Miles de evacuados en California por avance de incendios forestales

Algunos residentes de Vacaville abandonaron sus casas vestidos con sus pijamas mientras las llamas se elevaban a través de las carreteras y las líneas de gas explotaban en varias residencias

Miles de evacuados en California por avance de incendios forestales

Miles de residentes de una ciudad en el norte de California fueron evacuados el miércoles 19 de agosto, luego de que una serie de incendios avanzara rápidamente durante la noche, arrasando con docenas de hogares y estructuras.

El desastre en las afueras de Vacaville, una ciudad de unos 100.000 residentes situada cerca de la capital del estado, Sacramento, forma parte de una serie de incendios que han quemado cerca de 20.200 hectáreas en los últimos días en tres condados.

“Si se les pide que evacuen, por favor háganlo de forma SEGURA”, dijo la policía de Vacaville en Twitter.

“Prácticamente todas las unidades de respuesta en la ciudad están trabajando activamente para notificar, evacuar y combatir los incendios de forma segura, para que nuestros residentes estén a salvo”, agregó.

Algunos residentes de Vacaville abandonaron sus casas vestidos con sus pijamas mientras las llamas se elevaban a través de las carreteras y las líneas de gas explotaban en varias residencias.

Muchas personas sufrieron quemaduras mientras corrían por sus vidas.

Los bomberos informaron en su boletín a primera hora que el fuego avanzaba fuera de control, amenazando unas 1.900 estructuras en el área.

Una mujer describió cómo huyó de las llamas con su marido: la pareja tuvo que abandonar el auto en el que iba cuando el fuego los alcanzó.

“Tenía todas estas llamas encima y perdí mi zapato… pero lo logré”, dijo a la estación local de NBC. “Dios me salvó”.

Unos 20 incendios -conocidos como el Complejo de Rayos de LNU y que se producen en medio de una tórrida ola de calor- han destruido edificios en tres condados.

El gobernador Gavin Newsom declaró la noche del martes el estado de emergencia, para facilitar la liberación de fondos contra los incendios “que han sido exacerbados por la histórica ola de calor en la costa oeste y fuertes y sostenidos vientos”.

“California ha experimentado 10.849 descargas de rayos en las últimas 72 horas y un récord mundial de temperaturas de calor”, dijo Newsom en Twitter.

“Actualmente estamos luchando contra 367 incendios conocidos. Agradecidos con nuestros bomberos, los equipos de primera respuesta, y todos los que están en primera línea protegiendo a los californianos durante este tiempo”.

Newson agradeció también los refuerzos enviados desde Nevada, Arizona y Texas para combatir los incendios en California, donde otros 30 incendios han afectado unas 48.562 hectáreas, incluida la región vinícola.

Récord de calor

El LNU -provocado por una tormenta eléctrica a principios de la semana al norte del estado- ha afectado a los condados de Sonoma, Lake, Napa y Solano, algunos aún recuperándose de devastadores incendios en años anteriores.

Los incendios forestales se están propagando en gran medida sin control y se han intensificado debido al calor, que ha batido récords.

En la última semana, el Valle de la Muerte de California ha estado experimentando altos históricos, con temperaturas de hasta 54,4 grados Celsius.

Cerca de 45 millones de personas en todo el oeste de Estados Unidos estaban el miércoles bajo advertencia de calor excesivo.

Las abrasadoras temperaturas han puesto una enorme presión en la red eléctrica de California, con apagones que han dejado a unas 30.000 personas sin servicio, de acuerdo con PowerOffset.us.

La semana pasada, los incendios de matorrales cerca del lago Hughes, al norte de Los Ángeles, quemaron más de 4.000 hectáreas y provocaron la evacuación de 500 hogares.

Los incendios forestales se han hecho más frecuentes y más grandes en California en los últimos años, en parte debido al cambio climático.

El incendio más mortífero en la historia del estado, el Camp, tuvo lugar en el norte de California en noviembre de 2018 y mató a 86 personas.

El gobernador del estado de Washington, Jay Inslee, declaró el miércoles por su parte estado de emergencia por una serie de incendios, que “están amenazando la seguridad y el sustento” de los habitantes.

“Y la pandemia de la COVID-19 ha puesto una presión adicional sobre nuestros recursos”, indicó.

Varios incendios forestales importantes también ardían en el estado de Colorado, donde las condiciones calurosas y secas alimentaban las llamas.