Japón 1-4 Venezuela: Con optimismo hacia lo crucial

En los últimos tres partidos Venezuela ha logrado victorias convincentes, pero más que eso, está convenciendo con el fútbol que propone

Optimismo. Eso es lo que irradia la selección en los dos últimos meses. Aunque los problemas extradeportivos generen turbulencias, los muchachos, el grupo, con su cuerpo técnico, están decididos a responder en lo que saben: jugar fútbol y hacer jugar fútbol. En los últimos tres partidos Venezuela ha logrado victorias convincentes, pero más que eso, está convenciendo con el fútbol que propone. Y hacerlo ahora, justo cuando ya no hay más oportunidades de ensayar porque lo que viene son partidos por los puntos, es más que esperanzador.

Dudamel hoy terminó por mostrar qué es lo que quiere. Con más de tres años al mando y una generación de jugadores realmente extraordinaria para nuestro fútbol, es ahora cuando ya se puede interpretar claramente el guion que pretende llevar a cabo en la cancha. Ha sabido utilizar los amistosos para ello y el planteamiento casi sin alternativas de la Copa América de Brasil y ante Colombia en EEUU ahora tiene variantes. Ya no es una Venezuela segura, equilibrada, pero sin falta de mordiente. Ahora genera juego, es ofensiva y además, letal.

Venezuela será prudente cuando deba serlo. Como visitante seguramente y ante rivales de alto calibre. La línea de cuatro defensores es invariable, pero ante rivales a los que haya que salir a ganar, serán dos los recuperadores (Yangel Herrera y Tomás Rincón) para aportar un volante ofensivo que termine por acompañar a Machís y Soteldo, que hoy demostraron que son ellos los escuderos del implacable Salomón Rondón.

Cuando haya que ser prudente, el 4-1-4-1 será la oferta. Saldrá un volante ofensivo y se dará entrada a un recuperador (Junior Moreno), donde hoy debutó como titular y rayó a un gran nivel Manzano, un jugador cuya historia sigue siendo de cuento de hadas y con fútbol está demostrando que esas oportunidades que le da Dudamel no son fruto de pura casualidad.

Las únicas dudas que quedan es saber cuál será la pareja de defensores. Osorio y Villanueva hoy anduvieron al nivel, pero la dupla Ángel – Chancellor (ausente en esta fecha por lesión) parece que será la del arranque en la eliminatoria. Lo bueno es saber que, después de mucho tiempo, Villanueva y Osorio son una dupla de garantía ante cualquier necesidad que los requiera.

El único lunar de Venezuela me parece está en el manejo de los laterales. No está claro si Rosales será lateral izquierdo o derecho. Es solvente en ambas bandas pero hoy se notó incómodo en ciertos pasajes del partido en la izquierda. Ronald Hernández será el lateral derecho, pero cuando Rosales tenga que jugar en esa posición, seguramente cuando haya que ir a buscar el partido, no está claro quién será el lateral izquierdo. ¿Mago? ¿Feltscher? ¿Villanueva? ¿Benítez? ¿Añor? No está claro.

Contra Japón, un equipo venido a menos por las ausencias, había que ganarle y convencer y eso se hizo. Con total convicción. Por eso, aquello de menospreciar rivales, en ese escepticismo que tanto nos gusta adoptar, hay que lapidarlos con la misma contundencia como hoy Venezuela aplastó al contrario. Es muy superior en juego la Vinotinto a sus últimos rivales y solo una holgada victoria, con buen juego, haría que las condiciones del contrario quedaran de lado. Y Venezuela lo hizo. No hizo nada mal.

Gana enteros Dudamel. Las decisiones adoptadas cada vez son más coherentes y el resultado es lo que hacen sus dirigidos con la pelota. Salomón Rondón y sus goles se han convertido en el mejor sostén de la filosofía del técnico que no cuenta con Josef Martínez por decisión del jugador ni con Jan Hurtado por su propia consideración.

Hoy se atrevió a juntar a Soteldo con Machís y el resultado fue inmejorable. Bajo el cobijo de Dudamel, Yangel Herrera se ha convertido en un jugador que no tiene techo y que cada vez muestra más posibilidades de ser el primer futbolista criollo en asentarse en un club top del mundo.

Ya no habrá más espacios para ensayar. Se acabó 2019 y 2020 llegará con competencia eliminatoria al mundial de Catar en marzo. De aquí a allá será solo rogar a Dios que nuestros futbolistas permanezcan sanos y siendo protagonistas en sus clubes. Que el cuerpo técnico diseñe el plan para encarar el campeonato de fútbol más difícil del mundo: la eliminatoria Conmebol. Que los federativos hagan su trabajo para que nada falte y que los problemas extra deportivos sean solucionados (a Josef Martínez lo vamos a necesitar, hay que buscar puntos de encuentro para que vuelva).

Si usted quiere ser pesimista, ese es su problema. Tengo muchas razones, aquí expuestas, para ser optimista con lo que viene.