James Bond, contra la pandemia y a salvar al cine

Este martes en Londres fue el estreno de "No Time to Die", la más reciente entrega de la saga de James Bond, una súper producción que solo podrá verse en cines y con la cual la industria espera animar a los espectadores y recuperarse de los malos tiempos recientes

James Bond, contra la pandemia y a salvar al cine

De Daniel Craig a Ana de Armas, las estrellas desfilaron el martes en Londres para el preestreno de “Sin tiempo para morir”, nueva película de James Bond retrasada varias veces por la pandemia, en que los cines ponen sus esperanzas de reactivación.

Inicialmente prevista para abril de 2020, la cinta vivió una larga lista de contratiempos, incluidos 18 meses de una pandemia que mantuvo las salas de cine cerradas o vacías.

Ahora, el reto es lograr que vuelvan los espectadores y este estreno, presentado por la cadena de salas Vue Entertainment como el “evento cinematográfico del año”, se espera que sea el detonante, con sus 2 horas y 43 minutos de acción y emoción, en la película más larga de la serie y que solo podrá verse en cines.

James Bond

Daniel Craig se despide de 007 (Tolga Akmen / AFP)

“El covid lo complicó todo, pero estamos aquí, hemos sacado la película y no podría estar más feliz”, afirmó Craig en la alfombra roja del Royal Albert Hall de Londres, luciendo una chaqueta de terciopelo rosa y un paraguas negro contra la lluvia que se abatía sobre la capital británica.

Junto a él, sus compañeros de reparto, el estadounidense Rami Malek, la francesa Léa Seydoux y la británica Lashana Lynch.

También, en un elegante vestido negro de amplio escote, la cubano-española Ana de Armas, reclutada para la saga tras despuntar en 2017 por su trabajo en “Blade Runner 2049” y aparecer posteriormente junto a Craig en el thriller “Knives Out”.

James Bond

Ana de Armas en la premiere de “No Time to Die” en el Royal Albert Hall de Londres

Británica de origen jamaicano, Lynch encarna a una nueva agente del MI6, femenina y negra, por la que Bond se ve relegado en los mandos de un avión, todo un cambio de paradigma respecto al sexismo de las antiguas películas de la saga.

“Es un momento increíble tener una protagonista negra en la película”, afirmó Lynch, con un vestido amarillo limón de amplísima falda.

También debía participar en la velada la iconoclasta estrella pop Billie Elish, que a sus 19 años es la cantante más joven en componer e interpretar música para esta legendaria serie, cuya 25ª entrega se estrena el jueves en el Reino Unido y un día después en España y parte de Latinoamérica.

Y la realeza británica, con la presencia de los príncipes Carlos y Guillermo, primero y segundo en la sucesión al trono, y sus esposas Camila y Catalina.

Adiós Craig, hola desconocido

Rodada en Jamaica, Italia y Noruega, esta última entrega, con un coste estimado en 250 millones de dólares, se vio también retrasada por accidentes de rodaje y una lesión de Craig.

“Me disparan y luego me hacen saltar por los aires. Me siento como James Bond”, explicó en un podcast oficial.

La historia comienza con un 007 retirado que disfruta de un merecido descanso en Jamaica. Pero su tranquilidad se ve interrumpida cuando su viejo amigo de la CIA, Felix Leiter, le pide que le ayude a rescatar a un científico secuestrado.

Batiendo los récords de todos sus predecesores, desde que el escocés Sean Connery encarnó en 1962 al agente secreto creado por el escritor Ian Fleming en “Dr. No”, Craig, de 53 años, abandonará la saga tras esta película.

Y aunque se ignora aún quién vestirá el esmoquin de 007 en la próxima entrega y se acabó con la tradicional misoginia, la productora Barbara Broccoli consideró que el personaje debe continuar siendo interpretado por un hombre.

James Bond

El príncipe Carlos, seguramente le agradeció sus servicios a Craig (Chris Jackson / POOL / AFP)

Criticado cuando en 2006 se puso en la piel de un 007 rubio y musculoso en “Casino Royal”, el actor fue reconocido después por aportar profundidad y complejidad emocional al personaje.

Tras “Spectre” en 2015, aseguró a la revista Time Out que prefería “cortarse la venas” a retomar el papel. Pero acabó aceptando una nueva misión, esta vez de la mano de Cary Fukunaga.

Primer estadounidense en dirigir una película de James Bond, el californiano se dio a conocer por la aclamada primera temporada de la serie “True Detective” (2014) y la película “Sin Nombre” (2009), coproducción mexicano-estadounidense en español protagonizada por la mexicana Paulina Gaitán y el hondureño Edgar Flores.

Fukunaga llegó al proyecto cuando el veterano cineasta británico Danny Boyle -director de filmes como “Trainspotting” o “Slumdog Millionaire”— anunció que lo dejaba por “diferencias creativas” con los productores, primer retraso de un proyecto inicialmente previsto para finales de 2019.