<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Incendio forestal consume 10 hectáreas en los municipios Baruta y El Hatillo

Vecinos de los municipios El Hatillo y Baruta padecieron los estragos de un voraz incendio la tarde de este domingo 21 de abril, el cual consumió diez hectáreas. Según el alcalde Elías Sayegh, las urbanizaciones La Bonita, Vizcaya, Cerro Verde y Los Naranjos resultaron las más afectadas por el fuego.

Incendio forestal consume 10 hectáreas en los municipios Baruta y El Hatillo

El incendio comenzó a la 1:00 pm, detalló el alcalde Darwin González (El Hatillo) desde Los Naranjos. A través de un video compartido en sus redes sociales, el representante del municipio, quien estuvo acompañado por bomberos y Protección Civil, anunció el grupo de trabajo encargado de acabar con las llamas.

Bomberos Forestales, Bomberos de Distrito Capital, así como funcionarios de Protección Civil de las alcaldías afectadas además de guardabosques de la Universidad Simón Bolívar se sumaron a las labores.

El hecho no dejó daños a los edificios cercanos.


Ver esta publicación en Instagram

Reporte 21 de abril hora 5:35 pm desde la calle Norte 5 de Los Naranjos, El Hatillo; hago presencia para informar sobre un incendio vegetal que inició a la 1PM, acrecentándose fuertemente y afectando 10 hectáreas, las cuales parte de estas son de nuestro Municipio. Entre ellas: La Bonita, Vizcaya y Cerro Verde. ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ Gracias al arduo trabajo de #ProteccionCivilBaruta y #APH, los Bomberos de la Universidad Simón Bolívar, Distrito Capital, Libertador, El Hatillo y guardabosques; quienes continúan trabajando para extinguir este incendio de gran magnitud. ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ Seguiremos informando.

Una publicación compartida por Darwin González (@darwingonzalezp) el

La posverdad bolivariana

Aunque las noticias falsas siempre han existido, fue con la proliferación de las redes sociales que se masificaron y, ahora, el impacto es tan profundo que pueden generar guerras o linchamientos morales en cuestión de segundos | Por Héctor Ignacio Escandell Marcano