Fuerte represión impide llegada de Guaidó a La Florida

La represión de los cuerpos de seguridad del régimen de Nicolás Maduro fue la protagonista en la concentración que se realizó en los alrededores de la iglesia de La Chiquinquirá, ubicada en La Florida, impidiendo una vez más que Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países, cumpliera con lo planteado en su agenda.

Fuerte represión impide llegada de Guaidó a La Florida

Veronica Renaldi, residente de la zona, comentaba a El Estímulo con gran emoción que Guaidó estaría presente en la protesta que se estaba llevando a cabo en esta localidad. Explicó que las expectativas entre los vecinos eran altas porque en enero pasado iban a recibirlo en un Cabildo, pero no llegó a pesar de que las personas estaban concentradas.

«Las personas se molestaron mucho. Hicieron comentarios como ‘ya es suficiente’, que cómo era posible que los dejaran plantados», dijo Renaldi recalcando que el político estaba en deuda con ellos y que estaban esperando desde hace mucho tiempo este encuentro.

EE-01.05.19-Operacion Libertad - Gustavo Vera-4

Sin embargo, este 1 de Mayo no pudo ser el escenario para que Guaidó y La Florida se reencontraran. Los cuerpos de seguridad reprimieron con bombas lacrimógenas y perdigones al grupo de manifestantes entre los que había un gran número de personas de la tercera edad y niños.

EE-01.05.19-Operacion Libertad - Gustavo Vera-6

A pesar de que los manifestantes que se encontraban en la protesta esperaban a que la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) se retirara para volver a organizarse en una concentración pacífica, los efectivos volvían para reprimir. Esto ocurrió al menos tres veces hasta que los vecinos, de forma organizada, decidieron mantenerse en el lugar a pesar de los gases.

Ante esto hubo enfrentamientos entre los cuerpos de seguridad y los manifestantes, provocando que los represores tuviesen que retroceder en varias ocasiones. De igual forma, este altercado no fue tolerado por todos los presentes. La señora Ana Bordones explicó a El Estímulo que sus vecinos tuvieron que huir porque «no soportaban el gas lacrimógeno».

«Yo superé un cáncer para la gloria y honra del Señor, estoy de nuevo haciendo el apoyo y el aporte porque siempre he sentido en mi corazón una vocación de servicio y esto lo hago por mis alumnos, lo hago por todos los que han caído, por los presos políticos, mujeres que solamente por escribir un tweet están presas en esas mazmorras del régimen, lo hago por Oscar Pérez, lo hago por Neomar, lo hago por aquel niño de la Orquesta Juvenil que falleció en manos de este régimen de Nicolás Maduro y sus secuaces».

 

 

La represión se mantuvo por varias horas hasta que finalmente la GNB se retiró del lugar. Esto, según los manifestantes que quedaban, ocurrió para que los efectivos dieran asistencia a los represores que se encontraban en Altamira.

Ramos Allup, del amor al odio

Como antesala a la llegada de Guaidó, varias personalidades políticas dieron unas palabras a los presentes entre las que hubo análisis de los hechos ocurridos este martes, discursos que buscaban motivar a los vecinos.

Todos recibían aplausos y gestos de ánimo, pero este no fue el caso para el diputado por la Asamblea Nacional (AN), Henry Ramos Allup. Desde que inició su alocución hubo gestos de desaprobación por parte de los presentes, algunos pitaron, otros inclusive vociferaron palabras ofensivas. El discurso duró poco menos de cinco minutos.

En el año 2016, al asumir la presidencia de la AN, Ramos Allup se encontraba al tope de las encuestas como el político con mayor aprobación en Venezuela.