<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Hijo de uno de los 59 colombianos presos en Venezuela rogó por la liberación de su padre

La petición fue presentada durante la reunión que Bachelet sostuvo con familiares de presos políticos, presos políticos excarcelados y defensores de los Derechos Humanos en la Universidad Metropolitana de Caracas.

El hijo de uno de los 59 colombianos que están presos en La Yaguara, Caracas, rogó a Michelle Bachelet, alta comisionada de los Derechos Humanos para las Naciones Unidas (ONU), que liberara a su padre y a todos los presos políticos del país.

El hecho ocurrió el pasado 20 de junio durante la reunión que Bachelet sostuvo con familiares de presos políticos, presos políticos excarcelados y defensores de los Derechos Humanos en la Universidad Metropolitana de Caracas.

“Yo quiero que se ponga la mano en el corazón y que saque a mi papá, por favor”, pidió el niño a la funcionaria de la ONU.

 

El joven inició su discurso a menos de un metro del escritorio en que se encontraba sentada Bachelet junto a otros representantes diplomáticos, pero decidió acercarse y sentarse junto a ella para pedirle que liberara a su papá.

“Saque a mi papá, por favor, porque hemos pasado muchas necesidades después que mi papá no ha estado aquí”, rogó el niño, quien además invitó a Nicolás Maduro a que “se ponga la mano en el corazón y saque a todos los presos políticos que están en todas las partes”.

 

Incluso le sacó una sonrisa a quienes formaban parte de esta reunión cuando realizó su petición, que no encontraba cómo finalizar y que concluyó pidiéndole a Maduro que liberé a todos los presos políticos “hasta de donde yo no sé, porque soy un niño…”.

La periodista Beatriz Adrián compartió en la red social Twitter las declaraciones de este niño, una de las tantas voces de los familiares de los presos políticos del gobierno de Maduro.

El niño fue identificado como hijo de uno de los 59 ciudadanos colombianos que se encuentran injustamente detenidos en un comando de la Policía Nacional Bolivariana en La Yaguara, Caracas, desde hace más de dos años.

Fueron arrestados porque los identificaron como supuestos paramilitares. Tienen boleta de excarcelación judicial desde 2017 y aún siguen tras las rejas.

Estos hombres fueron apresados durante las llamadas Operaciones de Liberación del Pueblo (OLP).

El Gobierno colombiano y el Grupo de Trabajo de la Organización de Naciones Unidas (ONU) solicitaron en reiteradas ocasiones la liberación de estos 59 ciudadanos, incluso exigieron que los detenidos fueran indemnizados, pero los esfuerzos diplomáticos fueron ignorados por Nicolás Maduro y los funcionarios de su gobierno.