Hombre que participó en protesta antimascarilla está hospitalizado con COVID-19

Durante toda la pandemia, España perdió casi 30.000 personas y registró más de 300.000 enfermos por este virus que apareció a finales de 2019

Hombre que participó en protesta antimascarilla está hospitalizado con COVID-19

El pasado domingo 16 de agosto, Madrid vivió una manifestación de quienes protestaban por tener que usar mascarilla. Entre el grupo estaba un hombre de 40 años de edad que solo un día después ingresó a un hospital con neumonía por COVID-19.

La información la dio a conocer el doctor Jackie Calleja en su cuenta de twitter. «Está a un paso de UCI. Estuvo en la manifestación del 16A. En ese momento estaba pendiente de resultado de PCR que ha salido +. ¿Y ahora que?», escribió.

Existe un grupo que desaprueba el uso de la mascarilla, recomendado por la Organización Mundial de la Salud y de uso obligatorio en gran cantidad de países. Sin embargo, diversos estudios médicos lo colocan como un mecanismo efectivo para disminuir la propagación de la pandemia.

Sobre la manifestación de Madrid

Una manifestación similar a la de Berlín hace pocas semanas ocurrió el domingo 16 de agosto en la plaza de Colón de Madrid, donde cerca de 2.500 personas se congregaron, bien pegadas unas a otras y muchas sin protección, para protestar contra las mascarillas y su uso obligatorio.

Esto ocurre en un momento en que en toda España aumentan los casos positivos de covid-19 y cuando países cercanos, como Alemania e Inglaterra empiezan a imponer medidas sanitarias preventivas a los viajeros que han pasado vacaciones allí. Durante toda la pandemia, España perdió casi 30.000 personas y registró más de 300.000 enfermos por este virus que apareció a finales de 2019.

Sin embargo, esto no parece pesar sobre las 2.500 personas que se congregaron porque no les gustan las mascarillas.

Según ellos, el gobierno de Pedro Sánchez «atenta contra los derechos humanos», porque, dicen, «las personas sanas no deberían llevar mascarillas», la cual consideran «una auténtica tortura».