Ipys: El proceso electoral estuvo signado por la opacidad y la desinformación

Según Instituto Prensa y Sociedad de Venezuela, el proceso electoral del 6 de diciembre estuvo signado por la opacidad y la desinformación. Esto se desprende del análisis que el Instituto Prensa y Sociedad de Venezuela realizó en torno a la campaña, la jornada electoral y los días posteriores a los comicios parlamentarios.

Ipys: El proceso electoral estuvo signado por la opacidad y la desinformación

IPYS Venezuela registró 18 limitaciones de acceso a la cobertura en centros de votación, 15 incidentes relacionados con uso abusivo del poder estatal vinculado a la función militar, 3 agresiones físicas, 3 ataques contra medios de comunicación y 1 caso de censura interna.

El día del proceso electoral fueron sistemáticos los obstáculos contra los equipos periodísticos que hicieron su trabajo de reportería en las calles. Por lo menos 20 de 25 casos se dieron por restricciones de funcionarios del Plan República -la unidad militar que custodia los centros de votación- quienes impidieron el acceso de los reporteros a las instituciones donde se desarrollaba el proceso de elección.

La mayoría de estas limitaciones se sustentaban en los lineamientos que aprobó el Consejo Nacional Electoral (CNE) para la “Cobertura de medios de comunicación en Centros de Votación”, que solo se permitía la reportería periodística en los momentos en que ejercieran el voto “personalidades regionales y nacionales” emblemáticas. No obstante, IPYS Venezuela recibió denuncias en las que se les prohibió a los medios cubrir el proceso electoral en momentos en los que funcionarios públicos votaron. El 6 de diciembre prevalecieron, también, las denuncias de reporteros a quienes se les prohibió hacer fotografías y tomar testimonios de los electores en las afueras de los centros de votación.

En el estado Aragua ocurrieron 5 casos, mientras que en Monagas, lo mismo que en el estado Zulia, se reportaron 3 casos. En el estado Sucre sucedieron 2, mientras que en los estados Bolívar, Carabobo, Falcón, Lara y Mérida se registró un caso. También, se contabilizó una restricción informativa en el entorno digital.

Cierre de campaña: habló el sesgo

 

 

El cierre de la campaña electoral (3 de diciembre) estuvo marcado por el sesgo mediático que privilegió a los candidatos abanderados por el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), y afectó los principios de pluralidad y diversidad de voces que deben coexistir en cualquier contexto sociopolítico, especialmente durante los procesos electorales. Esta es una condición fundamental para preservar la salud de la democracia.

En este último día de la campaña electoral, Ipys Venezuela detectó síntomas de las condiciones desequilibradas de la campaña electoral que comenzó el 13 de noviembre.

Las televisoras más importantes de señal abierta y de alcance nacional compartieron una misma señal, con un mensaje único. El principal canal estatal, Venezolana de Televisión, y tres medios privados –Venevisión, Globovisión y Televen– transmitieron en vivo un programa “especial”, a propósito del cierre de la campaña electoral efectuada desde el Cuartel de La Montaña, en la parroquia 23 de Enero, de la ciudad de Caracas.

Por más de una hora cuatro candidatos a diputados enviaron sus mensajes al país de manera simultánea en cuatro canales de televisión, a tres días de las elecciones parlamentarias.

En este espacio estuvieron los abanderados por el partido de gobierno, Ernesto Villegas, Jacqueline Faría, Dante Rivas y Aloha Núñez, postulados del PSUV por los circuitos 1 y 5 del Distrito Capital, por el circuito 2 del estado Nueva Esparta, y por voto lista en el estado Zulia, respectivamente.

Esta transmisión especial desde el Cuartel de la Montaña fue dirigido por los periodistas Endrina Yépez de Venevisión, Gabriel López de Globovisión, Carlos Eduardo Martínez de Televen y Luis José Marcano, presidente de Venezolana de Televisión, quien también se encargó de la conducción del espacio para una transmisión en conjunto con el sistema nacional de medios públicos.

El Ipys rechazó que estas acciones se utilizaran para beneficiar a los candidatos de una sola toda política. Además, se señaló que se sacrificó la diversidad de voces que estaban presentes durante la contienda electoral y se silenció a los candidatos de los partidos de oposición.

