<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

La cúpula talibana rechaza nuevo líder y anuncia una nueva elección

El Consejo Supremo de los talibanes rechazó hoy el nombramiento del nuevo líder del grupo, el mulá Ajtar Mansur, por considerar que fue nombrado «por una minoría» y anunció una reunión masiva para escoger a un jefe de forma democrática, según un comunicado atribuido por medios locales a la cúpula insurgente.«Su nombramiento se ha hecho en presencia de poca gente en base a intereses personales», indicó la cúpula talibana en su nota, distribuida a medios afganos y a la que ha tenido acceso Efe, y añadió que Mansur ha sido «impuesto» como nuevo jefe de la formación.

El Consejo o Shura criticó que esta elección no democrática va en contra de los principios del islam y llamó a sus filas a no dejarse «engañar por los enemigos» y evitar jurar lealtad a ningún líder mientras dura el periodo de luto por la muerte del fundador del grupo, el mulá Omar.

«El Consejo Supremo del Emirato Islámico (como se llaman a sí mismos los talibanes) y la familia del último Amir-ul Momineen (Príncipe de los Creyentes) tienen intención de invitar a una concurrencia de miembros del consejo, la ulema y figuras nacionales para tratar el nombramiento de un nuevo líder», indicó.

El Gobierno afgano anunció el miércoles el fallecimiento del mulá Omar en un hospital de Karachi (sur de Pakistán) en abril de 2013 y los talibanes lo confirmaron al día siguiente, aunque aseguraron que ocurrió en Afganistán y no proporcionaron una fecha.

Los talibanes anunciaron el viernes el nombramiento del nuevo líder.

En su primer mensaje a los talibanes, Mansur llamó el sábado a la unidad de sus filas, después de que proliferasen en los últimos días conjeturas sobre divisiones entre las diversas facciones para aceptarle como sucesor del mulá Omar. 

La población venezolana envejeció 20 años de golpe

En una especie de progeria sociodemográfica, la diáspora de los jóvenes ha provocado que el envejecimiento abrupto de la población actualmente haya llegado a niveles de edad que deberíamos haber alcanzado en el año 2040, según la encuesta Encovi 2020