<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Héctor Rodríguez: 100 días gobernando "con todo el apoyo”

Alcanzar los 100 días de gestión es considerado un hito dentro del mundo político. Héctor Rodríguez, gobernador de Miranda, enumeró lo que calificó como logros de su gobierno y expuso el "buen ritmo" con el que avanza, sobre todo en materia de seguridad y vialidad. Contrasta con la gestión de Henrique Capriles Radonski quien, en su momento, denunció padecer de un bloqueo presupuestario del Ejecutivo nacional. La entidad más cotizada de Venezuela supera los tres meses días siendo roja rojita.

Héctor Vicente Rodríguez Castro tiene 35 años, pero su currículum podría fácilmente ser envidiado por cualquier político cincuentón dentro de las filas chavisas. Mucho se ha hablando de su apresurada carrera: en los últimos 10 años, uno de los jóvenes consentidos de Hugo Chávez, proveniente de las canteras del Frente Francisco de Miranda y formado como abogado en la UCV, fue ministro para el Despacho de la Presidencia (2008), ministro del Deporte (2010), segundo vicepresidente para el Área Social (2011), ministro de la Juventud (2013), ministro de Educación (2014), diputado a la Asamblea Nacional (2016), jefe de la bancada del PSUV en el Parlamento, y constituyente de la controvertida ANC.

Pero nada de esto es comparable con su última investidura: la gobernación de Miranda. Arrebatarle el estado a la oposición costó tiempo y dinero para los sectores oficialistas.

Retomar Miranda fue una misión de largo plazo para el PSUV. Ni siquiera uno de los grandes de la dirigencia chavista, Elías Jaua, pudo cumplirlo. Es una victoria “heroica” para la tolda roja. Así lo manifestó el presidente Nicolás Maduro durante la toma de posesión de Rodríguez, 9 días después de resultar electo: “¡Es noticia mundial que el pueblo bolivariano derrotó al representante de la oligarquía en el estado Miranda!”. 

Independientemente de las controversias que enmarcaron las elecciones regionales, Héctor tiene ahora “la joya de la corona”. Miranda vuelve a ser dominada por las fuerzas bolivarianas y su nombre suena como uno de los políticos a suceder a Maduro en la Presidencia, según sondeos.

El abogado cumplió, recientemente, 100 días al frente de la administración mirandina, y le concedió una entrevista, vía telefónica, a El Estímulo para dar parte de sus primeros tres meses en el despacho regional.

En la campaña, el plan de gobierno presentado por Rodríguez Castro tenía cuatro ejes: “Seguridad y paz ciudadana”, “economía productiva”, “desarrollo social y misiones de Chávez” y “derecho a la ciudad”. Uno a uno, el gobernador fue detallando, de memoria, los avances alcanzados en cada área.

Pero antes de empezar a hablar de la suya, Rodríguez habló de la gestión anterior. Destacó el supuesto estado de “abandono” y “desidia” que había dejado su predecesor. “Estaba con las peores vías del país, con los índices delictivos más altos de país, con una potencialidad económica completamente desaprovechada, con un sistema educativo por el suelo, así que nos toca hacer todo de nuevo”.

Gobernar “con todo el apoyo”

 

“Le garantizo todos los recursos en dólares, en yuanes, en la moneda que haga falta”, anunciaba el Presidente el pasado 19 de octubre poco después de colgarle la banda de gobernador a Rodríguez. Inmediatamente, ordenó a Elías Jaua regresarle al mandatario muchas facultades que estaban en manos de Corpomiranda, que operaba como una ‘gobernación paralela’ en Miranda. “Esto no se podía hacer con el señor oligarca pentaderrotado que estaba aquí”, declaró.

Cuando Henrique Capriles era gobernador denunció, en incontables ocasiones, que el gobierno central obstaculizaba su gestión e incumplía el Situado Constitucional (artículo 167 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela) con el objetivo de dañar su imagen.  Sin embargo, Rodríguez calificó estas acusaciones como “una gran mentira”.

“Yo me puse a revisar todos los presupuestos de la Gobernación de Miranda durante los últimos nueve años y fue el segundo estado con más presupuesto durante nueve años seguidos”, afirmó el mandatario regional. Resaltó que de ser ese el caso, “Miranda, por sus propias capacidades, puede tener fuentes de ingreso que se pierden de vista en comparación con otros estados”.

