<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

La de la foto con Deyna Castellanos es... ¿de verdad te importa?

Una imagen en sus redes desató lo de siempre: la avalancha de opiniones. Unas a favor, unas en contra, otras en son de burla, unas muy absurdas. En fin, lo usual. Todos asumen que Deyna Castellanos ha "salido del clóset", que ha mostrado a su novia en ese post, aunque no haya dicho nada. Y si es así, que sea muy feliz y siga reinando en las canchas

La de la foto con Deyna Castellanos es... ¿de verdad te importa?

Ni siquiera habría que escribir sobre estas cosas. Es su vida, su libertad, su sexualidad. ¿Qué te importa eso? El problema es esa percepción que nos han dado las redes: creemos que podemos opinar de todo y hasta impartir lecciones sobre cómo debería ser la vida de los demás. Es tan cómodo. Tan seguro: hablar de lejos, soltar cualquier estupidez. Deyna Castellanos puso una foto en sus cuentas de Twitter e Instagram y listo: todos a opinar.

En un repaso rápido abundan los «yo lo sabía» y las muestras de apoyo o de «no me importa, sigue jugando así». Y, claro, no podían faltar -aunque en menor cantidad- los homofóbicos, los «decepcionados», los del chistecito fácil y los del «eres chavista».

Deyna se muestra en una foto con otra mujer y la acompaña una frase: «The secret of happiness is freedom, the secret of freedom is courage». No dice nada más. No aclara, no proclama. Pero todo el que la ve asume de inmediato que ella es su novia, que Deyna «salió del clóset». Y así, la goleadora del Atlético de Madrid, la jugadora venezolana considerada como una de las grandes estrellas en la cancha y una de las mayores influenciadoras de la Primera Iberdrola (la Liga femenina), se convierte en noticia: «ay, Deyna es gay».

Y hasta alguien explica que ha presentado a «su novia» justo cuando se celebra el Día Internacional contra la Homofobia en el Deporte, el 19 de febrero. Gran gesto ese, si es que lo hizo con esa intención.

Deyna

Porque en realidad no sabemos si es su novia o no. Ni quién es. Hay pistas, sin embargo: a partir de un intercambio de mensajes en el post de Instagram se deduce que la chica que la acompaña es la cantante -y guitarrista- de un dúo español llamado Cosas, que hace una especie de pop melancólico y tiene cinco canciones montadas en Spotify. Su cuenta personal es privada y la de la banda solo tiene 334 seguidores -Deyna, entre ellos- y en ninguna informan sobre los nombres de quienes conforman el dúo Cosas. Y quizás sea mejor así.

Si acaso es su pareja, quizás lo mejor sea protegerla de la jauría de las redes: de ustedes, de nosotros. Al menos por ahora.

Sputnik V: El segundo cargamento está en Venezuela

La entrada de este cargamento de Sputnik V al aeropuerto internacional de Maiquetía ocurre el mismo día que la pareja presidencial se vacunó. Antes de inyectarse la primera dosis, en horas de la mañana, el líder chavista afirmó frente a los medios del Estado: "Estoy cumpliendo con el pueblo".

Conatel clausura emisora Selecta 102.7 ubicada en Zulia

El cierre de esta emisora se suma a las 18 que el Estado venezolano cerró durante 2020, según los datos de la ONG Espacio Público. Solamente en 2020, IPYS contabilizó 325 atropellos contra trabajadores de la prensa en su informe anual, titulado "El virus de la censura"