Irse demasiado en moto a Argentina

Los altos precios y la restricción en la obtención de pasajes aéreos activan otras opciones para emigrar: los más aventurados se suben a una moto y conocen el continente antes de llegar a su nueva casa. La capacidad limitada para llevar equipaje y el ahorro económico equilibran la balanza de ventajas y desventajas de lanzarse al asfalto en dos ruedas

Irse demasiado en moto a Argentina

Abordo de una motocicleta comenzó el primer viaje de Ernesto “Che” Guevara, político argentino e ideólogo de la Revolución Cubana. El periplo que a mediados del siglo pasado le mostró la pobreza de muchas poblaciones de América Latina, ahora se realiza a la inversa, hacia el sur. La falta de oportunidades y las malas condiciones de vida que inspiraron una vez al Che, empujan a miles de venezolanos a salir del país. Desde el “me iría demasiado” —que consolidó una época en la que la emigración tenía defensores y detractores por igual— las opciones de transporte se han reducido para iniciar la odisea del inmigrante. No hay aerolíneas ni pasajes ni dólares, menos Cadivi. Sin embargo, las soluciones creativas crecen.