Insalud: No hay casos autóctonos de malaria en Carabobo

El presidente del organismo dijo que sí han recibido pacientes sospechosos y otros diagnosticados con la enfermedad, pero destacó que esas personas se encontraban de tránsito por el estado

Autoridades del Instituto Carabobeño para la Salud, Insalud, afirmaron que no existen casos autóctonos de malaria en la entidad federal.

Adicionalmente aseguraron que mantienen vigilancia epidemiológica por la enfermedad, luego de las denuncias efectuadas por el secretario general de Acción Democrática en Carabobo, Rubén Limas, quien además es miembro de la directiva del Colegio de Médicos, según las cuales habría al menos cinco casos sospechosos de malaria en el estado.

Juan Carlos Yánez, presidente de Insalud, dijo que sí han recibido pacientes sospechosos y otros diagnosticados con malaria, pero destacó que esas personas se encontraban de tránsito por Carabobo o viajaron durante el asueto decembrino hacia regiones donde han aparecido contagiados con la enfermedad, como el estado Bolívar.

Yánez ofreció las declaraciones junto a María Pérez, directora de Saneamiento Ambiental y a María Auxiliadora Rangel, directora de Epidemiología regional.

Aunque los funcionarios no suministraron números exactos, adelantaron que según las estimaciones, contabilizan entre 15 y 20 casos sospechosos en las últimas semanas epidemiológicas, de los cuales 50% han dado positivos.

Informaciones en redes sociales

Sobre las informaciones que se han difundido en redes sociales, según las cuales un joven de 14 años habría muerto por malaria en una zona del municipio San Joaquín de Carabobo, el presidente de Insalud dijo que el muchacho falleció a causa de una encefalitis.

Yánez mostró el acta de defunción de Walber Cobis, de 14 años de edad, y con ello desmintió la ola de rumores que se expandieron en grupos de whatsapp y redes sociales.

Asimismo indicó que Insalud está en capacidad de atender los casos, si llegaran a presentarse, y suministrarles los medicamentos que se indican en los protocolos, aunque reiteró que la mayor parte de sospechosos estuvo en entidades federales como Zulia, Bolívar, Amazonas y Sucre.

“Los casos sospechosos están siendo atendidos, se mandaron las pruebas a la dirección de salud ambiental de la región central en Maracay, estado Aragua. Sin embargo, se les está dando el tratamiento preventivo contra la malaria para poder atender estos casos”, recalcó Yánez.

Sobre la malaria

Sobre los síntomas de la enfermedad, el presidente de Insalud recordó que los pacientes sienten fiebre, escalofrío, cefalea y dolores diversos en el cuerpo.

Sobre los casos importados con resultado positivo de la enfermedad, informó que fueron reportados a mediados del año pasado en la población de Agua Clara, municipio Bejuma en los Valles altos de Carabobo.

En este sentido, Yánez refirió que la dirección de Salud Ambiental efectuó a lo largo de dos meses, la investigación necesaria. Luego de ese lapso pudieron constatar que el caso no era autóctono, provenía de las minas localizadas en el estado Bolívar.

La denuncia de Limas

Rubén Limas, directivo de del Colegio de Médicos de Carabobo, aseguró la semana anterior que recibió denuncias de dirigentes vecinales de las poblaciones de Mariara y San Joaquín, en el oriente carabobeño, sobre supuestos casos sospechosos de malaria.

Dijo que reportaron la situación ante Insalud para que investigara lo que sucedía.

“Hemos alertado a las autoridades de Insalud para que se investigue qué es lo que está pasando con esta enfermedad que pareciera que no es solamente una enfermedad traída del sur, del estado Bolívar, específicamente de las minas Las Claritas, sino que además pudiéramos tener casos autóctonos, es decir, el mosquito está aquí con nosotros, con los carabobeños. Queremos que las autoridades se aboquen a esta situación porque el manejo del diagnóstico y del tratamiento definitivo de la enfermedad es única competencia del Ministerio de Sanidad”, destacó Limas.

¿Por qué le va bien al Caracas FC?

"¡Rostyn González, hijo de puta!", gritan solo en el entretiempo los miembros de lo que queda de la barra Demonios Rojos del Caracas en la grada sur del viejo estadio Olímpico de la Universidad Central de Venezuela. Ahora, el equipo avileño y su administración deberá demostrar que las cosas siguen yendo bien