Juan Manuel Trak: No hay incentivo para la unión y renovación de la oposición (+ Audio)

Luego de conocerse los resultados de la elección regional, la dinámica política venezolana seguirá su curso. Juan Manuel Trak analizó cuáles serían los próximos pasos que darían, tanto la oposición como el oficialismo

Juan Manuel Trak: No hay incentivo para la unión y renovación de la oposición (+ Audio)

Como era previsible, el Psuv volvió a quedarse con una amplia mayoría de las gobernaciones y alcaldías en las elecciones regionales. Aunque la oposición tiene en sus manos una mayor cantidad de municipios que en el proceso anterior, ahora solo controla tres estados, Zulia, Cojedes y Nueva Esparta; a la espera de lo que pase con Barinas.

Desde la misma oposición se ha señalado la falta de unidad como factor para que se perdieran algunas gobernaciones y alcaldías. Pero, aunque siempre que se pierden espacios por falta de consenso, dirigentes contrarios a Nicolás Maduro aseguran que falta unión y renovación de liderazgos.

Juan Manuel Trak (@juanchotrak), sociólogo de la Universidad Católica Andrés Bello con maestría en Ciencias Políticas y Doctorado en Procesos Políticos Contemporáneos por la Universidad de Salamanca, explicó en el programa En Este País, de la Red Nacional de Radio Fe y Alegría, que esa articulación de los factores opositores no se ve cercana.

“El problema con la dirigencia opositora es la pluralidad. Primero, existen diferentes actores que no reconocen que son parte del problema y no ven la necesidad de renovar liderazgos. Segundo, los partidos están lejos de tener estructuras institucionalizadas, dependen de caudillos, líderes históricos y no de procedimientos y reglas. Son incapaces de llevar procesos de reflexión colectivos”.

Para el sociólogo, ese llamado a la renovación y unión, al menos ahora, se ve improbable. “Lo veo poco posible en este momento. Algunos partidos, usufructuando esta posición maximalista de gobierno interino, obtienen renta de su mantenimiento personal y político, por lo que no hay incentivo para una renovación”.

El análisis surge luego de la elección regional del pasado 21 de noviembre, en la que el PSUV mantuvo el control de la mayoría de los cargos de elección popular. Aunque esa victoria tuvo un ingrediente importante, la alta abstención.

“La abstención fue alta por lo que llamo desafección política y esta se da por la falta de confianza en las instituciones, no cumplen con lo que la gente espera. Los ciudadanos sienten que sus demandas e intereses no son satisfechos, hay un problema de desconfianza en los partidos políticos y sus dirigentes; tanto los viejos como los que han querido sustituirlos en la MUD. El gobierno también perdió un caudal importante de votos, así los resultados en número de gobernaciones le sea favorable”.

Los próximos pasos

Luego de conocerse los resultados de la elección regional, la dinámica política venezolana seguirá su curso. Juan Manuel Trak analizó cuáles serían los próximos pasos que darían, tanto la oposición como el oficialismo.

“El gobierno buscará trasladar los resultados de la elección a la Mesa de Negociación en México. Puede pedir la incorporación de nuevos actores a la oposición, lo que es irreal tratar de presionarlos de esa manera para que incorporen a esos partidos al G4 ya que no forman parte del gobierno interino. También preparará sus baterías para la elección presidencial del 2024 en la que Maduro está en una posición cómoda viendo que la oposición está desarticulada”.

En medio de esa desunión, Trak ve importante el liderazgo de Manuel Rosales. “Quizás sea el actor más importante de la oposición y buscará reclamar la unidad, por lo que el gobierno buscaría reducir su capacidad de maniobra. En todo caso, el oficialismo está pidiendo levantar las sanciones para seguir la supuesta liberalización de la economía y así tratar de mejorar el desempeño de su política económica para que en 2024, no tengan que recurrir a acciones evidentemente fraudulentas para ganar la elección”.

Y Zelaya… volvió, volvió, volvió

La nueva presidenta de Honduras tendrá un desafío mayor, puertas adentro, en la casa presidencial, cuando defina qué rol tendrá Manuel Zelaya ahora que ella es la jefa de Estado.