La Copa América 2021 se disputará en Brasil, fin de la novela

La Copa América 2021 estaba prevista para jugarse en Colombia y Argentina, pero las sedes fueron derrotadas por protestas sociales y por la pandemia de covid-19. Ahora se disputará finalmente en Brasil entre el 13 de junio y el 10 de julio, anunció este lunes la Conmebol.

La Copa América 2021 se disputará en Brasil, fin de la novela

“¡La Conmebol Copa América 2021 se jugará en Brasil! Las fechas de inicio y finalización del torneo están confirmadas”, escribió la Conmebol en su cuenta de Twiter.

Se espera que en las próximas horas, la Conmebol anuncie las sedes y las fechas del centenario torneo de selecciones.

Según un comunicado oficial de Conmebol,  la decisión fue adoptada este mismo lunes, luego de la aprobación del gobierno brasileño al pedido formulado por la Confederación Brasileña de Fútbol.

“El presidente de la CONMEBOL, Alejandro Domínguez, contactó al presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol, Rogério Caboclo, para evaluar la posibilidad de que Brasil albergue la totalidad de los partidos de la CONMEBOL Copa América 2021”, dice el texto.

“El presidente Caboclo conversó con el Presidente de la República del Brasil, Jair Bolsonaro, quien apoyó la iniciativa de inmediato, con el aval del los ministerios de la Casa Civil, de Salud, de Relaciones Exteriores y de la Secretaría Nacional de Deportes”.

El Brasil cuenta con una gran experiencia en la organización de eventos deportivos de primer nivel, con la realización de la Copa del Mundo FIFA 2014, la Copa del Mundo FIFA Sub 17 del 2019 y la CONMEBOL Copa América 2019, entre otros, destacó.

Revés para Argentina y Colombia

El domingo, la Conmebol decidió que la Copa América no se juegue en Argentina, debido a la intensa ola de contagios del covid-19 por la cual el gobierno exigió el cumplimiento de un muy estricto protocolo sanitario.

Hace 10 días había decidido también cancelar la sede de Colombia a causa de un estallido social con saldo de decenas de muertos. Era la primera vez que el más antiguo torneo de selecciones del mundo se iba a realizar en dos países en simultáneo.

El jefe de gabinete del gobierno argentino, Santiago Cafiero, explicó este lunes que “con tantos casos nosotros no podíamos llevar adelante una organización de estas características”.

“Argentina tenía un compromiso y tratamos en todo momento de sostenerlo pero la realidad epidemiológica lo impidió”, afirmó Cafiero en rueda de prensa

Argentina registra casi 3,8 millones de infecciones con más de 77.000 fallecimientos, y en las últimas semanas ha anotado entre unos 21.000 y 40.000 casos diarios, un cuadro sanitario que el gobierno considera el peor desde que se inició la pandemia. El promedio de muertes alcanza a casi 500 por día.

“Se trabajó con las autoridades de la Conmebol en distintas posibilidades y escenarios. Pero todo estaba sujeto siempre a algo que excede a la organización del torneo y que tiene que ver con el aumento de casos, con cómo sigue golpeando la segunda ola de contagios”, dijo Cafiero.

Historia corta

Inmersa en una profunda crisis social, con decenas de muertos, Colombia pidió el 20 de mayo aplazar la realización de la Copa – con inicio previsto para el 13 de junio- hasta “finales de este año”.

Mientras fuertes disturbios golpeaban Bogotá, Medellín y Cali, previstas para ser sedes de la justa, el gobierno colombiano pedía que se contemplara el cambio para poder “realizar este evento de la mejor manera posible con hinchas en los estadios”.

La Comebol respondió de inmediato el pedido de Colombia, se negó a aplazar el inicio del torneo y le quitó la co-organización del centenario campeonato sudamericano de selecciones.

El rector del fútbol sudamericano se negó a escuchar el pedido de los cafeteros de postergar por segunda vez el evento y anunció que el torneo seguía firme en Argentina, mientras se trabajaba en una relocalización de los partidos que iban a disputarse en jugarse en suelo colombiano.

Hasta este momento, Argentina aparecía como firme candidato a ser única sede de la competencia.

30 de mayo- Adiós Argentina

El domingo, a dos semanas de su inicio, la Copa sufrió otro duro golpe. Argentina, la casa de Lionel Messi, también quedó fuera de la organización del torneo.

Conmebol apeló a la intensa ola de contagios de covid-19 que afecta al país, y el estricto protocolo sanitario que exigió el gobierno de Alberto Fernández para permitir el desarrollo del evento en el país, para justificar su decisión.

Sin sede para la Copa, el rector del fútbol sudamericano se embarcó en una nueva carrera por concretar la sede y reacomodar el fixture del torneo que disputan los diez clubes de Sudamérica del 13 de junio al 10 de julio.

31 mayo – Brasil, la sede menos pensada

En medio de una ola de rumores que colocaban al certamen en Chile, Estados Unidos y hasta Catar, Conmebol sorprendió este lunes: La Copa América se juega en Brasil.

Con más de 450.000 muertos y 16,5 millones de contagios por el covid-19, Brasil no figuraba en el mapa de los aficionados del fútbol para recibir la Copa apenas dos años después de organizar la edición 2019.

El vigente campeón del torneo tendrá ahora la responsabilidad de albergar en medio de la pandemia una nueva edición de la Copa, completando así una seguidilla inigualable de grandes eventos que comenzó en 2014 con la organización del Mundial de fútbol, continúo en 2016 con Río de Janeiro como sede de los Juegos Olímpicos y en 2019 con la realización de la pasada Copa América.