<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Investigación concluye que Leonardo da Vinci era ambidiestro

Un grupo de investigadores del famoso Museo de los Oficios de Florencia concluyó que el genio renacentista Leonardo da Vinci era ambidiestro y podía escribir, dibujar y pintar con ambas manos.

Investigación concluye que Leonardo da Vinci era ambidiestro

Para llegar a esa conclusión, el centro de investigaciones y restauración del museo estudió el dibujo titulado «Il Paesaggio» (Paisaje), la obra más antigua del polifacético maestro toscano.

1494805

Fechado el 5 de agosto de 1473, Leonardo da Vinci, que tenía entonces 21 años, pintó el paisaje del valle del Arno y el castillo de Montelupo en Toscana.

Dos frases, escritas una en el frente y la otra en la espalda, fueron objeto de toda investigación.

Los análisis científicos permitieron determinar que ambos lados habían sido escritos por Leonardo y que uno en particular había sido escrito con la mano izquierda, mientras que el otro con la mano derecha.

El informe también menciona el descubrimiento, gracias a una lámpara con infrarrojos, que había un dibujo desconocido en la parte posterior de la obra.

«Los análisis revelaron algo realmente espectacular, que Leonardo trabajaba con ambas manos, y no sólo con la mano izquierda, lo que se sabía», explicó Eike Schmidt, director del museo florentino en un comunicado.

Las personas ambidiestras son extremadamente raras y suelen ser en realidad zurdas.

Según la historiadora italiana Cecilia Frozinini, era el caso del autor del célebre cuadro Mona Lisa.

«Nació zurdo pero le enseñaron desde muy temprana edad a escribir con la mano derecha», explicó.

Las autoridades italianas y franceses han planeado una serie de celebraciones en torno al 500 aniversario de la muerte de Leonardo da Vinci, quien murió en Francia el 2 de mayo de 1519.

Cariaco: Entierros a escondidas y de madrugada conmocionan a todo un pueblo

A altas horas de la noche, todo un pueblo reclamaba un cadáver, el de Aníbal Vásquez, un querido comerciante de 45 años. Al final, los militares que custodiaban el cuerpo cedieron y lo entregaron envuelto en plástico para que lo entierren de una forma que ya es común en Cariaco: de madrugada, y con los dolientes llorando detrás de las rejas del cementerio

Cuchute, una sopa que es puro comfort food

Esta sedosa crema de tradición andina se logra moliendo arvejas previamente tostadas, cocinando la harina resultante en un fondo de carne o pollo y añadiéndose carne seca o ahumada y sofrito. Resulta muy reconfortante en el frío de los páramos