<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Hospitales reciben diariamente hasta cuatro casos de diabetes

Especialistas manifiestan su preocupación por incremento que casos de diabetes en los hospitales así como por la escasez de medicamentos para pacientes con desórdenes endocrinos

Hospitales reciben diariamente hasta cuatro casos de diabetes

La presidenta de la Sociedad Venezolana de Endocrinología y Metabolismo (SVEM), Imperia Brajkovich, aseguró que “todos los días se ven entre tres y cuatro casos nuevos de diabetes en cada hospital”, mientras que, en consulta,
Paralelamente detalló que a su consultorio llegan pacientes que “están mal controlados porque no hay insulina, hipoglicemiantes orales, hipotensores ni antibióticos, y si lo consiguen no lo pueden comprar porque están demasiado costosos”.
Indicó, además, que, entre 2014 y 2017, la prevalencia de la enfermedad subió de 8% a 11%, según el Estudio Venezolano de Salud Cadiometabólica (EVESCAM).
“Y va a seguir subiendo porque la gente está comiendo mal, puros tubérculos que es lo más barato que consigue”, advirtió.
Por su parte, la endocrinóloga y pediatra María Esperanza Velásquez, médico adjunto del Servicio de Endocrinología del Hospital de Niños, señaló que en ese centro de salud hay alrededor de 350 menores en control regular por diabetes tipo 1, y se diagnostican entre 6 y 8 casos nuevos al mes.
“Los insumos no llegan, no hay tiras reactivas, es difícil conseguir las insulinas, jeringas, agujas para utilizar en los lapiceros; y estamos notando que los pacientes vienen refiriendo que hacen menos comida al día, por lo que hay que ajustar los esquemas de insulina a menos comidas diarias”, señaló.
 
Velásquez agregó que hay niños que no ingieren proteínas desde hace tres o cuatro meses, lo que les impide ganar peso y afecta su crecimiento. “Algunos no pueden ir al colegio porque pierden el conocimiento por complicaciones de la diabetes, bien sea por hipoglucemia (baja de azúcar) o cetoacidosis (glucosa elevada), en muchos casos por omisión de la dosis de insulina. No se la colocan porque no la consiguen”.
La escasez de medicinas en Venezuela ha hecho extremadamente difícil el control metabólico de los pacientes con diabetes y otras patologías asociadas, quienes al no disponer del tratamiento son más susceptibles a desarrollar complicaciones agudas o crónicas e infectarse, ingresando a las emergencias de los centros asistenciales con mal pronóstico.
Con información de Informe 21]]>