Keydomar Vallenilla Sánchez gana la segunda plata para Venezuela

El pesista alcanzó los 177 kg. de arranque y 210 kg. de envión. "Gracias por apoyarme hoy. Sentí que hoy tenía una fuerza extraordinaria", dijo el pesista. "Lo amo, no he dormido desde las 12 de la noche. Lo llamé a las 4 de la mañana. Le eché todas las bendiciones", contó la madre del atleta

Keydomar Vallenilla Sánchez gana la segunda plata para Venezuela

El venezolano Keydomar Vallenilla Sánchez se coronó subcampeón en el levantamiento de pesas en los 96 kg, en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, tras alcanzar los 177 kg de arranque y 210 kg de envión, para un total de 387 kilos.

«Gracias por apoyarme hoy. Sentí que hoy tenía una fuerza extraordinaria», dijo el pesista al departamento de prensa del Comité Olímpico Venezolano. Y todo se dio. Miren, ¡medallista de plata!».

El atleta de 21 años, agradeció a su entorno por lo conseguido: «Quiero darle primero gracias a Dios. A mi madre, a mi familia, que siempre ha estado para mí. A mi entrenador que me formó, Henry Velázquez, a mi entrenador Oswaldo Tovar, que guerreó conmigo hasta lo último. Hoy estoy feliz, esto es de ellos tanto como mío, Los amo, muchas gracias».

En un contacto con Marco Claro, que transmitió la competencia, Carolina Sánchez, la madre del pesista, dijo sentirse «muy emocionada» y le agradeció a Dios y «a todos los que apoyaron» a su hijo.

Keydomar

El venezolano agradeció por el apoyo recibido desde Venezuela / AFP

La progenitora del atleta explicó que Vallenilla «lleva tiempo trabajando por eso. Era su sueño. Él es mi oso, mi bebé, mi todo». Cuando los comentaristas de la competencia, le preguntaron qué sentía el país por este triunfo, ella respondió: «Felicidades y orgullo».

Finalmente, le envió un mensaje a su hijo: «Lo amo, no he dormido desde las 12 de la noche. Lo llamé a las 4 de la mañana. Le eché todas las bendiciones, todo el barrio sabe lo disciplinado que es».

Vallenilla levantó de entrada en arrancada 172 kg, para ir subiendo a 175 y 177 kg. En envión, empezó levantando 210 kilos en su primer intento, pero luego falló en los  de 215 y 216 kg.

El catarí Ibrahim Elbakhi se llevó el oro levantando un total de 402 kg, repartidos en 177 kg en arrancada y 225 en dos tiempos, marcando un nuevo récord olímpico total y en envión. Finalmente, el georgiano Anton Pliesnoi, que se llevó el bronce también con un total de 387 kg.

Venezuela ganó la primera medalla en Tokio por medio de Julio Mayora, también en la halterofilia. El atleta de 25 años se alzó con la plata en levantamiento de pesas, división de 73 kilogramos.

Keydomar

De izquierda a derecha: Keydomar Giovanni Vallenilla Sanchez, el catarí Ibrahim E H Elbakh y el georgiano Anton Pliesnoi / AFP

Una historia de éxitos

Vallenilla, de 21 años, nacido en Las Brisas Cota 905, pero que empezó su formación en Vargas (hoy La Guaira) había ganado la medalla de bronce en el Clean & Jerk en el evento masculino de 89 kg en el Campeonato Mundial de Halterofilia 2018, celebrado en Ashgabat, Turkmenistán.  También obtuvo la presea de bronce en el Snatch, en el evento masculino de 89 kg en el Campeonato Mundial de Halterofilia de 2019 celebrado en Pattaya, Tailandia.

Igualmente, en 2019  se llevó el bronce en el evento masculino de 96 kg en los Juegos Panamericanos 2019 celebrados en Lima, Perú

 

Uzcátegui: "Todo el mundo en la MUD sabe que yo gané esas encuestas"

La disputa por la candidatura a la gobernación de Miranda luce cada vez más frontal y la Mesa de la Unidad se toma su tiempo para zanjar el asunto. David Uzcátegui señala a Carlos Ocariz de mentir sobre las encuestas y ha insistido en medirse en unas primarias. Tampoco está claro el panorama con los alcaldes mirandinos, aunque el aspirante de Fuerza Vecinal confía en que se respeten los liderazgos porque de lo contrario el chavismo se impondrá nuevamente

Michel Cofrades, el valor de abandonar el profesionalismo a tiempo

Michel Cofrades trabaja en un equipo de la Cuarta División de la estructura liguera de la USSoccer, el Miami Sun. Su sueño pasó de estar en el campo como jugador, a ser el mejor entrenador de guardametas posible: “Mi carrera realmente no era deslumbrante como arquero, así que pude retirarme y dedicarme a la formación que es algo que me apasiona y sigo ligado al fútbol"