Homenaje en Táchira por muertos en la "masacre del Junquito" y en protestas

Al conmemorarse 60 años del derrocamiento de Marcos Pérez Jiménez, la juventud de los partidos Voluntad Popular (VP) y Primero Justicia (PJ) en el estado Táchira, realizaron una protesta simbólica, a las afueras del oficialistas Consejo Legislativo Regional, (CLET) en donde los protagonistas fueron los “héroes caídos” por protestar en contra del gobierno de Nicolás Maduro.

Homenaje en Táchira por muertos en la "masacre del Junquito" y en protestas

Portando carteles con los nombres de Enyelberth Moncada, Jimmy Vargas, Daniel Tinoco, Paola Ramírez, Luis Álvarez, Diego Hernández, José Gregorio Leal y a quien se le sumó esta vez Lisbeth Andreina Ramírez Mantilla, fallecida en el operativo contra Óscar Pérez, entre otros, los jóvenes tachirenses responsabilizaron a funcionarios del gobierno y dirigentes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) de cada uno de estas muertes.

“A 60 años de la caída de la dictadura los jóvenes de salimos a la calle a decirle a Venezuela que en cada cartel que llevamos no solo están los nombres de los caídos en las protestas del 2014, 2017 en Táchira y de la masacre de El Junquito“.

“También están los nombres de los responsables de que Lisbeth Andreína Ramírez y su bebé hayan sido vilmente asesinados por una dictadura, como también murió Kluivert Roa. Aquí les decimos quienes son los asesinos del pueblo. Los mismos que se llenan los bolsillos de dinero mientras los venezolanos pasamos hambre y comen basura”, agregó Emmanuel Zambrano, dirigentes juvenil de VP.

 

La protesta estuvo acompañada de improvisadas figuras humanas, pintadas en negro que fueron llevadas hasta la entrada principal del edificio del consejo legislativo, liderado en su mayoría por diputados del Psuv.

Las reacciones no se hicieron esperar y desde la terraza del edificio legislativo, afectos al gobierno nacional salieron a gritar consignas: “Chávez Vive”, “Hipócritas, ahora si lloran a Óscar Pérez y vivo no creían en él” y “tengan cuidado aquí hay colectivos”.

Algunos transeúntes se detuvieron para apoyar a la dirigencia política juvenil, increpando a los partidarios del gobierno para que explicaran ¿cómo hacen para comer, si un sueldo no alcanza para nada?, jala b….”.

Un camarógrafo fue enviado desde la instalación legislativa a hacer imágenes al grupo de jóvenes que vociferaban “todos los diputados oficialistas del Consejo Legislativo del Táchira y la cúpula podrida del PSUV, son los culpables intelectuales de los asesinatos de jóvenes que han caído”.

Como prácticas propias del nazismo, catalogaron la forma de dar muerte a Lisbeth Ramírez, a su hijo por nacer, a Óscar Pérez y a todos los miembros del grupo de resistencia abatido en El Junquito.

“Mientras más jóvenes encarcelen y asesinen, más jóvenes vamos a salir con fuerza, dignidad y fe a luchar por la libertad de Venezuela”.

No se marcharan del país, continuaran en la calle en los próximos días porque “no le vamos a regalar el país a los corruptos narcotraficantes del gobierno de Nicolás Maduro“.

Delitos sin prescripción

 

Por otra parte los jóvenes tachirenses recordaron que los delitos de lesa humanidad no prescriben y tarde que temprano la justicia llegará.

“No seremos recordados como la generación que dejo perder al país. Este gobierno tiene un expediente en el tribunal de La Haya por delitos de lesa humanidad no prescriben. No nos rendiremos, vamos a luchar para liberar a Venezuela de esta dictadura, igual como hace 60 años cayó la dictadura de Pérez Jiménez”, añadió Luis Duque, dirigente de Primero Justicia.