“Poseemos 166 minas no metálicas, de las que solo se estaban explotando 65. De las 65, produjeron cerca de unos 50 mil millones de bolívares el año pasado, y solamente entró, por tributo a la gobernación, 3 millones 700 mil. Es decir, cuatro salarios mínimos. Uno se pregunta por qué si el Gobierno nacional no tiene nada que ver con esto. ¿Por qué la Gobernación de Miranda no cobró lo que le correspondía cuando esas minas son su jurisdicción?”.

 

Se queja de que “estas cosas nadie las critica, ni se investiga cuánto dinero les dieron y cómo se gastó, ni cuáles son las fuentes de financiamiento que no dependen del gobierno nacional”. “Es muy fácil decir ‘no me dieron plata’”, añadió.

“Nosotros, por ejemplo, encontramos siete patrullas funcionando. Eso no tiene ninguna racionalidad porque tenían presupuesto. Encontramos, por ejemplo, deudas a los maestros, mientras había plata en caja, en banco, en sus partidas presupuestarias para pagar esas deudas”.

La seguridad como prioridad

 

La inseguridad es uno de los grandes problemas del país. No es nuevo que Venezuela se distinga como uno de los países más peligrosos del mundo, y que Miranda se lleve el primer lugar de las regiones. Héctor Rodríguez lo reconoce. Sabe que es el principal problema en la entidad.

El abogado insistió en que controlar el hampa fue su primera acción “contundente” y, orgulloso, señaló que “ya se empiezan a ver resultados”. Aseguró que al llegar a la gobernación se perpetraban, semanalmente, 65 asesinatos y 15 secuestros y que, al de hoy, las cifras se han reducido en 50% y 80% respectivamente.

Una de las promesas electorales de Rodríguez fue llevar el cuerpo policial a 10.000 funcionarios. Tras los primeros 100 días, destacó la incorporación de 2.000 nuevos oficiales a los 900 existentes, además de la adquisición de 150 patrullas. “Al final del año 2018 vamos a tener unos 7.000 policías”, indicó.

“Miranda tiene más de tres millones de habitantes, y más de 1 millón y medio atraviesa el estado diariamente. Necesitamos una policía que tenga capacidad de atender ese comportamiento demográfico y eso es lo que nos va a permitir quitarnos la etiqueta del estado más peligroso”. 

“Miranda va a tener abastecimiento”

 

Minutos antes de la conversación, Rodríguez acababa de dejar el despacho del ministro de Comercio Exterior, José Gregorio Vielma Mora.  Todavía tenía las ideas frescas de la reunión, por lo cual se explayó a hablar sobre su “enorme capacidad productiva”. El gobernador tiene la convicción de que Miranda no solo puede convertirse en el estado “más productivo de Venezuela”, sino que, apuntó, que “todo indica” que va a ser, también, “el más exportador”.

“Hemos tenido reuniones con más de 1.500 empresarios que están dispuestos a exportar desde Miranda y levantar su producción. La actitud ha sido muy positiva (…) Estamos creando zonas económicas especiales y generando fondos de inversión para todos nuestros sectores productivos. Se trata de una alianza estratégica con el sector público y el privado”.

 

La escasez de alimentos es otro de los problemas más críticos del país. Una de las ofertas de Rodríguez en su campaña fue convertir a Miranda en “una vanguardia en la producción de alimentos”.

“Tenemos una potencialidad para el pescado, toda la industria avícola, tenemos la capacidad de producir en Miranda 600 mil pollos diarios y eso nos permitiría no solo satisfacer la demanda mirandina, sino apoyar a otros estados. Tenemos capacidad de sembrar unas 219 mil hectáreas. Potencialidades para la fruta, para el cacao, para el café, para el maíz y, bueno, ya empezamos el plan de siembra y producción”, afirmó.

 

Relató que los productores manifestaban que “la inseguridad los tenían locos» y fue lo primero que exigieron corregir para empezar a producir. En segundo lugar, reclamaron por el acceso a la materia prima, lo cual “ya se ha empezado a solucionar”. Rodríguez sostuvo que “Miranda este año va a romper récord en producción porque hay la voluntad”

¿Crisis económica?: No-problema

 

A pesar de la crisis económica que vive Venezuela, Rodríguez está “absolutamente convencido” de que la  solución a los problemas económicos pasa por “apostar a nuestras propias capacidades y confiar en nosotros mismos”. «Si cada uno hace lo suyo», desde las gobernaciones y municipios, se puede ayudar a la recuperación del país, afirmó. Y “si a Miranda la ponemos altamente productiva, ayudamos a resolver el problema completo”, razonó.

“No hay una varita mágica que va a decir ‘¡Ay! Mañana se disparó el petróleo a 200 y ya, nadie se preocupe’, no. Es que nosotros aprovechemos esta circunstancias que estamos atravesando para construir una nueva economía. Es la oportunidad que tenemos para desmontar la postura rentista que hemos tenido durante un siglo”.

