Josef Martínez: Dejémoslo que sea feliz

El portal oficial de la Major League Soccer (MLS) ha iniciado una encuesta entre los aficionados, preguntado si es Josef Martínez, el venezolano, el mejor delantero en la corta historia de ese campeonato de fútbol. El ex atacante de la selección nacional y hoy comentarista deportivo en Estados Unidos, Alejandro Moreno, lo tiene claro: “Es el mejor delantero en la historia de la MLS”. Lo dice uno de los goleadores históricos de ese torneo.

Josef Martínez: Dejémoslo que sea feliz

«Es despiadado frente a la red. A él simplemente le encanta marcar goles. Se molesta en los entrenamientos y en hasta en las bromas si no marca. Es lo que sabe hacer, lo que le encanta hacer «, dijo el capitán de Atlanta United, compañero de Josef, Michael Parkhust. Así lo ve su entorno más cercano, un jugador que le afectó en demasía su paso por el Torino italiano, donde fallar goles, algo que no pasa en el equipo del estado Georgia, le generó episodios de angustia.
Luis Suárez, periodista venezolano que hace vida en Atlanta, ha tenido la oportunidad de entrevistarle en varias oportunidades y conversar con el ídolo de la afición del United. Ya le conoce bien. “Es muy emocional, en Europa le afectó mucho el que no le fuera bien de cara al gol. Aquí se siente querido y está muy a gusto”, comentó. «Creo que lo que sucedió en los otros equipos con los que jugué es que siempre había otro delantero de referencia y yo no era el punta de ataque. Aquí, estoy aprendiendo mucho en la nueva posición. Siempre estás aprendiendo cosas nuevas”, dice el propio Josef, encontrando, quizá, la razón por la cual no triunfó en Europa. Allá era el segunda punta, ahora es el hombre de área, el encargado de hacer los goles (lo que le gusta), está respondiendo y de qué manera.
Los números son extraordinarios. Ha hecho 43 goles en 44 partidos en menos de dos temporadas. Lleva 24 en 23 choques en la actual campaña. Está a cuatro tantos de superar la cifra más alta de goles marcados en una sesión (27) y tiene por delante nada menos que 11 duelos para lograrlo. Con apenas 25 años, es el sexto jugador venezolano con más de 40 goles en una liga extranjera.
Es un auténtico ídolo de la ciudad de Atlanta. En una urbe deportivamente derrotista (así consideran los propios habitantes de la ciudad a sus equipos deportivos, los Hawks, los Falcons y los Braves, en baloncesto, fútbol americano y béisbol, respectivamente) lo que está haciendo el United es motivo de atracción. Un club nuevo, ganador y con un espectáculo extraordinario en cada presentación que realiza en el espectacular estadio Mercedes Benz Arena. Una labor de marketing y de promoción incomparable, sumado a buenos fichajes y, como no, a resultados positivos, han hecho del club el objeto de la pasión de los jóvenes de la ciudad. Más de 70 mil almas llenan el estadio cada día que hay fútbol. Registros que solo en Europa son igualados por los más grandes del viejo continente.
El debate está abierto. ¿Está para irse Josef de nuevo a Europa con tales registros? Entrevistado el pasado fin de semana luego de marcar dos goles al Montreal Impact si estaría interesado en las supuestas propuestas de clubes como el América de México y el Everton de Inglaterra en contar con sus servicios, el venezolano sonrió, negó con la cabeza y luego repitió que está contento en Atlanta y en la MLS. Ignora estas historias porque «vive el presente». Además, el presidente de Atlanta United, Darren Eales, dijo a MLSsoccer.com la semana pasada que ni Martínez ni Miguel Almirón serán transferidos este verano.
Josef está contento donde está. Se siente querido, es apreciado, tiene un salario que pocos equipos en Europa podrían pagar a un jugador de sus características. Tiene ya la residencia norteamericana, algo que para muchas personas es un gran logro. Tiene un futuro asegurado, él y los suyos. La gente lo idolatra y él ama a su afición. ¿Es eso ser mediocre? ¿Es eso conformismo? ¿Se quedó en una zona de confort?
Somos tan osados en opinar cualquier ligereza sin conocer las realidades del entorno. Josef Martínez ha demostrado con creces que una segunda oportunidad en el fútbol del viejo continente sería por él bien aprovechada, ¿pero es que el fútbol tiene como única meta alcanzar el más alto nivel y no para jugarlo, para disfrutarlo, para divertirse? ¿Alguien le discute su titularidad en el frente de ataque de la Vinotinto porque no juega en Europa?
Pónganse en su lugar como trabajador y no tendré que explicarle que uno está donde quieren que uno esté y donde uno se sienta a gusto. Dejémosle que siga reventando redes, batiendo récords, marcando tripletes, recibiendo un baño de afición cada vez que hace un gol en Estados Unidos.
Qué él y su club decidan si quieren que continúe su carrera en Europa cuando de allá llegue una oferta o quedarse en la MLS. De momento, vive el mejor momento de su carrera y nadie le puede quitar ese disfrute.]]>

La segunda página de Hetty Green (“Papeles póstumos de un petroestado”)

Hetty Green, la “bruja de Wall Street”, como llegaron a llamarla los tabloides de la época, se contó entre los grandes practicantes del capitalismo financiero que jamás hayan vivido. Todos los historiadores económicos que se han ocupado del advenimiento de la llamada civilización petrolera señalan la antecesión del llamado “ciclo ballenero”, del que Green, "la mujer más rica de América", fue una notable protagonista.