Esta transmisión conjunta de las 4 televisoras más importantes del país supuso un desequilibrio informativo en torno a la oferta electoral, que desconoció los principios establecidos en los artículos 57 y 58 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, que garantizan un proceso de “comunicación e información libre, plural, oportuno, veraz e imparcial”, al igual que lo estipula el artículo 72 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales (Lopre).

Este desequilibrio informativo, también fue denunciado por periodistas que laboran en estos canales privados quienes aseguraron que recibieron presiones por parte del Gobierno Nacional ese mismo jueves 3 de diciembre. Ipys Venezuela consultó a los representantes de los medios privados en relación a estos hechos, sin embargo, no accedieron a declarar sobre este tema.

La orden oficial

 

Horas antes de esta transmisión televisada, Villegas, Núñez y Rivas estuvieron en el acto de cierre de campaña del Gran Polo Patriótico, que fue liderado por el Presidente de la República y Presidente del Psuv, Nicolás Maduro, quien a través de una transmisión de Venezolana de Televisión dictó órdenes que intentaban viciar la independencia editorial y la libertad en la jerarquización de los medios en el país.

“Si yo fuera periodista yo titularía mañana: ‘El chavismo cierra la campaña mandando”. Esta misma frase fue la noticia principal del día 4 de diciembre en el diario Ciudad Caracas, que edita la Alcaldía de Caracas, bajo la gestión oficialista, y fue parte del sumario en la primera página del periódico estatal Correo del Orinoco: “Estamos ganando una vez más”. En el mismo tono abrió Últimas Noticias, diario privado pro oficialista: “El chavismo arrasa el 6-D”.

portadas

Uso abusivo de medios públicos

 

 

En este lapso, IPYS Venezuela también documentó el uso indiscriminado de medios públicos e instituciones gubernamentales para favorecer a la tolda oficialista.

Durante la campaña electoral, el canal de Youtube del Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información (Minci) -órgano del Estado venezolano- publicó alrededor de 30 videos de propaganda y proselitismo político a favor de los candidatos del Psuv.

Algunas de las piezas audiovisuales difundidas por el organismo público se enmarcaron en las campañas “Somos pueblo valiente”, “Somos los de Chávez” y “Pueblo Victorioso”, las cuales fueron creadas por el Psuv. Estos mensajes aparecen con su respectivo Registro de Información Fiscal (RIF), tal y como lo establece la normativa que rige los procesos electorales.

Los videos publicados también hacen un llamado de atención a la población chavista para que no vote por los candidatos opositores, debido a que eso significaría la pérdida de los beneficios que reciben los pensionados o aquellos venezolanos que de forma gratuita han obtenido computadoras “canaimitas” y han recibido atención médica en los Centros de Diagnóstico Integral (CDI), que forman parte del sistema de salud pública.

Los videos de Youtube se expanden a los usuarios de la cuenta oficial de Twitter del Minci, en el que, abiertamente, se les ha invitado a apoyar a los representantes del partido de Gobierno. “Solo unidos podremos sostener nuestra bella revolución. Nuestros candidatos son la verdadera opción”, expresa uno de los tuits publicados por @Mincioficial el pasado martes 1 de diciembre.

Venezolana de Televisión privilegió los programas del Presidente de la República, En contacto con Maduro, y el del Presidente de la Asamblea Nacional Diosdado Cabello, quien además fue candidato a la reelección. Desde su espacio Con el mazo dando continúo con su estrategia proselitista, con llamados recurrentes a votar por el Psuv. Recrudeció su discurso de criminalización a través de las delaciones televisadas, que se fundamentaron en reportes de supuestos patriotas cooperantes que fungen como informantes tácticas.

En la sección de los Mazazos, que dedica a leer las delaciones televisadas, Diosdado Cabello emitió 73 acusaciones en contra de candidatos de oposición, militantes de partidos políticos, activistas de DDHH de organizaciones no gubernamentales, representantes del cuerpo diplomático, empresarios, miembros de instancias universitarias y de la iglesia católica.