La alta tasa de vacunación libra a España de nueva ola de covid

De ser uno de los países más castigados durante la etapa inicial de la pandemia, ahora tiene una de las tasas de infección más bajas, con 63 casos por cada 100.000 habitantes. Esto es 6 veces mejor que la de Alemania y 12 que la británica. El 79% de todos los españoles, y el 99% de los mayores de 70 están inmunizados

La alta tasa de vacunación libra a España de nueva ola de covid

Con la tasa más alta de vacunación contra el coronavirus de los países grandes de Europa, España se libró de la nueva ola de covid-19 que afecta al continente.

De ser uno de los países más castigados durante la etapa inicial de la pandemia, ahora tiene una de las tasas de infección más bajas, con 63 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

Esta tasa es dos veces más eficiente que la de Italia, seis veces mejor que la de Alemania y 12 que la británica, según un balance de Daniel Silva, de AFP.

El presidente del gobierno español Pedro Sánchez dijo este miércoles 11 de noviembre que la evolución de la pandemia era “positiva”. Aseguró que existen  “motivos más que suficientes para sentirnos orgullosos”.

La tasa de vacunación es realmente alta. Alrededor del 79% de la población española está totalmente inmunizada. En Alemania y Reino Unido la cifra es de 67%.

Primero los mayores

Si bien el índice de vacunación es sólo levemente superior al de Francia e Italia, España tiene una proporción superior de ancianos vacunados, el sector más vulnerable.

Así, un 99% de los mayores de 70 años están totalmente vacunados en España.

Ello ocurre porque apenas hay reticencia y porque la vacunación se hizo por grupos de edad, empezando por los más mayores.

“Esta priorización que se dio en España hizo que al principio la vacunación fuera más lenta. Pero a la larga se ha visto que tiene efectos mejores”, explicó Iñaki Comas, del Instituto de Biomedicina de Valencia.

El clima templado de España ayuda también a contener el virus porque favorece los encuentros en el exterior, en vez de en lugares cerrados, añadió.

Y aunque los límites de personas en encuentros sociales se eliminaron hace un mes y los establecimientos de ocio nocturno están totalmente abiertos, las mascarillas siguen siendo obligatorias en lugares públicos cerrados.

Tres factores de riesgo

Sin embargo, la llegada de un clima más frío, el hecho de que la protección proporcionada por las vacunas Covid parece disminuir con el tiempo y el riesgo que suponen las nuevas variantes significa que las infecciones probablemente aumentarán.

“Estos tres factores son un caldo de cultivo muy bueno para el coronavirus”, añadió Comas.

César Carballo, doctor en urgencias del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, coincidió en que las infecciones aumentarán con el frío y el traslado de la vida social a los interiores propio del invierno.

“Cuando llegue el frío y las noches sean más oscuras, vamos a meternos en espacios cerrados. Y el virus se propaga ahí”, estimó.

El Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington prevé que en España se produzca un aumento de las infecciones durante la segunda quincena de noviembre, que se disparará en diciembre antes de alcanzar un máximo a finales de año.

De todos modos, para Comas, “las incidencias pueden ser altas pero, si la gente está vacunada y no generan una enfermedad grave, no es un problema”.