<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Investigan asesinato de Guardia Nacional retirado en el estado Lara

Un teniente retirado de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) murió el sábado en el estado de Lara, en el oeste de Venezuela, a manos de un grupo de personas que lo golpeó y le disparó en varias ocasiones, informó el Ministerio Público.

Investigan asesinato de Guardia Nacional retirado en el estado Lara

Por el caso se «comisionó a la fiscal 6 del estado Lara, Luz Marina Araujo, para investigar la muerte del teniente de la GNB en condición de retiro Danny José Subero (34), ocurrida la tarde de este sábado 27 de mayo en la urbanización Valle Hondo, ubicada en la parroquia Cabudare», indicó la Fiscalía en un comunicado.
Subero «fue abordado por un grupo de personas» que lo golpeó «con objetos contundentes en diferentes partes del cuerpo» y le efectuó «varios disparos». La motocicleta del funcionario retirado «fue quemada en su totalidad», reseña la agencia Efe.
La información precisó que Subero fue trasladado al Hospital Central Universitario Dr. Antonio María Pineda en Barquisimeto, la capital de Lara, donde murió «minutos después de ser ingresado».
La Fiscalía no ofreció más detalles del caso y señaló que coordina la actuación de la policía científica para establecer las responsabilidades penales.
Subero, presente en el acto de entierro del Manuel Sosa de 33 años, asesinado el 25 de mayo en Cabudare mientras protestaba contra el gobierno nacional, fue señalado por los presentes de ser un infiltrado.
Subero grababa con su celular a las personas que asistieron al funeral, según testigos, y al conminarlo a entregar el teléfono se resistió y lo golpearon, reseña El Pitazo.
De acuerdo con los presentes nunca hubo disparos.
El defensor del Pueblo, Tarek William Saab se pronunció en su cuenta de Twitter para repudiar el linchamiento contra Danny Subero.
 

]]>

Día de la Mujer y lo que pasa por la mente de las niñas

Las palabras tienen el poder de marcarnos y hacernos creer tanto cosas positivas como negativas de nosotros mismos, y si esas palabras además son dichas por personas que admiramos, queremos o tienen algún tipo de autoridad es aún más fácil creer en ellas. De allí que los padres, las escuelas y la comunidad tienen un impacto tremendo en lo que las niñas terminan creyendo sobre sí mismas.