<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

La Cruz del Ávila: Una historia que define la Navidad

Las luces y cortinas de las habitaciones de los primeros 14 pisos del Hotel Humboldt en 1963 dieron forma por primera vez al símbolo que para muchos caraqueños marca actualmente el inicio de la Navidad, la Cruz del Ávila. El norteamericano Ottomar Pfersdorff es el responsable de esta idea que superó el debate en el que también se propuso arbolito y estrella. Sin embargo, por motivo a su representación universal, la opción ganadora es la que se conoce en el presente e ilumina todos los diciembres el país.

La Cruz del Ávila: Una historia que define la Navidad

Casi 30 años trabajó en la Electricidad de Caracas como ingeniero en el Departamento de Producción y el ícono perduró en su cabeza casi la mitad de ese tiempo hasta que finalmente se materializó. Aquella obra arquitectónica de Tomás Sanabria que formaba parte del plan para enlazar la capital con el Litoral se recreó como la imagen del cristianismo para anunciar la pascua desde el pulmón de la ciudad.
Aunque no apareció en las primeras planas de los periódicos porque los medios de comunicación estaban enfocados en las elecciones presidenciales en las que triunfó Raúl Leoni, un sueño se hizo realidad y una tradición empezó en Venezuela todos los 1°de diciembre a las 6:00 pm.
Hotel Humboldt
No obstante, el costo para el edificio era muy alto y una nueva locación tuvo que ser asignada. Entonces, Venezolana de Televisión (VTV) prestó su antena de 30 metros de alto por 20 de ancho ubicada en Los Mecedores y 120 lámparas fijas y cuatro de destello encendieron la Navidad en 1966. Poco después se suma a este ritual una nueva costumbre, la selección de un niño para que prendiera el botón desde la sede de la empresa en San Benardino.
El honor lo tuvo en 1969 Ibelice Margarita Díaz, alumna de la unidad educativa Juan Antonio Pérez Bonalde de Catia. Para la escogencia de estos personajes, la institución realizó un concurso entre hijos de los empleados y colegios públicos del Distrito Capital para finalmente darle la oportunidad al más destacable. Este hábito sigue vigente.
Ibelice Martinez
Pero dicha locación no alcanzó ni sus 20 años. Se discutió que la cruz no era muy visible por la neblina, otros que el canal ya no podía disponer de su antena para este servicio y además, que la Electricidad ya debía poseer su sitio propio.
Se alza entonces en el cerro Papelón a 1.530 metros sobre el nivel de mar en 1981 la más grande de las tres cruces, la que hoy en día todos los capitalinos pueden visualizar. Un equipo experto de ingenieros diseñó e instaló en apenas dos meses este símbolo navideño que tiene 37 metros de largo y 18 de ancho.
1981
1981 cruz
Una de las integrantes de este grupo, Xiomara de Meignen, recuerda cuando en octubre le dieron la noticia de la creación de una nueva cruz. «Lo más complicado fue la instalación, pero gracias a Dios resultó exitosa y espero continúe así por más tiempo», explicó.
No sabe si agradecerle a la cruz, pero se siente bendecida por su esposo e hijos y además, por haber trabajado casi 25 años en la empresa.
Unos cuantos cambios
No solo fue aquel encendido de la palabra «Paz» el 1° de septiembre de este año 2016 durante una vigilia del oficialismo en Plaza Venezuela previa a una concentración que tuvo lugar en la avenida Bolívar de Caracas donde los seguidores del Gobierno ratificaron su respaldo a las políticas socioeconómicas el único cambio en las tradiciones de la Cruz del Ávila.
paz
No muy lejano, este mismo año, se interrumpieron las costumbres cuando por primera vez el presidente de la República, Nicolás Maduro, decidió adelantar la Navidad y con ello el encendido de la Cruz un 1°de noviembre. Una cruz, que tampoco mantiene el color amarillo original por el cambio de sus bombillos. En 2009, por motivo a la crisis eléctrica consecuencia de la sequía de la represa del Guri, el Ejecutivo Nacional cambió los 74 focos incandescentes y 2 luces destello por 144 bombillos ahorradores de luz blanca.
Las autoridades expresaron en su momento que el ahorro energético era de 75%, no obstante, expertos eléctricos dijeron que el cambio no fue muy grande y ahora la imagen no se aprecia tan nítida como antes.
Asimismo, por primera vez se encendió la luz en esperanza a la recuperación médica de un presidente. Ocurrió en febrero del 2012, cuando el difunto Hugo Chávez viajó a Cuba para una intervención quirúrgica por un tumor cancerígeno. Este hecho se repitió en enero de 2013 cuando nuevamente el exmandatario permanecía en el país caribeño y se iba a someter a su cuarta operación.
Al pie de la montaña
Este evento tiene 10 años siendo presenciado desde lo más cerca por el grupo Venezuela Trekking, quienes los primeros días de cada año realizan una excursión hasta la Cruz para presenciar el encendido. Su convocatoria normalmente está entre unas 70 y 100 personas, muchas de ellas vienen desde el interior del país.
Los montañeros suben desde tempranas horas de la tarde y esperan hasta el conteo regresivo para darle un saludo aventurero a la Navidad.
Un poco más de medio siglo tiene este ícono decembrino caraqueño, que a pesar de sus travesías y cambios no se esfuma de la mente de los venezolanos ni pudo tampoco desaparecer de la de su creador, quien no se sabe si por eso que llaman «mera casualidad» o una «bendición» o simplemente «la magia de la navidad» murió un 1° de diciembre de 1.995.]]>