“La gobernación tiene 6 años que no inaugura una escuela”

 

Siendo exministro de Educación, se generan expectativas sobre lo que puede o no puede lograr en esta materia. El gobernador aseguró que se ha “afincado” en esta área. Dijo que se han homologado los sueldos de los maestros y han pagado toda la deuda de la gestión anterior.

“La gobernación tiene 6 años que no inaugura una escuela. Este año vamos a inaugurar 21. Incorporamos a 90 mil niños de 132 mil que tiene el sistema educativo en el programa de alimentación escolar, y creamos un sistema de becas, con 20 mil plazas, que premia a los mejores estudiantes de las mejores unidades educativas”.

La salud paso por paso

 

El colapso del sistema de salud nacional es una realidad innegable. En Miranda el abordaje del problema, según comentó Rodríguez Castro, debe ser paulatino. Dijo que se priorizó la recuperación de salas de emergencia, de parto y de hospitalización, como primera medida en materia hospitalaria, y que postergó la reconstrucción de la infraestructura general. “Aspiramos estabilizar todo el sistema”, remarcó.

Resaltó la alarmante cantidad de pacientes que buscan ser trasladados a Caracas para recibir una mejor atención, lo que significa que el Ejecutivo debe garantizar la movilidad.  “Lo primero que hicimos al llegar fue comprar 45 ambulancias nuevas, que están desplegadas en todo el estado”.

En adición, el gobernador señaló que se está llevando a cabo “un plan contratación de médicos especialistas” y están recibiendo postulaciones a través de un correo electrónico. “La respuesta ha sido muy entusiasta, más de 600 médicos han enviado su currículo manifestando su voluntad de trabajar en la gobernación”, contó.

El turismo “mirando hacia el futuro”

 

Si bien el gobernador presume de los  cien kilómetros de costa que tiene Miranda, del atractivo de la cultura barloventeña y, ¡claro!, de su pueblito natal, Río Chico, admitió que el turismo se ha visto opacado por los altos niveles de criminalidad de la entidad, aunque sigue siendo “el principal estado receptor de turistas nacionales”.

“Nosotros ya tenemos en todas las arterias viales (autopistas y troncales) una patrulla cada 10 km, que es el indicador internacional. Eso creo que, hoy en día, no lo tiene ningún estado del país. Son 400 km de autopista que están completamente custodiados”, certificó.

Otro factor es el “lamentable” estado de la vialidad, reconoció el funcionario. Sin embargo, Héctor Rodríguez habla de este problema como algo de origen anterior: “era precario”.  “Hemos colocado 3 mil toneladas de asfalto diario en estos 100 días y eso nos permite decir que no tenemos un hueco en las autopistas”, precisó.

Además, notificó que han formado 1.600 salvavidas y que “fue el primer diciembre en los últimos 9 años en los que no tuvimos ningún ahogado en las playas de Miranda”.

La juventud 

 

Rodríguez fue fundador de la Juventud de PSUV en el año 2008 y los chamos siempre han sido “el gancho” de su discurso político. Aseguró estar trabajando de la mano del plan Chamba Juvenil en conjugación con iniciativas propias.

“Creamos una secretaría para todo el tema de la promoción de proyectos, iniciativas y tesis de grados que tienen los muchachos que no necesariamente quieren trabajar en una institución pública, sino que tienen sus propias iniciativas, que muchas veces por falta de acompañamiento técnico y financiamiento, se quedan solamente en ideas (…) nos reunimos con la banca pública y privada y logramos que nos aprobaran 25 mil créditos para Miranda, que ya empezamos a entregar”.

Una responsabilidad como cualquier otra

 

Rodríguez aseguró que su única aspiración a un cargo particular fue en 2008, cuando quería ser alcalde del municipio Sucre. Al ser preguntado por la diferencia entre ser gobernador y los otros puestos que ha ocupado, se quedó pensativo. “Nunca me habían preguntado eso… La verdad no lo he pensado (…) Lo asumo como he asumido todos los cargos”.

“Tiene unas características propias: que tiene un territorio determinado, que no es la totalidad del país. También tiene unas dificultades muy grandes, tanto por su complejidad demográfica como por el nivel de abandono al que fue sometido. Sin embargo, también tiene una potencialidad económica, cultural… es un pueblo muy trabajador. Yo creo que es un gran reto que lo vamos a atender con mucha voluntad, con mucho amor y esperamos que la gente esté satisfecha del trabajo que vamos a hacer”, concluyó.