<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Joaquín Sabina evoluciona "en la línea esperada", según su representante

El representante del artista, José Navarro "Berry", comentó que la evolución del artista de 71 años de edad "va correctamente"

Joaquín Sabina evoluciona "en la línea esperada", según su representante

Joaquín Sabina abandonó la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Rúber Internacional de Madrid, donde prosigue su recuperación tras la grave caída que sufrió el pasado miércoles durante un concierto.

El representante del artista, José Navarro «Berry», informó que no habrá más partes médicos por parte de la familia del artista respecto a su evolución.

Ya este pasado domingo confirmó que el estado de salud de su representado evolucionaba «en la línea esperada».

«Todo va correctamente», comentó Navarro.

Durante el concierto que ofrecía el pasado 12 de febrero en el Wizink Center de Madrid, Sabina cayó al foso desde el escenario, a una altura aproximada de 1,70 metros, y aquejado de un fuerte dolor en el hombro hubo de interrumpir y posponer su actuación.

Tras los exámenes pertinentes, se diagnosticó que presentaba traumatismo de hombro izquierdo, torácico y craneoencefálico. 

Se le realizó una intervención quirúrgica sin complicaciones a la mañana siguiente por un «pequeño coágulo».

Ya entonces se señaló que el artista pasaría al menos 48 horas en observación por su historial clínico y las diversas afecciones sufridas durante estos años, especialmente desde que padeciera un derrame cerebral en 2001.

El concierto

A poco más de media hora de iniciarse el concierto en el WiZink Center de Madrid, el autor de «Quién me ha robado el mes de abril» y «Calle melancolía» cayó desde el escenario hasta el foso que separa la tarima del público.

Varios minutos después, salió al escenario en una silla de ruedas junto a Serrat para anunciar que se cancelaba el recital porque «con todo el dolor de mi corazón nos vamos al hospital».

«Estas cosas solo me pasan en Madrid», bromeó Sabina, quien en el pasado sufrió otros percances durante conciertos en la capital española: en 2014 acortó un show al sentirse indispuesto y en 2018 se quedó sin voz en pleno recital.