está batiendo todos los récords de la F1 no es porque la competencia sea débil, el británico ha tenido que luchar en los últimos años contra más excampeones del mundo y vencedores de grandes premios que Schumacher en su época dorada en Ferrari».

Los 10 campeones

– Pilotos:

2020: Lewis Hamilton (GBR/Mercedes)

2019: Lewis Hamilton (GBR/Mercedes)

2018: Lewis Hamilton (GBR/Mercedes)

2017: Lewis Hamilton (GBR/Mercedes)

2016: Nico Rosberg (GER/Mercedes)

2015: Lewis Hamilton (GBR/Mercedes)

2014: Lewis Hamilton (GBR/Mercedes)

2013: Sebastian Vettel (GER/Red  Bull-Renault)

2012: Sebastian Vettel (GER/Red Bull-Renault)

2011: Sebastian Vettel (GER/Red Bull-Renault)

Constructores:

2020: Mercedes (Lewis Hamilton y Valtteri Bottas)

2019: Mercedes (Lewis Hamilton y Valtteri Bottas)

2018: Mercedes (Lewis Hamilton y Valtteri Bottas)

2017: Mercedes (Lewis Hamilton y Valtteri Bottas)

2016: Mercedes (Lewis Hamilton y Nico Rosberg)

2015: Mercedes (Lewis Hamilton y Nico Rosberg)

2014: Mercedes (Lewis Hamilton y Nico Rosberg)

2013: Red Bull (Sebastian Vettel y Mark Webber), motor Renault

2012: Red Bull (Sebastian Vettel y Mark Webber), motor Renault

2011: Red Bull (Sebastian Vettel y Mark Webber), motor Renault.

Los 10 pilotos con más títulos de Fórmula 1:

7 títulos:

Lewis Hamilton (GBR, 1985): 2008 (McLaren-Mercedes), 2014, 2015, 2017, 2018, 2019 y 2020 (Mercedes)

Michael Schumacher (GER, 1969): 1994 (Benetton-Ford), 1995 (Benetton-Renault), 2000, 2001, 2002, 2003 y 2004 (Ferrari)

– 5 títulos:

Juan Manuel Fangio (ARG, 1911-1995): 1951 (Alfa Romeo), 1954 (Maserati/Mercedes-Benz), 1955 (Mercedes-Benz), 1956 (Ferrari) y 1957 (Maserati).

Lewis Hamilton ante la prensa, después de ganar el Gran Premio de Turkía. (Foto: AFP/Clive Mason) 

4 títulos:

Sebastian Vettel (GER, 1987): 2010, 2011, 2012 y 2013 (Red Bull-Renault)

Alain Prost (FRA, 1955): 1985, 1986 (McLaren-Tag Porsche), 1989 (McLaren-Honda) y 1993 (Williams-Renault)

3 títulos:

Ayrton Senna (BRA, 1960-1994): 1988, 1990 y 1991 (McLaren-Honda)

Nelson Piquet (BRA, 1952): 1981 (Brabham-Ford), 1983 (Brabham-BMW) y 1987 (Williams-Honda)

Niki Lauda (AUT, 1949-2019): 1975, 1977 (Ferrari) y 1984 (McLaren-Tag Porsche)

Jackie Stewart (GBR, 1939): 1969 (Matra-Ford), 1971 y 1973 (Tyrrell-Ford)

Jack Brabham (AUS, 1926-2014): 1959, 1960 (Cooper-Climax) y 1966 (Brabham-Repco)